Análisis: Stranglehold (Xbox 360)

null

Nuestro colega John Woo abandona Hollywood por un momento para regresar a sus orígenes hong-kongnienses y traernos una secuela de un filme de culto, Hard-Boiled (Hervidero), en forma jugable. Y si Woo vuelve a los orígenes quiere decir una historia cargada de venganza, con mucha acción, más sangre, miles de balas y chinos que mueren a tutiplén. Y eso es Stranglehold, un juego de acción repleto de ritmo donde no tienes que preocuparte de pulsar un botón para abrir una puerta, ni siquiera para recargar, ni mucho menos comerte la cabeza para descubrir cómo llegar a la salida. Tan sólo sobrevivir, que no es poco.

El Inspector Tequila, al que el actor Chow Yun Fat ha prestado cara y movimientos, se presenta igual de chulo y fuera de ley que en la película en su afán por vengar la muerte de un policía de narcóticos. Bastante bien en la recreación facial y más divertido de ver en los múltiples extras que vamos desbloqueando según completamos el juego en forma de making of.

Existen varios aspectos por los que la obra de Midway destaca: es acción pura, es dinamita, es efectivo visualmente y entretenido de jugar. Las armas no se recargan, se entra automáticamente en bullet mode. Las bombas de Tequila superan la acción del libro de estilo que implantó en su día Max Payne y ofrecen espectacularidad y efectividad: zooms, ralentizaciones y otros efectos para acercarlo a las películas de yakuzas. Los escenarios destructibles ayudan lo suyo y ver como la viga tras la que buscamos refugio se va haciendo añicos no tiene precio. Como en todo en la vida hay un lado negativo y es que a algunas animaciones, giros de cámara y tránsitos les falta fluidez y que ciertos momentos sobre raíles no están optimizados al máximo. Con todo, los puntos positivos superan a los negativos.

La ambientación de la ciudad de Hong-Kong, con sus bares, casinos, mercados clandestinos, museos y, por encima de todo, sus neones, roza la altura de lo sublime, a pesar de que el concepto exploración no se tuvo en cuenta a la hora de diseñarlo. Es absolutamente lineal y prefijado, cierto, pero no por ello deja de ser entretenido.

Stranglehold ha sido criticado masivamente por su duración, como único pero posible. Sinceramente, su longevidad es aproximadamente la misma que cualquier título de acción del mercado, superior a Gears of War, of course, y porque su multijugador es parco en modos, únicamente deathmatch individual y por equipos. Pero seguro que muchos de vosotros preferís echar un polvo furtivo con la Bellucci o el Clooney que pasar un fin de semana con la madre de un amigo. Que no os echen para atrás. Stranglehold es un título que se merece al menos que lo pruebes. Es el típico caso en el que puedes decir, esto no me gusta o esto lo mejoraría, pero que como tengas la oportunidad te lo fundes sin respiro. Y es que a veces se valora mejor con el corazón que con la cabeza…

Imágenes

nullnull

null

null
null
null
null
null

Trailer

Web oficial
Stranglehold

  1. Desde mi punto de vista, Strangelhold es un juego excelente: sin complicaciones, directo y entretenido. Acción pura y dura que nos harán pasar un buen rato delante de nuestra consola (algo cada vez más difícil de encontrar). Gráficamente cumple su cometido, sin excederse, pero con algunos detalles bastante efectivos. Quizás sea corto, pero más lo es GOW y éste está considerado como uno de los mejores juegos de Xbox.

    El juego da lo que realmente ofrece, y no es otra cosa que la visión cinematográfica de John Woo trasladada a un juego: cine de acción sin concesiones.

    Estoy de acuerdo con Toño en que al menos es un juego que deberiais probar, sin ningún tipo de prejuicios y con la única idea de pasar un buen rato. Por cierto Toño, excelente análisis, como es habitual en tí.

  2. A mí este juego me aburrió soberanamente…siempre saltar y disparar, saltar y disparar. Los gráficos tampoco eran nada del otro mundo, y el online penoso. Vamos, juego para olvidar. El GOW no es más corto que este, bueno si se juega en modo facil si, porque es sencillisimo terminarselo, pero en modo normal, igual que cuando jugé al strangerhold, se me ha hecho más largo el GOW.

Deja un comentario