Aventuras y desventuras de un periodista de esto de los marcianitos 5: Cubriendo un evento (I)

Relatos de ficción inspirados en algo parecido a la realidad

Los eventos son casi iguales a las demás fiestas que organizan las compañías. Hay comida, alcohol, azafatas con poca ropa y RRPPs que sonríen más que el payaso de Mikolor. No digo videojuegos porque no en todas las fiestas de promoción hay videojuegos, pero tal y como van los invitados en esas ocasiones, aunque la gente jugara no lo recordaría al día siguiente.

Las diferencias son las siguientes:

1. No te emborrachas de buenas a primeras. Hay excepciones, claro, sobre todo en la prensa francesa y española.
2. Va mucha más gente.
3. Hay menos comida. Consecuencia del punto 2.
4. Los desarrolladores que acuden y que hablan contigo hablan de juegos. A no ser que sean parte de las excepciones del punto 1.
5. Las azafatas llevan aún menos ropa.

Y la más importante, o por lo menos la que más me jode.

6. Se supone que vas a escribir algo sobre el evento.

Y es que si vas a un X0-lo-que-sea, presentan el Halo 4 y tú no escribes ni una linea, como que quedas un poco mal e igual no te vuelven a invitar al año siguiente. A no ser, claro que curres en La Vanguardia o en El Periódico de Cataluña. En ese caso casi que te suplicarán que vuelvas al año siguiente a ver si en esa próxima ocasión sí que hay algo que te sirve como inspiración para escribir una exigua columna en un periódico de tirada nacional. Y es que los medios generalistas son las niñas mimadas de los RRPPs de videojuegos…

Lo mejor de los eventos son las anécdotas. Me acuerdo de un año en el que estaba cenando en una mesa con un montón de gente que no conocía, pero tampoco me importaba, la barra libre había hecho sus efectos. Pero bueno, tras los chupitos me puse social – es lo que tienen – y me interesé por la gente que tenía al lado. Levanté la vista del horrendo centro de mesa, y le pregunté al de al lado, que parecía ir peor que yo, quién coño era. Se me quedó mirando y a continuación empezó, más o menos una conversación como la siguiente, eso sí, en inglés de primero de ESO:

– ¿Qué tal?
– Yo Richard ¿Eres de prensa o qué?
– No, yo actually hago juegos. Soy el director de GOW.
– Ahh… Entonces eres Cliffy B. – me quedo pensando mirándole el pelo – Pensaba que eras más rubio.
– No, no. Soy David Jaffe. Gears of War no. GOW. – en este momento ya le tengo clinchado, porque se está partiendo cosa mala.
– No te pillo… ¿GOW no es Gears of War?
– No, bueno… Igual también, pero yo soy el director de God of War.
– Hostia, tú eres el que la pilló bien pillada en la mansión playboy.
– Sí, ese también soy yo jajaja – El tio ya lloraba de la risa.
– Tio, tú molas mazo, en serio.
– Jajaja En serio, me gustaría que mis jefes pensaran igual.

Tras eso, David Jaffe y yo establecimos una conversa trascendental sobre PlayStation 3, el Blu-Ray, lo mucho que mola el GTA, lo buena que está la novia de CliffyB y lo hijoputa que es Kutaragi, todo por este orden. Parecíamos los mejores colegas del mundo, rajamos de todo y de todos durante un buen rato… Hasta que le solté que el God Of War me parecía una burda copia del Prince of Persia original fusionado con el Golden Axe y que no aportaba nada al género. Se me quedó mirando durante 2 minutos, se acabó su cubata de JB de un tragazo y salió del restaurante dirección a su casa – espero que pillara un taxi, porque iba de fino…

Al día siguiente, resaca al canto, claro. Cosas del destino, me tocaba entrevistar a David Jaffe, que llevaba unas gafas estilo Stevie Wonder y hacía ver que no se acordaba de mi. Es lo que tiene la cobertura de eventos. Todos somos muy profesionales.

Relatos anteriores:

  1. Pingback: David Jaffe bloguea chuzo at

  2. Pingback: ¿No decías que no volverías a postear? at

  3. Pingback: Aventuras y desventuras de un periodista de esto de los marcianitos 8: En busca de empleo | Akihabara Blues

  4. Pingback: Aventuras y desventuras de un periodista de ésto de los videojuegos 10: Sobreviviendo a los egos | Akihabara Blues

  5. Pingback: Aventuras y desventuras de un periodista de ésto de los marcianitos 11: Because the Night | Akihabara Blues

  6. Pingback: Aventuras y desventuras de un periodista de ésto de los videojuegos 12: Mi primera vez | Akihabara Blues

  7. Pingback: Aventuras y desventuras de un periodista de ésto de los marcianitos 13: Jessica Chobot y yo… y el quinteto titular de Los Ángeles Lakers | Akihabara Blues

  8. Pingback: ¿No decías que no volverías a postear? | Sexo Drogas y Videojuegos

Deja un comentario