Burnout Paradise Remastered, la excusa para volver al Paraíso

Ha llovido desde que Burnout Paradisehoy, sin ir más lejos – salió en el cada vez más lejano 2008. 10 añazos, una generación de consolas. Con el lanzamiento de este Burnout Paradise Remastered, Criterion y Electronic Arts recuperan el que quizá no sea la mejor entrega de la franquicia, pero seguramente sí que sea la más palomitera.

En esta remasterización, el objetivo se cumple: permitir que los poseedores de PS4 jueguen a un título que sigue siendo tremendamente divertido. No estamos ni mucho menos ante un remake estilo el fastuoso Shadow of the Colossus – son casos absolutamente diferentes, el original se sigue viendo espectacular y su propuesta visual sigue vigente – pero los 60 fps se notan.

Así, Burnout Paradise Remastered puede disfrutarse sin que sus responsables hayan tenido que reinventar los gráficos. El juego de Criterion, por cierto, viene cargado con todos los DLCs y actualizaciones que salieron en su momento, es capaz de entretener. Y mucho. En la web oficial tenéis información de todos los cambios.

4K&60fps

Para mi es evidente que el juego original, si se hubiera relanzado en PS4 tal cual, hubiera tenido mucho atractivo, pero el plus que le da la remasterización le da un pequeño empujón a nivel de márketing y cierta entidad que lo convierten en bastante más apetecible para aquellos que cuenten con una PS4 Pro (o una Xbox X) con su correspondiente televisión 4K para poder disfrutar de tamaña resolución acompañados de unos 60fps que le vienen como anillo al dedo.

Desbloquear los secretos de la ciudad Paraíso, disfrutar de su impresionante banda sonora, hacerte con un garaje repleto hasta los topes de vehículos – hay hasta 100, incluyendo tributos al coche de Los Cazafantasmas o al Coche Fantástico

Las virtudes del Burnout Paradise original eran muchas, y aunque hoy en día el componente de Mundo Abierto no impacte en un juego de estas características, lo cierto es que su espíritu endiabladamente arcade, combinado con unos trazados ideados para fundir el pedal del acelerador, lo convierten en una propuesta sumamente atractiva para los que estamos cansados de tanto simulador exigente.

Burnout Paradise Remastered es un juegazo, como ya lo fue el original. Quizá el precio de salida (alrededor de 40€) te tire para atrás, pero su propuesta es a prueba de bombas. De ti depende decidir si es lo que estás buscando en estos momentos.

  1. Me tienta rejugarlo en One X y verlo en 4k/60, pero creo que se han pasado un poco con el precio, sobre todo para no tener mejoras visuales más allá del reescalado y los frames (que eso realmente no lleva tanto trabajo).

    Esperaremos a la correspondiente bajada de precio (me da que no va a tardar mucho).

    • Yo le di mucha caña en su momento (me saqué hasta el logro de todas las carreteras), pero a día de hoy me da pereza. Cuando baje de precio, que coincido en que no tardará, seguramente me lo pille para la colección.

  2. Si fuese BurnOut 2 Point o Impact caerían para todas las plataformas que saliese, o incluso el Takedown, pues caería seguro. El Paradise perdió parte del atractivo de la saga BurnOut original… no me interesa.

    • Ya te digo, cualquiera de esos dos caerían fijo.

      El Point of Impact y el Takedown los tuve en PS2 y me encantaron. Incluso el Revenge, que lo tuve en 360 y llevo tiempo buscándolo pero no lo encuentro (y me acabo de dar cuenta de que no lo tengo puesto en la lista de los que busco en el foro, juas).

      Estaría muy bien que sacasen un recopilatorio o remakes por separado para las consolas actuales. Pero le di mucha caña al Paradise, que a mí sí me gustó mucho.

  3. Por cierto, Kris, si lees esto:

    el wordpress está petando cosa mala… quise dejar un comentario en el análisis del Shadow of the Colossus como SEIS VECES y de ninguna de ellas funcionó. Hace como que carga el comentario, vuelve a cargar la página y… no aparece xD

  4. “Ha llovido desde que Burnout Paradise – hoy, sin ir más lejos – salió en el cada vez más lejano 2018. 10 añazos, ” Ergo vivimos en el 2028…

Deja un comentario