Candidato a GOTY 2018: Spider-man

Una fórmula conocida, aplicada a un héroe diferente, ha dado el mismo resultado, un gran juego. Spider-man toma muchos elementos vistos en la serie Arkham e Insomniac los ha aplicado de tal manera, que nos ha entregado una de las mejores experiencias jugables y narrativas de 2018.

Spider-man

Todo se basa en el ritmo

Lo que más me ha gustado de Spider-man ha sido la manera como cuenta su historia. Un título de mundo abierto que sabe dosificar muy bien sus actividades. A pesar de que la ciudad de Nueva York se encuentra disponible desde el inicio, son nuestras acciones las que abren más posibilidades en cuanto a jugabilidad e historia. El juego va a su ritmo y cada sorbo sabe mejor que el anterior.

Como lo mencionaba, toma muchas cosas de la serie Arkham de Batman, como la participación de varios enemigos, la progresión del personaje, la libertad del escenario y los coleccionables. Pero Insomniac ha logrado encajar esos elementos de manera magistral, sacando todo lo oscuro del caballero de la noche y llenándolo con la actitud relajada y juvenil que maneja Peter Parker.

Be a hero

Lo mejor que tiene Spider-man es que te hace sentir como un héroe. Somos el poderoso hombre araña y a la vez llevamos esa compleja doble vida de su personaje. Nada mejor que explorar a punta de telaraña todos los rincones de esa espectacular ciudad. Acercarse a las personas, detener el crimen y luchar contra supervillanos. Desde hace muchos años un juego no me daba esa sensación.

Además vamos progresando a la par con el personaje, sus habilidades, trajes (el hecho de conseguirlos a través de misiones y retos es excelente) y la oportunidad de salvar una ciudad que cambia con nuestras acciones, es bastante gratificante. Lo de Insomniac games es de admirar, no fue solo tomar una fórmula y aplicarla a un nuevo personaje, sino adaptarla de tal manera que pudieron entregarnos la mejor experiencia posible en todos sentidos y por eso es uno de mis candidatos a mejor juego de 2018.

Deja un comentario