Crónica de la Presentación Oficial de PlayStation Move en Madrid

null

Comienza fuerte la semana “presentacional”, con la puesta de largo de PlayStation Move en Madrid (en Barcelona ya se enseñó). La cita era en la comercial calle Serrano, que con las obras que alberga, el camino hasta la tienda Sony Style parecía más un campo de batalla. (He sido flanqueado por dos sierras radiales de las de adoquines, horrible el ruido.)

Con unos 15 minutos de retraso, y tras alguna puya a Kinect por parte del representante de Sony, subía al escenario el invitado estrella, Richard Marks, creador de EyeToy y uno de los responsables del actual Move. A pesar de que habían prometido presentarlo de una manera distinta por lo especial del producto, la sesión se limitó a una serie de demos, turno de preguntas, y finalmente prueba de algunos títulos. Estas demostraciones incluían pintura (en la que la bola del mando indica el color seleccionado), paliza a un maniquí, los brazos de robot (pseudo-tracking del cuerpo), y otras. Las características del conjunto no dejan de ser interesantes: PS Eye “ve” rápidamente los Moves que aparecen delante de ella, y el control, al menos en las demos mostradas y probadas, sí es 1:1.

null

Destacaron las demos del escritorio virtual, en el que después de deformar y colocar (lo que llaman nuevo multitouch) las imágenes (u otros objetos) como queramos, podemos usar uno de los mandos para dirigir la cámara, es decir, vemos lo que vería el Move; otra muy curiosa fue la del simulador de camaleones (resultado de la gran afición de un miembro del equipo a estos animales), en la que movíamos las patas delanteras con los mandos para agarrarnos a las ramas, y presionando uno de los botones podíamos usar ambos pads para dirigir los dos puntos de vista, ya que como sabéis, estas criaturas mueven los ojos de manera independiente. Otro uso interesante fue como las herramientas de un escultor, pudiendo modificar formas geométricas a nuestro antojo, para por ejemplo simular las muescas, roturas y manchas de sangre que tendría una espada tras muchos combates.

null

Pasando ya al turno de preguntas y respuestas, Richard confesó que hasta hace poco tiempo la tecnología usada no estaba suficientemente desarrollada y al precio adecuado; en clara referencia a Kinect, dijo que consume muy poca CPU, por lo que su uso en los juegos no supondrá un impacto negativo. Preguntado por qué aporta sobre los equivalentes en Wii y Xbox 360, Marks cree que Move une lo mejor de ambos: sensores y pad (wiimote) y cámara (Kinect). Esto es algo con lo que no se puede estar en contra, siendo sinceros. Declaró que aunque querían usar solo la cámara, y estuvieron trabajando en ello, descubrieron sus limitaciones (reconoció que les paso con EyeToy) y decidieron añadir el mando. Antes he usado la expresión pseudo-tracking, y no deja de ser correcta puesto que de momento solo se basan en la posición de las manos y la cabeza para deducir el resto del cuerpo, aunque están trabajando en ampliarlo, según comentó.

Ya sabéis que a mi me gusta meter el dedo en la llaga, y más en situaciones tan bochornosas, por lo que pregunté si está contemplado, o si directamente era posible, solucionar vía actualización del firmware la incomoda limitación de dos juegos completos de mandos (Move y navegador) para el multiplayer. Richard salió por la tangente de manera poco sutil, viniendo a decir que el joystick siempre será opcional, y que se se puede sustituir usando el Dual Shock apoyado en la rodilla. Vamos, que pasó de contestar; igual que reconozco el gran resultado del mando principal, como leeréis a continuación, no puedo dejar de decir que esto me parece un error garrafal, y la actitud de Sony dando largas resulta propia de niños.

null

Después le preguntaron por la opción de guante que se barajó, pero que se descartó porque creían que no iba a gustar a los hardcore. Aun así, la propuesta era muy interesante, ya que podía ofrecer tracking para los cinco dedos (imaginar las posibilidades). En el producto final se decantaron por la mejor combinación de simplicidad y eficacia, y no buscaban crear un accesorio más: PlayStation Move se sitúa al mismo nivel que el Dual Shock 3 como interfaz de PS3 y tendrán la misma importancia.

null

La presentación de Richard terminó, y mientras la gente asaltaba el catering, yo decidí catar los juegos disponibles (aunque descubrí grandes novedades en el campo del pienso para presentaciones). Había tres títulos: SingStar Dance, Start the Party! y Sports Champions. Al primero ni me acerqué no fuera a ser que se me pegara la casualidad, por lo que me fui a por el de deportes. El único que había habilitado (o eso parecía) era el de combate a la romana. Tengo que decir que la respuesta era perfecta, calcando los movimientos que yo hacía con la espada, y detectando el golpe al adversario. La mayor limitación era tener que presionar el botón Move (acabo de bautizarlo) para usar el escudo. Por cierto, ya le he pillado el truco: si repites rápidamente un movimiento, el rival siempre se lo come.

Después quise probar Start the Party!, pero el mueble que elegí no funcionaba bien, ni siquiera tras calibrar el mando. Es de suponer que se debía a que la cámara se volvía loca con las lamparitas de colores simulando el Move que se habían colocado, porque en otro de los puestos (ocupado) el mando respondía perfectamente.

null

Así que tras aprovisionarme bien (buenos dulces y la increíble mini-hamburguesa brownie, +1000 para Sony), emprendí el camino de vuelta. Mi opinión sobre el cacharro es que realmente funciona como método de control 1:1, aunque no me parece tan cómodo como a Norrit: los botones de acción son pequeños, y de estos, los superiores quedan un pelín alejados del pulgar; del Select y el Start laterales mejor no hablo… Solo se salvan de la quema los R, al estar colocados como gatillos.

Además, la citada (y vergonzosa) limitación de dos juegos completos de Move y navegador debido a la falta de canales Bluetooth me parece que jugará en contra de todos (desarrolladores y usuarios) de cara al multiplayer. Que solucionen ese problema, o que permitan conectar ambos mandos con un largo cable USB, pero que no lo dejen así, hombre.

Otro asunto polémico es la confianza que tiene Sony en que en todas las casas se compren al menos dos Move para dos jugadores, y que así una persona pueda usar ambos en ciertos juegos. Vamos, una excusa barata para hacernos comprar cuantos más mandos, mejor. Y no debemos olvidarnos de la resolución VGA de PS Eye: cuando se muestra la imagen que captura como fondo del juego (como ocurre en el Start the Party!), el grano y el ruido de la misma es considerable. Esto desluce completamente el conjunto PS3 y TV FullHD o HD Ready.

Acabando ya, agradecemos a Sony la invitación para probar este prometedor (pero incompleto) proyecto.

null

Kit completo cimbelshock

PD: Psss, señores de Sony que ponen los precios, ¿qué tal un pack con ambos mandos y sin cámara para los que ya la tenemos? ¿50 €? ¿Y con la estación de carga por 60? Y ya me sangran suficiente…

  1. Pingback: La precisión de PS Move en vídeo | Akihabara Blues

Deja un comentario