Cuando las 3D sólo son la guinda del pastel

Ya he probado la Nintendo 3DS. No sé qué esperaba del cacharro. Bueno sí: 3D sin gafas. Y hay que decir que el efecto está ahí. Pero es un efecto de mírame y no me toques, de no muevas la pantalla mientras juegues porque se va. De no muevas la cabeza porque se van las 3D. De descansar cada 30 minutos de juego porque hay que forzar más la vista que para verle el tanga a la que se sienta en primera fila en la facultad. Por fortuna, en la jugada Nintendo 3DS hay algo más que una ilusión óptica. Bastante más.




El efecto 3D mola. Pero es efímero. Da la sensación de que Nintendo, al conseguir un 3D sin gafas, tuvo la necesidad de ponerlo a la venta sin esperar a que fuera realmente estable, a pulirlo del todo. Las 3D que ofrece la 3DS son llamativas, sí. Pero, por mi experiencia hoy en el showroom de Prueba y Verás, el atractivo de la máquina es otro.

He de decir que la cosa ha empezado tirando a regular. He llegado y un ¿RRPP? más grande que The Rock me ha perdonado la vida y me ha dejado pasar tras un breve intercambio de nombres. Eso sí, se ve que no le ha gustado mi cara, porque la mochila que regalaban a la prensa y que me iba a entregar la azafata que ponía las pulseras se ha quedado en su sitio. “No, a este no se la des”. Igual se pensaba el colega que estaba sordo, pero vamos, que he flipado. Aunque teniendo en cuenta los presskits que se gastan hoy en día, casi mejor que no me haya dado nada: un viaje al contenedor que me ahorro.

Que conste en acta que el resto de personal contratado por Nintendo se ha portado a la perfección, de forma muy profesional. Es más, no he sido el único al que The Rock ha metido caña, porque le he visto soltando recaditos a los y las pobres azafat@s que atendían a los visitantes. En fin, que tiene que haber de todo en este mundo.

Si ya has asistido a una sesión de Prueba y Verás, ya sabes de qué va la cosa. Y sino, te recomiendo muy mucho que vayas si te coge cerca, porque merece la pena experimentar por uno mismo la portátil que se pondrá a la venta el 25 de este mismo mes y poder formarte tu propia opinión.

La primera media hora aprox. ha consistido en un repaso de las posibilidades del cacharroa cargo de uno de los simpatiquísimos azafatos. La toma de contacto con la pantalla 3D, la cámara de fotos 3D y las posibilidades de juego con la Realidad Aumentada – eso sí, matizadas por el hecho de que al mover la consola el efecto 3D se va a Cuenca – son características diseñadas para dejar con la boca abierta. La mía, eso sí, no ha tardado demasiado en volver a cerrarse. Lo que he tardado en perder el enfoque con la pantalla. Porque para mantener el efecto 3D hay que enfocar mucho la vista, y cualquier movimiento puede enviar a tomar por c… la ilusión visual.

La ronda de testeo de demos ha consistido en ver el vídeo del Metal Gear, hacer el tonto y acariciar a un perro y un gato en Nintendogs, echar un par de partidillos al PES (qué cámara más horrible, por Seabass), echar un combate a Street Fighter IV con su molona perspectiva isométrica, probar la conversión de Zelda: Ocarina of Time y pegar unos cuantos tiros en Kid Icarus y en Resident Evil The Mercenaries.

Lo que más me ha gustado ha sido la enorme potencia gráfica del aparato. Más allá de las 3D, la Nintendo 3DS es mucho más potente que la Nintendo DS, aunque su apuesta jugable parece que será muy conservadora con respecto a su predecesora. Pero descubririr el impresionante apartado gráfico de juegos como Street Fighter IV o Resident Evil The Mercenaries corriendo en una máquina que exteriormente es muy parecida a la Nintendo DSi choca. Y mucho. Usar las 3D como reclamo era demasiado tentador, pero creo que la principal virtud de la 3DS es que conserva el espíritu de la DS pero con mucha más potencia.

Esperaba más de Kid Icarus con todo el ruido que está haciendo. Sobre todo me ha decepcionado su diseño on rails, con fondos que parecían pegatinas, como para facilitar el efecto tresdé, Ocarina para 3DS me parece una jugada fantástica a todos los niveles y Pro Evolution Soccer 3DS tiene potencial. Lo que no tiene es una cámara potable, porque usar la del modo Be a Pro está bien para realzar el efecto 3D, pero para jugar un partido 11 contra 11 donde se ponga la Wide… Alto, que igual se podía cambiar la cámara, pero yo no he encontrado la forma.

Nintendo 3DS está batiendo todos los récords de reservas y seguro que batirá otros tantos de ventas. Pero a mi su efecto 3D me ha impresionado bastante menos de lo que hicieron en su momento Nintendo DS y PSP. Porque el Wow Factor de las 3D está ahí, es innegable, pero se sujeta demasiado con pinzas, y eso tira para atrás, teniendo en cuenta que no es problema de los juegos, sino de la pantalla. Aunque claro, tras las 3D hay una Nintendo DS con muchísima más potencia bruta y eso es algo a lo que hay que estar muy atento.

Si quieres más impresiones con Nintendo 3DS, aquí y aquí tienes un par más.

  1. Vaya gilipollas el The Rock, no? Que pasa, que hay asistentes de primera a los que se les dan press kit, y de segunda a los que no? Joder. Pues vaya RRPP, hace el trabajo de puta madre, vamos…

    La maquinita pinta bien, pero el precio me parece excesivo, al menos para mi bolsillo. Lo malo, que conociendo a nintendo y las ventas que está teniendo en Japón, no bajará ni un céntimo hasta que no salga la 5ª versión de la 3DS, o ni eso.

  2. Creo que deberiamos ser mas criticos con estas cosas… si la principal baza por la que esta portatil puede ser interesante, es un mirame y no me toques (o una mierda pinchada en un palo, para entendernos), no se que pajas nos estamos haciendo.

    Si a 3DS le quitamos su “ilusion optica” (termino acertadisimo), nos queda una DS vitaminada y creo que a estas alturas de la pelicula a una consola hemos de pedirle algo mas, … un pequeño esfuerzo en ofrecer al usuario una experiencia con añadidos que no se limiten a un 20% de potencia.

    Ya lo comentamos en el podcast … el efecto llamada de esta consola, va a ser mucho mas efimero de lo que Nintendo cree, y por supuesto, infinitamente menor al que supuso Wii.

    No nos estamos dando cuenta que le quitamos protagonismo a los propios juegos si nos centramos en la forma de jugarlos, … nos quedamos totalmente estancados. Mirad si no los juegos del lanzamientos de la consola, y quitadles las 3d.

  3. La negrita… os la habeis dejado sin cerrar en algún lado del artículo 😉

    Por lo demás… a parte de haber tenido mala suerte con el azafato, más de lo mismo.

    En cuanto a lo que dice Roswell pues del todo cierto, porque lo tuve que experimentar en mis manos (y en mis ojos). Bien es cierto que todo lo que hay en el Prueba y Verás son demos sin acabar, pero si te das cuenta todo el mundo resalta los mismos títulos… y yo tengo bastante claro que no puedo comprarme esa consola si cada 30 minutos me acaban escociendo los ojos… porque para comprar una NDS vitaminada, por un lado ya tengo la NDS y por otro, ya tengo la PSP… asi que a mi personalmente, no me cuadra.

    Eso si, para el que no tenga ninguna de las dos… es compra recomendada. No por el 3D precisamente, sino porque es una consola en la que puedes jugar a todo el catálogo de NDS, que te va a dejar jugar a títulos retro de otras plataformas a través de su tienda online y porque los títulos exclusivos, a mínimo que se lo curren medianamente, serán gráficamente superiores (jugáblemente está por ver)

Deja un comentario