Diablo III: los problemas, al menos los suyos, crecen

Diablo III no levanta cabeza y, aunque ya lleva una semana a la venta, parece que le crecen los problemas. Graves incidencias de conexión a nivel mundial durante su estreno, mantenimiento de servidores europeos el primer domingo tras su puesta a la venta impidiendo la conexión de jugadores, desaparición de oro de algunos personajes, robo de cuentas, tener que volver a jugar la misma fase una y otra vez por no conectar, workarounds que te obligan a chatear para no perder la conexión… Todo esto pasando factura a su fan-base.

La lista de problemas parece no tener fin, y aunque Blizzard reacciona lo cierto es que el sistema seguro que obliga a estar conectado a Internet para jugar incluso al offline parece tiene muchas carencias y más efectos secundarios. Hay jugadores, como @Willorh, que se preguntan: ¿Me dejarán los servidores jugar, por fin, mañana? Y eso, si hablamos de un juego de más de 50 euros, me parece un atropello.

La culpa es de los ganchitos, que provocan intereferencias

    • Para mi todo es parte del mismo problema: lo de vender la obligación de estar conectado a Internet como una forma de garantizar la seguridad y blablabla les está saliendo fatal. Un tiro por la culata, vamos.

    • Sobre el papel, si funcionan, se pueden justificar (supongo), pero en la práctica traen más problemas que ventajas, al menos para el jugador.

      @willorh me está contando que la primera misión la ha hecho ya 7 veces por problemas de desconexión…

  1. Por no hablar de que con una semana el juego, ya están robando y dejando pj en ropa interior y con las arcas más peladas que las del Banco Nacional.
    Y lo peor a gente que usaba el autentificador oficial de Blizzard

  2. Pingback: Lanzada la beta de Torchlight II

  3. Pingback: Comparativa entre Diablo I y Diablo III

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 20 =