El mejor Sonic de la última década [Análisis PlayStation 3]

Hace 20 años, cuando era un crío de tan sólo 5 añitos, Nintendo dominaba la industria del videojuego con su consola NES y el juego Super Mario Bros y fue en 1991 cuando la compañía nipona presentó su nueva consola de 16 bits, la Super Nintendo, también conocida como “el cerebro de la bestia”. SEGA, cansada de permanecer siempre a la sombra pegó un golpe sobre la mesa lanzando su consola Megadrive y trató de hacer frente a la poderosa Nintendo. Sin embargo esto no fue suficiente y necesitaban crear un personaje que pudiera competir directamente con Mario. Así nació Sonic the Hedgehog, un juego protagonizado por un erizo azul súper veloz donde la velocidad, la belleza de sus escenarios y su jugabilidad directa y sencilla eran sus principales bazas logrando enamorar a la crítica y a los jugadores y convertirse en todo un icono de los videojuegos hasta hoy.

A lo largo de los años la franquicia necesitaba renovarse y fue en 1998 cuando dio el salto a las 3D con el título Sonic Adventure seguido de Sonic Adventure 2 Battle. Si bien se trataron de unos grandísimos juegos sí es cierto que parte de la magia y el encanto que tenían los títulos de Megadrive se perdió, dando paso a un Sonic mucho más veloz y maduro y donde los verdes prados y colinas de los primeros juegos fueron sustituidos por grandes ciudades y metrópolis. En estos últimos 10 años los chicos de SEGA no han sabido adaptarse a la nueva jugabilidad de su mascota, ofreciéndonos unos títulos de dudosa calidad y produciéndose un declive en la popularidad del personaje, siendo sus últimos juegos abucheados por la crítica y por su público más fiel. Siendo consciente de ello SEGA nos trae un título donde se corrigen los errores de los juegos anteriores volviendo a las raíces de los primeros títulos en un doble homenaje a su mascota repasando y recordando sus 20 años de vida. Sonic ha vuelto…  ¡Y de qué forma!

Sonic Generations

La historia del juego es simple y es solo una excusa para disfrutar del título. Nuestro querido erizo se encuentra celebrando sus veinte años junto a sus amigos cuando un extraño ser llamado Time Eater transporta a Sonic y a sus colegas a una nueva dimensión teñida de blanco, que pasará a ser nuestro selector de fases y donde se reencontrará con su propio “yo”, es decir, con el Sonic clásico de los años 90, más bajito, rechonchete y mudo. Así el Sonic moderno de la generación actual y el clásico tendrán que unir sus fuerzas para vencer a esta nueva amenaza y reparar el daño causado.

Sonic Generations

El juego está compuesto por 9 niveles, 3 por cada “era” de Sonic, pudiendo distinguir 3 tipos de ellas que son la “era Megadrive”, “era Dreamcast” y “era Moderna”, estando cada una compuesta por dos fases o actos, correspondiéndole el primer acto al Sonic clásico y el segundo al moderno. La jugabilidad de los primeros actos será totalmente clásica en 2D y las fases serán muy parecidas a las de los juegos de Megadrive, tanto que te parecerá que estés jugando a los mismos niveles pero rediseñados, una delicia. Sin embargo sí que es cierto que las físicas del Sonic clásico no son idénticas a las del juego original, pero cuando llevas cierto tiempo jugando te acabas acostumbrando y te consigue transmitir las mismas sensaciones.

Las fases con el Sonic moderno son otro cantar, siendo su jugabilidad idéntica a la que pudimos disfrutar en Sonic Unleashed o Colours. La acción se desarrolla con una cámara situada detrás del erizo donde recorremos largos caminos haciendo uso de un potente turbo, deslizándonos constantemente por raíles y superando loopings a gran velocidad. Las fases 3D se combinan con momentos en 2D que nos recuerdan a los primeros juegos donde el desarrollo era un poco más pausado. No será aconsejable por tanto, hacer uso del turbo pues requerirá más paciencia y sobre todo calcular muy bien los saltos, lo que le otorga mayor variedad a los niveles. Todo un acierto.

Sonic Generations

Una vez que completamos los niveles con ambos Sonic, se abrirán unas puertas de desafío – 5 para cada uno – siendo necesario completar al menos una de éstas para poder conseguir la llave que abre la puerta al jefe de final de fase. El añadido de estas misiones es un gran acierto, pues otorga mayor duración y variedad al juego: carreras contra un doble, superar un nivel teniendo solo un anillo o llegar a la meta con la ayuda de uno de nuestros amigos son solo algunos ejemplos. Completar el modo historia sólo nos llevará unas pocas horas pero el juego está diseñado y pensado para ser re-jugado varias veces ya que la exigencia real del título no se basa en superar las fases, sino que nos reta a hacerlo consiguiendo todos los anillos rojos escondidos y tratar de conseguir la nota S en todas ellas.

Si bien en los anteriores títulos del erizo azul teníamos un jefe final por cada fase completada, aquí solo tendremos uno para cada era, conformando un total de tres jefes por era, a los que hay que añadir un jefe final de juego mas tres rivales, lo que hace un total de 7 jefes, algo que se nos antojará bastante escaso y que no es habitual en un juego de Sonic. Sin embargo hay que reconocer que estos jefes son bastante emocionantes y conseguir el rango S en todos ellos en el modo más complejo no será fácil, debiendo memorizar muy bien sus patrones de ataque. Varios de estos jefes nos recordarán a otras fases de juegos anteriores como la carrera contra Metal Sonic de Sonic CD.

Metal Sonic

Una vez superamos una fase o un desafío conseguimos puntos que podremos canjear en la tienda para comprar más habilidades. Entre las distintas habilidades por adquirir, podemos contar con empezar el nivel haciendo uso del típico escudo protector, tener un cierto número de anillos u otorgarle al héroe una mayor velocidad. Además de estas habilidades podremos comprar por la módica cantidad de 7.777 puntos, el mando de Megradrive que nos permitirá jugar al Sonic the hedgehog original, todo un regalo para los más fans y nostálgicos. A medida que se va desarrollando la aventura y consigamos superar todos sus retos, iremos desbloqueando de forma progresiva una gran cantidad de contenido extra que podremos ver en la Habitación de coleccionables, en forma de artes desbloqueables, música sacada de los títulos anteriores, vídeos del juego y una galería de los personajes de la saga.

Nos encontramos con un juego muy colorido como es habitual en la saga, haciendo uso del potente motor gráfico Hedgehog Engine que permite al erizo recorrer el escenario a gran velocidad y donde apreciaremos el cariño y mimo que le han dedicado los chicos del Sonic Team con niveles enormes, llenos de detalles y de caminos alternativos que recorrer, si bien el juego correrá a una tasa de 30 fotogramas por segundo. Las primeras fases podremos superarlas en cerca de dos minutos una vez nos las conozcamos pero necesitaremos bastante más tiempo en los niveles posteriores ya que son más largos, más complejos y deberemos medir muy bien nuestros saltos si no queremos empezar a perder vidas a lo loco.

Sonic Generations

Un gran apartado visual debe ir acompañado por un gran apartado sonoro y en este caso SEGA lo ha hecho de maravilla. La banda sonora del juego es un auténtico lujo y una delicia para los oídos, tocándonos la vena nostálgica gracias a la acertada remasterización de todos los temas. Desde el primer momento en que escuchamos el tema principal de Green Hill en modo clásico, sentiremos como si hubiésemos retrocedido en el tiempo hasta los años 90 y cuando cambiamos al Sonic moderno disfrutaremos de los mismos temas pero con una acertada puesta al día de éstos. Por primera vez en toda la historia del erizo, nos encontramos con un juego que viene íntegramente doblado al castellano, con un doblaje de gran calidad siendo las voces de los personajes distintas a las que oímos en la serie de animación Sonic X, todo un acierto que sin duda los fans agradecemos mucho.

Sonic Generations

En definitiva, Sonic Generations es la promesa cumplida por parte de SEGA de traernos un juego a la altura de su mascota. ¡Ahora sí SEGA, ahora sí! Nos encontramos ante una gran aventura de plataformas, variada, emocionante y frenética acompañada de un apartado visual y sonoro que hará que se nos caiga alguna que otra lagrimilla. Si a todo esto le sumamos una gran cantidad de extras y desafíos, encontramos un título indispensable que ningún fan del erizo azul puede perderse, siendo compra obligada para todos ellos y también para los aficionados a los juegos de plataformas. Sonic vuelve con fuerza para callar muchas bocas y demostrar que aún tiene mucho por decir. Felicitar a SEGA por traernos esta pequeña joya y espero que no tengamos que volver a esperar otros 10 años para disfrutar como es debido de uno de nuestros personajes favoritos. ¡Feliz cumpleaños Sonic y que cumplas otros 20 años más! [9]

Cumpleaños de Sonic

  1. Ya tenía ganas de un Sonic a la altura. A mi el Sonic 4 Episodio I ya me había gustado pero esto es que pinta a ser mucho más grande, el mejor homenaje que nos podían dar a los fans del erizo cuando se cumplen 20 años de la saga. El mio ya esta pedido.

  2. Pingback: Sonic se da a la bebida

  3. Pingback: Análisis de Sonic Lost World para Wii U

Deja un comentario