En memoria de Mr Robinson, recordando en videojuegos

«And here’s to you, Mr. Robinson…»

Este es el primer verso de la famosa canción de Simon&Garfunkel, a la que me he permitido cambiar el género de la protagonista por el protagonista: Mr. Robinson.

Michael Robinson 1

Robinson

Como seguramente todos sabréis ya, recientemente ha fallecido el conocido ex-jugador y actual comentarista deportivo Michael Robinson. Voz de aquellos primeros partidos de Canal+. Mítica voz junto a la no menos mítica de Carlos Martínez y la guinda de la banda sonora de Desafío Total en la intro de cada encuentro.

Pero aunque esto que os he relatado anteriormente constituiría un motivo por si solo para una entrada, esto al fin y al cabo es un sitio dedicado a videojuegos, Y de videojuegos quiero hablaros. Concretamente de managers de fútbol.

Mis primeros recuerdos de un juego de fútbol en el que pudieras configurar y editar su base de datos viene de los tiempos del Emylin Hughes Soccer (1988) en el C64. En el podías editar nombres de jugadores y equipos, componentes de ligas, colores de las equipaciones, etc. La jugabilidad era bastante buena pero lo que más me sorprendió y atrajo en su época era todo el componente de manager que incluía.

Sensible Soccer

Un recuerdo en videojuegos futboleros

Pasamos al Commodore Amiga y aquí tengo que mencionar varios títulos de fútbol que incluían componente estratégico. El primero sería el Player Manager (1990), una versión del archifamoso Kick Off de Anco, enfocado más a la carrera de un jugador en la que podías controlar tu alter ego, o bien a todo el equipo o simplemente dedicarte a la parte táctica y ser solamente el entrenador.

Continuaremos ahora con un absoluto clásico de los videojuegos de fútbol, el Sensible Soccer (1992), concretamente me centraré  en el Sensible World of Soccer (1994), una absoluta obra de arte jugable de la época. En su modo carrera, puedes dirigir un club durante 20 temporadas, incluyendo un mercado de fichajes. Cada equipo tenía una plantilla de 16 jugadores por defecto y cada jugador tenía sus propias características individuales (velocidad, entrada, cabeza, finalización, tiro, pase y control de balón).

Los precios de los jugadores se calculaban en base a sus características y podías comprar o vender jugadores e incluso pedir u ofrecer una sesión como parte del trato. El dinero se conseguía con los premios logrados por los títulos y posiciones en los diferentes torneos que podías jugar. Dependiendo de tu éxito, podías recibir ofertas de otros clubes para convertirse en su manager e incluso convertirte en seleccionador nacional, lo que convertía la experiencia en un juego prácticamente nuevo. Todo esto en el año 1994 y con la endiablada jugabilidad del Sensible Soccer original.

Pero he obviado una etapa de este viaje, algo que podríamos decir que estaba reservado para los hardcore de la simulación futbolística: el Championship Manager.

Championship Manager

Nostalgia

Su primera versión fue lanzada en 1992 y fue un proyecto concebido por los hermanos Collyer en un escenario típico de los primeros años de la industria de los videojuegos donde los programadores creaban sus productos desde el dormitorio de sus casas. Por cierto, por si no lo habéis visto, os recomiendo el documental From Bedrooms to Billions, donde se habla de todo este fenómeno en los albores de la industria.

Estos hermanos acabaron fundando su propia compañía y convirtiendo a Championship Manager en el simulador de manager de fútbol más popular desde mediados de los 90 hasta principios de los 2000.

Se trataba de un simulador puro y duro. No podías controlar los jugadores en el campo, no veías el partido en pantalla, tan sólo veías la sucesión de los eventos más importantes del partido notificados en el interfaz. Eso sí, la cantidad de elementos incluidos como manager eran increibles. Desde invertir en mejorar el estadio hasta poner los precios de las entradas, además de todo el componente de fichaje de jugadores… Las posibilidades eran inmensas. Además en sus versiones iniciales contaba con la base de datos de la Premier League. Posteriormente salió incluso una versión de la liga italiana además de varios discos de actualizaciones sobre todo para poner al día la base de datos de jugadores.

PC Fútbol

La última memoria en el tintero

Y finalizo con PC Fútbol. Aunque sus inicios coincidieron con mi dedicación absoluta al Sensible World of Soccer (del que llegué a crear hasta el equipo de mi barrio editando a todos mis amigos) y Champonship Manager en Amiga, he de reconocer que simplemente con todo lo que se vendió en los kioskos, con aquella portada del recordado Robinson, podías hacerte una idea de la distribución y repercusión de aquel juego.

No fue hasta las versiones más posteriores que entré en a probar el juego propiamente dicho. Lo que más me llamó la atención, evidentemente, fue la personalización de la liga española, algo que no había encontrado en ningún juego de manager anterior de los que había jugado. Además, a esto se unía un componente jugable durante los partidos bastante decente.

Michael robinson hace unos años

Descanse en paz, Mr. Robinson

Bueno pues hasta aquí ha llegado mi visión, como siempre personal y vivida en primera persona, de este mundo de los managers de fútbol. He de decir que en la actualidad no juego a ninguno, y que casi todos los que he mencionado han sobrevivido de alguna manera u otra, como revival , remake o remaster.

Specially for you, Mr. Robinson

Deja un comentario