Impresiones con El Puño de la Estrella del Norte: la Furia de Ken para Xbox 360




Gracias a Microsoft y a Koch Media os puedo ofrecer unas primerísimas impresiones con El Puño de la Estrella del Norte: la Furia de Ken para Xbox 360. Antes de nada indicar que estas versiones debug no están finalizadas, aunque representan un gran porcentaje de lo que luego nos encontraremos en la versión que se pondrá a la venta. Y, en este caso, las sensaciones no son demasiado esperanzadoras.

¿Cómo plantear un juego basado en El Puño de la Estrella del Norte? Pues, como os podéis imaginar, proponiendo una sesión de mamporreo puro y duro. Cientos de enemigos en pantalla en un planteamiento que parece intentar combinar el espíritu de los pasacalles con los Dynasty Warriors (También de Koei), NNN y similares. Ningún problema para Ken, el protagonista; al contrario, cuantos más enemigos, más impactos con cada uno de sus devastadores ataques.

Al ser una versión debug es peligroso generar conclusiones con ella, por lo menos en lo que respecta a puntos flacos. No así en cuanto a las virtudes, y ya os puedo decir que lo mejor de El Puño de la Estrella del Norte: la Furia de Ken son las secuencias cinemáticas y los movimientos especiales, movimientos que se acaban convirtiendo en el auténtico epicentro de los combates. Unos combate que, por desgracia, carecen de ritmo o tensión y son más una sesión de machacar botones que otra cosa.

Como anécdota comentar que la versión debug viene con textos en inglés (supongo que se traducirán para la versión PAL Española) y con las voces originales en japonés. Personalmente creo que el toque japonés le queda de lujo a un juego con una estética tan marcademente manga, aunque seguramente, como ya pude notar con el feedback de Red Dead Redemption, no todo el mundo es partidario de una VOS.

El encanto de El Puño de la Estrella del Norte: la Furia de Ken reside en el carisma de la franquicia en la que se basa. Y ésta, en la extrema violencia. Por eso he echado de menos un mayor componente gore, y más tras haber probado recientemente un juego en el que la sangre y las mutilaciones están tremendamente realizadas, como es Dead Rising 2.

Más sensaciones relativas al apartado técnico. Para empezar, los tiempos de carga son muy largos, algo que no acabo de entender dado que gráficamente va muy justo, los escenarios carecen de detalles y los enemigos son casi todos iguales. Cosas menos malas: los niveles tienen muchos puntos destrozables y un alto número de personajes en pantalla. Eso sí, no he apreciado nada realmente para tirar cohetes.

En cualquier caso estamos hablando de una beta con, seguramente, margen de mejora. O al menos eso espero .Veremos si Tecmo Koei es capaz de darle una vuelta de tuerca al asunto y es capaz de convertir El Puño de la Estrella del Norte: la Furia de Ken en un beat’em’up entretenido, al menos, en el tiempo que queda hasta su lanzamiento: el 1 de noviembre.

  1. Wenas!

    Pues espero que mejore porque los videos lo ponian bastante bien y le tengo mucho cariño a la historia, y por una vez que planteava interesante un juego de esta franquicia…

  2. Pingback: Primeras impresiones con Quantum Theory | Akihabara Blues

Deja un comentario