Impresiones de Crackdown 3. Confirmando temores

Crackdown 3 era la oportunidad de resucitar una franquicia que dejó muy buenas sensaciones con su primera entrega y dejó las peores con la segunda. Las primeras horas de esta tercera entrega dejan una mezcla de sensaciones, pero también confirman muchos de los temores que tuve previo a su lanzamiento.

Crackdown 3

Luce más como remasterización

Mi temor más grande de cara a Crackdown 3 era precisamente su enfoque. En vez de imitar lo hecho en entregas anteriores, me imaginaba un juego explotando todas las libertadas de un mundo abierto con la potencia de la actual generación de consolas. Tristemente el juego parece más una remasterización, que corrige ciertas cosas, pero se sigue sintiendo igual que su primera entrega.

Un líder de banda, cabecillas por derrotar y orbes por recoger. Lo admito, la premisa entretiene, pero para los que hemos jugado alguno de los títulos anteriores es más de lo mismo, solo que con algunos retoques gráficos, además de nuevos personajes y armamento.

Si hay una historia que contar

Dentro de las grandes novedades a destacar en Crackdown 3 está la adición de una historia. Ya sabemos porqué estamos donde estamos y cada uno de los enemigos tiene un trasfondo. Sus historias suelen contarse con mucho humor y su personalidad va muy acorde al estilo del juego. Hasta el momento no estamos frente a la narrativa más elaborada de la industria, pero por lo menos hay algo que contar.

Crackdown 3

También tenemos identificadas misiones asociadas a cada uno de los enemigos, las cuales una vez realizadas nos permiten debilitarlos de cara al enfrentamiento final. Esto se agradece bastante, porque en la primera entrega éramos deambulando por todo el lugar a la espera de que una de esas misiones fuera activada.

Mayor variedad

Otro apartado que ha tenido cambios es el arsenal. Ahora contamos con gran variedad de armas, las cuales son enviadas al almacén de forma automática una vez la obtenemos y de igual manera sucede con los vehículos. Aunque debo decir que la conducción no me ha gustado para nada, bastante simplona, como un añadido de último minuto.

Crackdown 3 ofrece gran variedad de enemigos. Por ahora me he enfrentado a humanos y robots y cada uno cuenta con una variación al momento de atacar, ya sea por el armamento que utilizan o la munición que llevan consigo. Lastimosamente las mecánicas de combate no han evolucionado mucho, así que no tenemos coberturas y todo termina en un correr, disparar y esconderse.

Crackdown 3

Pendiente el ingreso a la zona de demolición

Al momento de escribir estas lineas no me ha sido posible ingresar a la zona de demolición de Crackdown 3, principalmente porque esta no ha estado totalmente disponible antes del lanzamiento. Espero que este modo de juego si cumpla todo lo prometido y logre entregar las novedades que hasta el momento no ha sido posible ver en la campaña.

Todo lo que envuelve ese modo de juego ha sido lo mas llamativo para mi del titulo, partiendo de la tecnología utilizada para ponerlo en marcha. Supongo que para la división Xbox es un buen experimento de cara a lo que quieren conseguir con el streaming de video juegos.

Esperando mejoras

Crackdown 3 ha confirmado mi temor más grande, dejando pasar la oportunidad de dar mucha más personalidad a un juego que puede dar más de sí y entregando una versión mejorada de la primera entrega, con más enemigos, armamento y una historia. De allí en más se siente como el primero, incluso con algunos de sus fallos.

Crackdown 3

Eso sí, siempre hay que pensar positivo y a lo mejor estas primeras horas frente al título no me han permitido conocer su potencial. Espero que las cosas mejoren con el pasar de las misiones y que junto al modo zona de demolición le puedan dar puntos a un juego que, como lo he venido diciendo, puede dar mucho más de sí.

Deja un comentario