Impresiones de RAGE 2, sin lugar para los cuerdos

Parece que decir Bethesda y Yermo es como sinónimo. Los propietarios de la saga Fallout ahora nos presentan un nuevo mundo post apocalíptico, esta vez de la mano de ID Software y Avalanche Studios, donde la seriedad y la cordura son los factores que menos importan. En RAGE 2, si quieres vencer al enemigo, debes actuar como el enemigo.

RAGE 2

La vida sigue

En RAGE 2 la historia continúa donde nos dejó el primero, con los humanos regresando a la superficie, mientras el plan de la autoridad se quedaba a medias. Sin embargo, la vida en el yermo continúa y las diferentes bandas del lugar se han apropiado del territorio, convirtiéndolo en un sangriento parque de diversiones.

Los primeros momentos del juego nos permiten conocer parte de las mecánicas y habilidades de Walker, el personaje principal y del cual hasta el momento solo tengo dos habilidades y tres armas, que han sido suficientes para enfrentar algunos de los retos del lugar, porque en otras ocasiones, el escapar ha sido la mejor opción.

Rage 2

El vehículo es tu mejor amigo

La extensión del terreno es tanta, que atravesarlo a pie es bastante demorado, es allí donde los vehículos juegan un papel sumamente importante, aunque de momento solo conozco los terrestres. Aun no me convencen mucho sus mecánicas, sobretodo en la carreras, ya que los controles no son los mejores y de las motocicletas ni hablemos, porque su manejo es espantoso.

El territorio es tan versátil, que si te encuentras otro vehículo, lo puedes retar a una carrera y así el mapa se convierte en una gran pista, donde la recompensa son repuestos para mejor los vehículos, abriendo así la posibilidad de poder acabar con los convoyes que transitan las carreteras.

Rage 2

Todo es personalizable

RAGE 2 tiene personalidad propia y eso no solo se debe a su entorno y personajes, sino también a la libertad entregada en el juego. Todo es personalizable y mejorable, armas, vehículos, habilidades. La manera de hacer es a través del menú, que, nunca pensé decirlo, es desastroso. Lo peor de todo es que pasamos mucho tiempo allí, lo que hace más frustrante la situación.

La navegación es muy lenta, los textos con letra muy pequeña, la transición entre pestañas a veces se cuelga, algunos elementos no se actualizan y las dos veces que el juego se ha quedado congelado, ha sido precisamente mientras me encontraba navegando en el menú.

La acción lo es todo

Si, admito que en los primero párrafos RAGE 2 no queda muy bien parado, pero todo esto queda en el olvido gracias a lo divertido que es el juego, cada enfrentamiento es un verdadero caos. Enemigos, explosiones, munición, sangre. Todo sucede tan rápido, que cuando nos damos cuenta, ya todo terminó.

El yermo no es, a pesar de su desolación, un lugar aburrido, tiene demasiadas cosas por hacer. Bloqueos, estaciones de servicio, arcas, recuperación de territorios, derrotar mutantes gigantes, carreras, torres de vigilancia y eso que apenas estoy comenzando, no me imagino que más se pueda ir presentando.

Rage 2

Conclusión

Mi hype por RAGE 2 siempre fue alto y admito que en sus primeros minutos me decepcionó un poco, ya que al no tener habilidades o armas especiales, este se siente como un FPS más. Con el pasar de las misiones, esto va cambiando y todo mejora. Se van descubriendo esos bellísimos lugares que alberga el yermo y todo va evolucionando.

Este juego va generando en mí esa sensación que normalmente los títulos que me enganchan saben hacer, es decir, la última misión y no más, pero cuando me doy cuenta, ya van muchas misiones y aun no suelto el mando. Por ahora todo pinta muy bien para lo que queda en RAGE 2.

Deja un comentario