The Rogue Prince of Persia, los Triple A no son el único camino

Qué maravilla que es The Rogue Prince of Persia (Evil Empire, 2024), el nuevo Roguelite basado en la franquicia legendaria de Jordan Mechner. Un juego pequeñito en formato y gigante en cuanto a capacidades de maravillar.

Me gustaría empezar por la banda sonora (aquí la tienes en Spotify), que es una locura. Compuesta por el productor ASADI, que fusiona sonidos persas con música electróncia con un resultado espectacular. Mención aparte para el tema principal, una tremenda colaboración con la cantante Xye que me ha dejado loco.

Pero The Rogue Prince of Persia, en su estado de Early Access actual, es mucho más que eso. Para mi, es una nueva interpretación de la franquicia clásica que consigue mantener la calidad y atractivo, añadiendo un buen número de elementos propios del género Roguelite, pero sin hacerla irreconocible. ¿Cuántos juegos se adueñan de un nombre que referencia a un juego prestigioso pero no se parecen en nada a ese título?

No es el caso de The Rogue Prince of Persia, que rinde tributo con total respeto y admiración pero sin miedo de ajustar la experiencia a una nueva dimensión, mucho más dinámica, agresiva, en el contexto de un nuevo género. Desde Ubisoft dejan claro que el juego irá recibiendo, mientras esté en Early Access, nuevo contenido, en forma de niveles, armas y enemigos, pero lo que hay es ya muy interesante.

Kudos a Ubisoft, que ha hecho un doble tirabuzón, con escasos meses de diferencia, lanzando dos juegos basados en la misma franquicia – el otro es The Lost Crown, de gran calidad ambos y con propuestas muy diferentes, alejadas ambas de los grandes títulos triple A. Eso sí, ¿hacía falta? ¿no hubiera sido mejor espaciarlos en el tiempo?

Llevo 14 horas jugadas aproximadamente al título de Evil Empire y he repetido infinidad de veces la run para poder eliminar al primer boss. A pesar de ello, el juego de Evil Empire va desvelando, a poco que avances, nuevos items y secretos que refrescan cada nueva partida, sin llegar, eso sí, al nivel de Hades.

Y es que The Rogue Prince of Persia es mucho más pequeño, al menos con el contenido actual, que el juego de Supergiant Games, pero eso no le impide tener un encanto arrollador que le augura un futuro muy prometedor pero también ser muy disfrutable en su estado actual. Un verdadero juegazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 18 =