¡Juan Aguacate pasa sus vacaciones en el infierno!

Estamos en verano y a todos nos apetece estar fresquitos, pero Juan Aguacate es distinto y se da una vuelta junto con su compañera Tostada por el mismísimo inframundo. Todo esto ocurre en el nuevo DLC de Guacamelee!, un juego de Drinkbox Studios del que ya os he hablado extensamente en su análisis.

Guacamelee!

Vaya… el Diablo tiene cerrado el chiringuito.

Esta tarde ha salido el segundo contenido descargable en el Store de PlayStation en modo Cross-Buy para PS3 y Vita. Es decir, comprando la versión para una consola se obtiene la otra, igual que ocurre con el juego y con el paquete de disfraces.

En esta ocasión se incluye una nueva zona jugable, el Infierno, que es un caos desde que Carlos Calaca se pasó por allí y en la que tendremos que ayudar al Diablo a poner las cosas en orden. Aquí encontraremos 17 pruebas cortas que podremos realizar en el orden que queramos, aunque es recomendable no saltarnos ninguna (al menos en el primer intento), puesto que la dificultad es creciente. Las primeras son muy sencillas, pero otras más avanzadas van a resultar auténticos retos.

Hay pruebas de distintos tipos, desde contrarrelojes hasta modos horda en los que superar varias oleadas de enemigos. En algunos casos sin ninguna dificultad añadida y en otros con algunas de nuestras habilidades bloqueadas. Al completarlas nos darán calificación de bronce, plata u oro, según lo bien que lo hayamos hecho.

Guacamelee!

El chiste del póster tiene más gracia en inglés.

Al conseguir 10 bronces debloquearemos el disfraz de portero de fútbol. Con 10 platas, el de Alebrije y con 10 oros el del Diablo. Como en el caso del DLC, estos trajes no son sólo estéticos, también cambian algunas propiedades del personaje. Como hay bastantes más de 10 pruebas, aunque no seamos unos fieras del mando podremos desbloquear los tres disfraces con un poquito de esfuerzo.

He estado jugando a dobles este nuevo nivel del Infierno y me ha gustado mucho. Las pruebas son lo suficientemente variadas como para que no nos cansemos. Las primeras son bastante sencillitas, se puede conseguir oro sin dificultad en varias de ellas, pero cuando avancemos más nos costarán, no sólo conseguir un bueno resultado sino incluso terminarlas. Suponen un reto muy interesante y divertido. Sin duda alguna, los que hayan exprimido ya el Guacamelee! tienen ahora otra escusa para retomarlo.

Deja un comentario