KamiWaza: Way of the Thief - Volviendo a tiempos de PS2

Supongo que os acordaréis de Tenchu, esa notable serie de títulos de sigilo protagonizados por ninjas. Además del mismo estudio quizá también os suene Way of the Samurai, aquellos juegos ambientados en el Japón de antes de la era Taisho.

Pues este KamiWaza: Way of the Thief resulta ser un spin-off de este último del que desgraciadamente se quedó en Japón en el año 2006. Ahora NIS y Acquire han querido enmendar ese hecho, así que dieciseis años después de su salida en PS2 en Japón por fin tenemos lanzamiento en Occidente en forma de remaster con muy pocos añadidos más allá de un aumento de resolución…y realmente poco más.

Pero aún sabiendo que KamiWaza: Way of the Thief llega en forma de remaster “justito”, lo interesante a priori de este título, como veremos, es que reune gran parte de los elementos más representativos de las dos propiedades intelectuales que he mencionado de Acquire, estudio del que recientemente se han centrado en producciones como Akiba´s Trip y el notable Octopath Traveller. Así que ya solo sabiendo los títulos en los que se han involucrado, estamos ante una buena carta de presentación para darle una oportunidad al lanzamiento del que hoy nos ocupamos.

Encarnando al ladrón honrado

La premisa en principio ya es interesante. En KamiWaza: Way of the Thief manejamos a Ebizo, un ladrón “de los honrados” que al principio de la historia se ve inmerso en el asalto de una mansión de una adinerada familia junto al grupo de ladrones al que pertenece como aprendiz. El golpe termina de una manera dramática que no casa con los principios de nuestro héroe y donde al final no le queda otra que hacerse cargo de una cría que ha quedado huérfana por los hechos acaecidos en ese momento. Todo ello termina con Ebizo reinsertándose en la sociedad, aunque de manera humilde, y adoptando a la mencionada pequeña. Esta niña, llamada Suzuna, será la razón por la que Ebizo vuelva a delinquir por una buena causa pasados los años debido a la enfermedad que padece esta ya siendo una adolescente.

Así que a partir de aquí no queda otra que ir robando todo lo que veamos, ya sea a la gente o en los diferentes escenarios disponibles que, por cierto, cuentan con muchos caminos alternativos a explorar. Lo curioso es que cuanto más hayamos “recolectado”, más nos costará movernos y la posibilidad de llamar la atención a los npc de nuestro alrededor será más alta ya que todo el bulto lo cargamos a nuestra espalda. Después de cada misión exitosa toca vender dichos objetos para principalmente comprar la cara medicina que necesita Suzuna, a la que no debemos dejarla mucho tiempo sin darle dicha dosis.

Jugabilidad divertida, pero se nota el paso del tiempo

Lo cierto es que jugablemente es más divertido y satisfactorio de lo que pueda parecer. Como ya he mencionado, hay que tener en cuenta que esta desarrolladora es la de los Tenchu y eso se nota en la manera de jugar. Lo malo es que está claro que ha pasado el tiempo en este juego. De hecho títulos como el primer Splinter Cell o Metal Gear Solid 2 han envejecido mucho mejor que este título saliendo un lustro antes. Y no me refiero solo por el apartado gráfico, sino también en elementos clave en un juego de sigilo como puede ser la inteligencia artificial enemiga, del que muy pocas veces se ve uno intimidado debido a que es muy fácil escapar de ellos y volver al mismo lugar donde has sido visto sin que hubiese pasado nada. 

En otras palabras, los enemigos son tontos de remate. Aunque esto unido a que las animaciones de Ebizo y las diferentes maneras cómicas de pasar desapercibido, me hacen pensar que seguramente los desarrolladores buscaban ese punto hilarante en conjunto como hicieron posteriormente con títulos como Akiba´s Trip.

Hay muchos defectos que llaman la atención en la actualidad

Como veréis en las imágenes, los gráficos apenas se han visto mejorados más allá de un imprescindible aumento de resolución y mejoras en el framerate. A mí no es que me importe mucho este apartado, pero a día de hoy creo que en este sentido hay que pedir más. Otra cosa que todavía duele ver es que nos llega en inglés. Aunque por lo menos goza de un doblaje al japonés muy bueno. 

Quitando estos defectos que he mencionado en el análisis, algunos de ellos bastante notorios, lo cierto es que KamiWaza: Way of the Thief no deja de ser un juego muy recomendable si gusta la ambientación histórica de Japón y si se es además aficionado a los juegos de sigilo. Tiene sus fallos incluso como para considerarlo un buen juego en el que la premisa es intentar pasar desapercibido ante un entorno hostil, pero también vemos unas ideas muy sorprendentes para ser un título que salió en el año 2006 que vale la pena experimentar. [70]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × dos =