La censura sobrevuela los autobuses de Chicago

Estaban tardando. Si precisáis mi opinión, demasiado. Porque, ¿qué sería del lanzamiento de un Grand Theft Auto sin una pizca de polémica? ¿Que sería de esas tertulias cerveceras sin cagarse en alguna escandalizada asociación que pone el grito en el cielo por cualquier estupidez que consideran inmoral? ¿Que sería de un juego de R* sin su chispa políticamente incorrecta? Sencillo: sería un juego del montón. Y por eso nos gustan; y por eso los mimamos aunque nos hagan el mismo caso que nos haría Scarlett si le susurráramos cosas obscenas al oído.

El caso es que la FOX, el Telemadrid yanqui la cadena ultraconservadora-nacional-catolicista por excelencia, se pregunta en su telenoticias “¿Por qué la publicidad de un videojuego violento ha comenzado a mostrarse en los autobuses y trenes? ¿qué hemos hecho nosotros, buenos cristianos, para que nuestros niños vean a mafiosos en los autobuses?” Bueno, en realidad se lo preguntaban, porque la publicidad ya ha sido prohibida debido a la presión mediática. Alegraos, yanquis, que tenéis buses que no llevan medio año en huelga. Otros, con tal de tener un transporte público decente aceptaríamos hasta publicidad de tampones anunciados por Marisa Paredes con primeros planos. O por Curry Valenzuela, que da más morbo…

Entre las lindezas que se dicen en el vídeo, que dicho sea de paso, dejan a Losantos a la altura del Dalai Lama (bueno, no), podríamos citar:

– Un fin de semana especialmente violento en Chicago: alrededor de 200 personas fueron disparadas… ¿y qué vemos en los carteles de los autobuses y estaciones? Publicidad de un videojuego indisculpablemente violento: Grand Theft Auto.

Luego se cuenta que aunque el Gobernador en el 2004 se puso en contra del lanzamiento del juego, 900.000 dólares le han hecho cambiar de idea. Hasta que llegó la FOX.

null

Fuentes | CrunchGear | Fox TV

Deja un comentario