Reseña: FIFA 18 vuelve a señalar El Camino del éxito

Soy muy groupie de Alex Hunter y de la movida que inició Electronic Arts con FIFA 17 y que acertadamente ha continuado en este FIFA 18. Un modo de juego a lo Telltale Games que nos engaña hábilmente y que nos hace creer que somos parte del éxito del chaval.

No sufras, Neymar, que Cavani no tirará más penaltys. Ni tú tampoco.

En fin, las mentiras de siempre pero con el componente futbolero, el simulador y los valores de producción incomparables de EA Sports. Es cierto que, como ya comenté por aquí, Electronic Arts no ha inventado nada y 2K Games se merece el crédito tanto de establecer las bases del modo como de llevarlo a su máxima expresión. Pero el hecho de que se haya hecho algo así para fútbol es maravilloso. Y ahora que caigo..

Queridos Reyes Magos, ya sé que este mundo necesita muchísimas cosas más importantes que lo que te voy a pedir, pero por pedir que no quede: que alguien tenga los cajones suficientes como para lanzar un juego de Tenis con cara y ojos que incluya un modo similar a El Camino.

Continuando la epopeya de Hunter – y de los Hunter -, un acontecimiento imprevisto trastocará los planes a corto plazo de Alex y de su entorno. Con añadidos tan interesantes como el poder controlar a otros personajes clave de la Historia (hasta aquí puedo leer) y con recompensas muy golosas para FUT. Además, EA se las apaña para que el jugador pueda tomar decisiones que realmente afecten a la partida. No, no nos dejan colgar las botas y dedicarnos a vivir del cuento retransmitir partidos en cadenas extranjeras, pero realmente podemos tomar decisiones relevantes para la carrera de Alex Hunter y para sus equipos.

Otras de las grandes mejoras son la madurez argumental de El Camino en FIFA 18 y su considerable mayor duración con respecto a lo visto en FIFA 17. Sobre lo primero destacar la relevancia de los personajes secundarios y las relaciones entre ellos, que evolucionarán enormemente a lo largo de los 6 capítulos más allá de las riñas puntuales vistas en el episodio anterior. Sobre lo segundo, está claro que EA no se ha querido andar con medias tintas y ha puesto toda la carne sobre el asador.

Que el final de El Camino en FIFA 18 quede tan abierto como lo hace es una gran noticia. Significa que EA Sports va a seguir apostando por un modo de juego cuyo gran mérito es saber diferenciarse del resto de posibilidades jugables de la franquicia.

Sí, el modo FIFA Ultimate Team es un monstruo, El Monstruo Robavidas que se ha apoderado de FIFA, pero El Camino es un enorme acierto, otro más de la compañía de Redwood. Es tremendo lo que han conseguido en menos de una década, revertiendo la situación con ISS/Pro Evolution Soccer con unas armas radicalmente diferentes a las que catapultaron a la franquicia de Konami a lo más alto.

  1. No verán mi pasta, hace 3 ó 4 años que no toco alguno, ya me cansé y desde PES 2008 ninguno me gustó.

    Es acojonante cómo las últimas entregas tanto de FIFA como de PES han conseguido que dejen de interesarme los de fútbol… que siempre me encantaron. 🙁

      • Han cambiado para mal.

        Con lo de los 3 ó 4 años sin tocar ninguno, me refiero a no comprarlos, pero sí he probado las demos todos los años e incluso algunos juegos completos que me han dejado un par de amigos que siempre se pillan tanto FIFA como PES… y no me ha gustado realmente ninguno, me han parecido más de lo mismo.

        El PES 2008 me gustó, aunque no fuera para tirar cohetes, e incluso lo conservo una vez exprimido. Después ya, las entregas posteriores las compré de 2ª mano y por inercia; ni las acabé. Así hasta 2013, que ya pasé completamente, aburrido y decepcionado con la que había sido una saga de referencia para mí desde el principio.

        El FIFA 2009 también lo tuve y jugué a fondo. Lo mismo hice con el 2010 y el 2011. Ninguno me llenó. Pasé. El 2014 me vino con la ONE y creo que lo jugué un día. Los siguientes, evidentemente, pasando olímpicamente.

        Posteriormente incluso me atreví con el PES 6 de 360 y no me disgustó viniendo de donde venía. Tela. También me pillé el FIFA 2006, el del Mundial, y me lo pasé enterito, pero ni sé por qué; una mezcla de hastío y sacar los logros.

        Como ves, amigo, no será por no haberle dado mil oportunidades a una y otra saga, incluso a FIFA, cuyas últimas entregas que me gustaron de verdad fueron las del 95 y 96 en MD y la estupenda del 98 Rumbo al Mundial (con su cojonudo y divertidísimo modo Indoor), pero nada se ha acercado ni por asomo a aquellos geniales PES 5 y 6 que disfruté muchísimo en PS2 y en Xbox (sólo el 5, que aún conservo).

        Esas sensaciones de fluidez y rapidez de juego de estos dos últimos mencionados, como aquellas de los ISS de Nintendo 64, que me encantaron, antes las de los FIFA 95, 96 y 98, fueron como las del genial Top Spin de Xbox o los no menos geniales Virtua Tennis 1 y 2 de la tristemente desaparecida y gran consola que fue Dreamcast: JUGABILIDAD IMPRESIONANTE, PURA DIVERSIÓN (como aquel maravilloso Davis Cup de MD, que me encantaba y que alquilé mil veces). Pero ese “punto” que tenían esos excelentes juegos desapareció hace mucho, demasiado desgraciadamente.

        Y podría hacerlo extensivo al Tiger Woods de 2008, otro juegazo que también conservo, pura suavidad y precisión jugando con los sticks, ya que las siguientes entregas me han parecido un coñazo.

        Lo mismo me pasó con el primer DIRT con el primer SHIFT, que me encantaron y jugué a saco… y las entregas posteriores me parecieron inferiores y con unas sensaciones de conducción similares a pilotar una pastilla de jabón.

        Lo mismo podría decir de los impresionantes Gran Turismo 1 y 2, incluso del estupendo 3, les dediqué muuuchas horas, pero con la cuarta entrega llegó el tedio. Y siempre he dicho que la saga Forza le pasó la mano por la cara desde el primer minuto.

        O meter en este saco el fantástico MotoGP 3, el único juego de motos que realmente me ha gustado; aunque podríamos unirle el Moto Racer de PSX y aquel estupendo Super Hang-On de MD.

        Esas sensaciones ya no las ofrecen los juegos de hoy en día desde hace años. Seguirán vendiendo como churros, pero a mí me aburren y por eso no verán mi pasta.

        Lo he dicho muchas veces… ¿tan difícil sería sacar un remake de PES 5? ¿Y hacer fluido y rápido un FIFA? ¿Tal vez remasterizar el Top Spin o el Virtua Tennis? pues parece que sí. Y la culpa la tenemos nosotros, que seguimos comprando las mismas entregas de los mismos juegos año tras año, cuando apenas incluyen mejoras y se limitan a actualizar plantillas.

        Joder, NBA 2K lo consiguió y se comió con patatas al intocable y plano NBA Live hace mucho, ¿por qué nadie se arriesga ahora? aunque, ya digo, para qué van a hacerlo si seguimos comprando la burra.

        Pues conmigo que no cuenten, me bajé del carro hace tiempo. Y no es por el dinero, es por aburrimiento. Sï, podría permitirme (al menos a día de hoy) comprarme un par de juegos al mes, pero no me da la gana. Salvo honrosas excepciones, cada vez menos, me espero a que bajen de precio, mucho, no tengo prisa alguna y sí demasiados títulos en cola por jugar. Y encima te encuentras con que muy a menudo los juegos pegan un bajón de precio tremendo en ¿un mes? ¿dos? tres a lo sumo (aunque siempre hay juegos que no bajan, algunos hasta desaparecen antes de bajar, es acojonante)

        No me molan nada los derroteros que ha tomado la industria videojueguil, nada. Sí, también han ido saliendo propuestas nuevas, frescas, muy interesantes y muchos indies estupendos, pero el mundillo (je) me tiene un poco aburrido. Me sigue interesando y es mi hobby favorito, pero la magia se perdió. Igual es cosa de la edad y la consiguiente falta de capacidad de sorpresa, pero la ilusión la he perdido.

        Algunas sagas históricas han conseguido renovarse (o morir), como Resident Evil y su estupendo RE7 (que me tocó en aquel sorteo de esta santa casa y que agradecí un montón). Otras como GTA siguen creciendo y aportado DLC’s impresionantes. Han salido nuevas IP’s excelentes, como RDR (Rockstar es un mundo aparte), Pero sagas clásicas como Silent Hill siguen sin levantar cabeza desde hace años (y los tengo todos).

        Es lo que hay, ¿es lo que toca? vuelvo a que la culpa es nuestra por tragar.

        Nintendo también es un mundo aparte, sus licencias exclusivas siguen ofreciendo verdaderas joyas marca de la casa. Pero la última consola que tuve y disfruté fue la Game Cube (ya ha llovido), y a pesar de contar con un puñado de juegazos fantásticos… ni se acercó a mi amada Nintendo 64 y su brutal catálogo. Estos no han perdido la magia y siempre han sido los que arriesgan, innovan y las demás copian, pero ni me gustaron las Wii (tuve la Wii U) ni me gusta la propuesta de Switch.

        Igual es que con 46 tacos me estoy haciendo mayor para esto, pero en otros temas no he perdido la ilusión y me siguen emocionando un nuevo disco de los Maiden o una buena peli de ciencia ficción. En videojuegos sí, ahí ya hace años que no tengo aquella maravillosa sensación de cuando iba a salir aquel juego que llevabas siguiendo meses y que te hacía reservarlo e ir a la tienda el primer día a por él o, antes, estar esperando con ganas aquel paquete que abrías inmediatamente y te ponías a jugar.

        Todo cambia, pero en esto, en general, hemos cambiado para mal. Esa es mi opinión.

        Y ya no me enrollo más, que me he marcado uno de esos tochos por los que me llamabais “tochoman”, jajaja. Hoy me has pillado desvelado, ya ves que horas, las 6 de la mañana, y con ganas de entrar en el tema y he dejado esta “pequeña” reflexión.

        PD. Nunca me he querido comprometer a escribir una entrada, aunque me lo ofrecieses alguna vez, amigo Kris, por mis trajines y mi espalda nada más, pero luego algunas veces me las marco en los comentarios. Lo dicho, estoy mayor. 😀

        • Toma tocho … me ha tocado tomarme dos cafés.

          Estoy de acuerdo en varias cosas … se ha perdido por el camino la sencillez jugable en muchos géneros.

          Yo también prefiero retomar los principios de algunas sagas. Como bien dices, los ISS (en mi caso Winning Eleven) eran terriblemente directos y divertidos. Motogp no ha tenido una continuación tan buena como la 3, y somos muchos los que esperamos un Virtua Tennis (de Silent Hill ni hablamos).

          Pero bueno, hay que entender que el mercado es el que es y ciertas propuestas de antaño, ahora no tendrían cabida.

        • Tanto de PSX como de PS2 tuve varias, en ambos casos unas chipeadas y otras no. Lo usaba para probar todos los juegos que podía y luego me los compraba originales igualmente; sí, soy así de raro. XD

          Recuerdo haber tenido Winning Eleven y Perfect Striker, también varios.

          Estoy de acuerdo en que muchas propuestas de antaño no tendrían hoy cabida. En tiempos mandaban los plataformas y hoy en día… aunque han vuelto un poquillo, quizá nunca se fueron del todo. Pero creo que todos los que he mencionado con nostalgia sí la tendrían (varios los has mencionado tú también, Ros), como se vende todo lo retro o han salido a lo largo de los años varios títulos que se apartan de esa seriedad oficial; apuestas como los NBA Jam o muchos de fútbol.

  2. Voy por el capítulo 3 acabado (si, ya han ocurrido un par de cosas de las que comentas). Pero sigo pensando que la historia de Alex Hunter es un bonito añadido sin más, que lo disfrutas un par de semanas, no una razón de peso para comprar el juego (tiene bastantes más).

    Ah si… me apunto a tu petición de regalo de Reyes… de hecho, con la primera parte de tu petición me valdría, porque a este paso, moriremos de viejos y no volveremos a ver un juego de tenis en condiciones (que no sea arcadazo) en lo que nos queda de existencia…

    • ” Pero sigo pensando que la historia de Alex Hunter es un bonito añadido sin más, que lo disfrutas un par de semanas, no una razón de peso para comprar el juego”

      Yo hasta que no me lo he pasado no he pisado FUT, con eso te digo cuál es mi escala de prioridades 😀

      • Mejor te digo por privado en Twitter lo que le comenté a un amigo en común si lo que más te interesa de FIFA 17-18 es la historia de Alex Hunter XDDD

        FIFA ya es igual a FUT. Todo lo demás, para bien o para mal, es accesorio. Luego ya es cuestión de lo que te quieras meter en rollos de compras de sobres, monedas o no (por ahí no paso, lo siento). Pero teniendo en cuenta que aparte del modo 11 vs 11, las competiciones de FIFA las están basando en FUT, con eso ya se dice prácticamente todo.

        De todas maneras, aunque los ligerisimos cambios -como cada año- del 18 al 17 le han sentado bien, ya estamos en lo mismo: ves tan poco avance, que ya te piensas si realmente picarás en el 19… pero esto es la historia de nunca acabar que ya se ha comentado cientos de veces con este y otros juegos… aparte de que FIFA ya probó a hacer una expansión en su día y se comieron los mocos en ventas… así que seguirán con la entrega anual…

        Sigo rezando por lo que pusiste el otro día del juego de tenis. De verdad, señores desarrolladores… YA TOCA!

Deja un comentario