Modelos de negocio: El caso de Paradox y Crusader Kings 2

La compañía sueca Paradox es, junto a Obsidian y Bethesda, una de mis empresas favoritas de desarrollo de videojuegos. He jugado a todos y cada uno de sus títulos de alta estrategia hasta quedar extenuado frente al ordenador.

Crusader Kings 2

Son, sin duda, algunos de los títulos más atrayentes y magnéticos del mercado debido a su profundidad y heterogeneidad en cada una de las partidas. Por supuesto este favoritismo viene impuesto por mi Licenciatura en Historia y cuasi obsesión por esta.

Sin embargo nunca hemos jugado a ninguno de estos títulos desde su lanzamiento, aunque a la larga se hayan convertido en algunos de nuestros juegos favoritos como Europa Universalis III y Crusader Kings II.

Los juegos de base de Paradox y sus versiones finales podríamos definirlos sin miedo a equivocarnos como juegos completamente diferentes. Cada uno de ellos durante su vida útil recibe una media de cuatro expansiones. Europa Universalis III cuenta con cuatro: La ambición de Napoleón, In Nomine, Heir to the Throne y Divine Wind. En cada una de estas expansiones (sí, hablo de expansiones y no de DLC porque la cantidad de innovaciones y aportaciones que contienen cada una de estas ampliaciones del juego original merecen el nombre clásico de expansiones) la lista de mejoras que recibe el juego base son innombrables, desde una ampliación temporal de más de cien años hasta la profundización en los sistemas de gobierno y administración de lugares tan lejanos como Japón.

Este caso se reproduce en su continuación, Europa Universalis IV, cuyo juego base ya ha recibido dos expansiones, Conquest of Paradise y Wealth of Nation y, aunque ya situadas en mi biblioteca de Steam, aún no han sido probadas porque, como he mencionado al comienzo, un título de Paradox sin todas sus expansiones no es todo lo que debería ser. Este caso, al contrario, es lo que ocurrió con el título ambientado en Roma, Europa Universalis: Rome. Este solo recibió una expansión, Vae Victis, que profundizaba en la gestión de las facciones del Senado. Sin embargo, al no recibir más paquetes de ampliación quedó relegado al más simple de la compañía sueca, pero no porque lo fuera, sino porque no recibió el suficiente cuidado por parte de la compañía como lo está teniendo, por ejemplo, Crusader Kings 2.

Este título es el que más expansiones está recibiendo contando por el momento con siete ampliaciones, Sword of Islam, Legacy of Rome, Sunset Invasion, The Republic, The Old Gods, Sons of Abraham y Rajas of India más incontables DLCs (ahora sí) con modificaciones en las voces, vestidos y arte de las tropas además de otras como la simulación de una invasión de muertos vivientes. Este último, junto a Sunset Invasion, es especialmente significativo y nos muestra el lugar privilegiado del título dentro del estudio ya que son expansiones que se caracterizan por la fantasía, en el primero, como hemos mencionado, una plaga de no muertos asola el viejo continente y en el segundo los pueblos mesoamericanos invaden Europa. En este punto fijaremos nuestro primer hito para el posterior debate, si lo hubiera, y que se centra más en el modelo de negocio que en el propio videojuego.

Crusader Kings 2

¿Es lícito este modelo de salida, donde el Juego Base apenas cuenta con elementos jugables que, poco más tarde, serán agregados en forma de expansiones? ¿Se asemeja esta forma de negocio a los juegos episódicos? ¿Beneficia a los jugadores este modelo donde nada más aparecer el título se anuncian diferentes expansiones? Mi opinión es claramente evidente. Nos posicionamos en contra de esta salida incesante de expansiones para un juego que nace acabado. Porque si está acabado ¿Por qué nada más aparecer en el mercado ya cuenta con una expansión anunciada? ¿Es que acaso no podían haber incluido esa ampliación en el juego base durante su salida? Sin embargo ahora viene la parte contraria, la parte positiva de este modelo.

La compañía sigue preocupándose por el juego que lanzó al mercado hace ya tres años. Sigue trabajando en nuevo contenido para él y lo que es más importante, sigue puliendo y arreglando errores que dejó pasar en el juego base y sus primeras expansiones. Siguen ampliando el título, no dejándolo que muera, sino adaptándolo a los tiempos que corren y expandiendo su mundo de una manera extraordinaria, como es el caso de la última expansión de Crusader Kings 2, Rajas of India, la cual multiplica por dos el mapa jugable. ¿Está justificada entonces la salida continua e incesante de expansiones?

Ahora bien, una vez expuesto el primer dilema respecto al modelo de negocio de Crusader Kings 2 y los restantes juegos de Paradox pasemos a plantear la siguiente cuestión. Si por algo se ha caracterizado la empresa sueca de desarrollo de juegos de alta estrategia es por su ligazón a la historia. Sus propuestas son, de largo y con el permiso de las de AGEOD (comprada y parte ya de Paradox), las más veraces históricamente. Sin embargo dos de sus últimas expansiones para Crusader Kings 2 son inventadas y nada tienen que ver con la Historia y la última, Rajas of India, introduce una gran cantidad de mapa, pero muy pocas innovaciones dentro de los elementos jugables con respecto a las nuevas facciones, pero tampoco introduce elementos de capital importancia para la época como la Ruta de la Seda negando el comercio a toda la zona de la India y el Próximo Oriente, lugares donde esta actividad tenía una tasa de ocupación mucho mayor que en Europa. Por tanto, y esta es la última cuestión.

Crusader Kings 2

¿Son muchas de estas expansiones una excusa para seguir alargando la vida del juego o aportan, de verdad, una justificación clara y evidente por las que seguir pagando nuevas ampliaciones? Mi respuesta es relativa, hay expansiones muy buenas, como la dedicada a las Repúblicas Mercantiles, que sin embargo arrastra elementos negativos, pero también hay ampliaciones no tan buenas como la dedicada al Islam o esta última dedicada a la India.

En definitiva, el modelo de negocio de Paradox con sus juegos de alta estrategia es complicado y se basa en diversos elementos como el cuidado de sus diferentes propuestas hasta el fin de su vida útil, es decir, hasta la salida de la siguiente entrega del juego base, pero también en la verdad absoluta de la lealtad de sus seguidores, quienes acabaran comprando todas las expansiones de los títulos bases, porque saben que este no estará acabado hasta que no aparezca la última.

  1. Genial artículo de mi juego de cabecera favorito: Crusader Kings 2. La mejor alta estrategia que se puede encontrar para PC y con un desarrollo del juego en el que cada partida es un mundo y te lo pasas como un enano.

    Sobre la pregunta, creo que es una manera de hacer algo parecido a un early access, sacas el juego base con las mecánicas y utilizando el motor del juego que toque. Poco a poco vas trabajando en los problemas que van surgiendo -Paradox tiene uno de los foros más activos de una compañía que conozco a parte de Blizzard- y trabajando aun más en la ambientación histórica hasta dar con un producto tan perfecto como es ahora mismo Crusader Kings 2.

    • Tu primer párrafo resume a la perfección mi relación con este juego. Actualmente es mi favorito y de lejos el juego en el que más horas he invertido.

      Estoy totalmente de acuerdo con tu respuesta, sin embargo no creo que sea justo tener que pagar casi 100€ o más por tener el juego completo, cuando este aparece como tal en su primera salida. Aunque es cierto que el título de salida es perfectamente jugable y disfrutable, no hay color entre el juego base y el juego con las expansiones. El tema de los foros es su gran baza, no solo para el tema de las mejoras, sino también para los mods y especialmente para las dudas sobre el mismo, un placer pasarse por los foros oficiales hispanos del juego. Desde luego, una de las mejores comunidades de jugadores. Con el tema de la ambientación histórica es de lejos el que mejor representa el período, pero debería tener un puntito más, como por ejemplo dentro de la expansión de las repúblicas añadir más, como Novgorod o algunas árabes o indias, por poner solo un ejemplo.

  2. Excelente artículo. La clave de todo esto es: ¿se trata de un modelo rentable? Lo ideal es que el estudio se preocupe por los jugadores y que los mime, pero sería interesante ver cuál es el retorno de inversión con el modelo de expansiones frente al de DLCs. Personalmente, me gusta más el primero, pero tengo la impresión de que el segundo es el que paga los sueldos de los desarrolladores :).

    • Sin duda alguna debe salir rentable ya que están repitiendo la fórmula con Europa Universalis IV y la repetirán con Hearts of Iron IV (¿Para cuándo un Europa Universalis: Rome II, para cuándo?). En este caso y al tener una comunidad tan fiel debe salir rentable el modelo de expansión ya que ofrecen mucho más contenido a un precio de DLC que acaban comprando todos los seguidores porque ya saben que les va a merecer la pena.

  3. Los juegos hoy en día son piezas en constante evolución. Esto es gracias al estado actual de la industria y las posibilidades de poder seguir puliendo y mejorando un lanzamiento, cosa que antes era imposible.

    Desde luego que todo esto tiene un costado negativo ya que hay casos en los que el olor a timo es difícil de mitigar, y donde lamentablemente no hay coto para quien quiera sacar provecho de la situación.
    Sea como sea dentro de los costes de producción, los contenidos descargables agendados incluso antes del lanzamiento original tienen como objeto funcionar como una especie de “amortización” sobre los costos de desarrollo.

    En particular el caso de Paradox (que produce juegos que al día de hoy podrían considerarse de “nicho”, por más que me pese habiendo vivido el auge de la estrategia y alta estrategia allá por los años 90; siendo un género al que todavía le tengo mucho cariño) es lógico que busque no sólo darle vida útil a sus títulos a base de expansiones, sino también obtener los ingresos para seguir subsistiendo. Aunque esta saga de títulos no es mi fuerte en particular, por lo que puedo ver en tu excelente artículo, salvo estas dos últimas expansiones, el historial ha sido intachable.

    Tiene cierto tufillo a Early Access, como dice el colega Jentrena? Puede ser; de todas maneras cuando uno adquiere un título de Paradox sabe que está llevándose un juego acabado que en el caso de seguir mutando, lo hará para mejor. En Early Access no tenemos siquiera garantía de que el juego final sea exactamente como al que accedemos, además de que el grado de depuración es definitivamente inferior.

    • Si, toda la razón, cuando adquieres un título de Paradox de Alta Estrategia sabes que no va a estar completo hasta 4 o 5 años después de que viera la luz. Yo aún no he tocado Europa Universalis IV por esta misma razón. Esto demuestra el cariño y la atención que muestra la compañía por sus juegos. Sin embargo no creo que esa tan nicho como crees, solo hace falta echarle un vistazo al catálogo de títulos de la empresa para darte cuenta de que no solo viven de la Alta Estrategia, sino que, como distribuidora, tienen otros muchos títulos, entre ellos el esperado Runemaster.

      Por supuesto, este modelo permite renovar el título y mantenerlo al día durante más de 3 o 4 años, algo impensable para la mayoría de títulos. Aspecto que ayuda el aparato gráfico de los juegos, nada ostentoso, y también ayuda a que este se mantenga rentable durante otros muchos años. Sin embargo esta, como bien mencionas, la contrapartida de vender juegos inacabados y como esto puede afectar a los primeros que llegan al juego, ya que los veteranos sabemos que debemos esperar a todas las expansiones.

      Muchas gracias por comentar y por el interés 😀

Deja un comentario