Cuphead es una obra de arte del videojuego

La sensación que te deja Cuphead en el cuerpo pasadas las primeras horas de juego es de auténtico asombro. Te das cuenta de que ha estado jugando a un videojuego que recordarás para toda tu vida, de una auténtica obra maestra en todos los aspectos y uno de los títulos más cuidados, detalle a detalle de los que he probado en mi vida.

Cuphead_1920x1080

Cuphead, uno de los videojuegos más esperados de 2017

Llevábamos años esperando la salida del título de Studio MDHR. Si mi cabeza no falla, Cuphead estaba previsto que saliese en 2016, se retrasó a 2017 por razones que aun no tenemos muy claras y, finalmente, terminó en el mercado un 29 de septiembre de este año. Un día para recordar. Lo que más te asombra de todo esto es que tras este videojuego hay dos hermanos que llegaron a hipotecar sus viviendas para llevar el juego a buen puerto: Chad y Jared Moldenhauer. Estos han trabajado junto al diseñador Jake Clark y al músico Kristofer Madiggan. Este pequeño grupo de personas han parido una de las mayores obras de arte que la cultura del videojuego ha dado en años, así de claro y rotundo.

Una delicia visual

El apartado artístico de Cuphead es magnífico en todos sus sentidos. Si nos centramos en el apartado gráfico, todo está dibujado a mano con un mimo como hacía años que no se veía en un videojuego. El diseño de los escenarios y los enemigos nos va a dejar en más de una ocasión con la boca abierta. No solo por su estética y animaciones, han conseguido crear unas mecánicas únicas para cada uno de ellos y todas ellas, reunidas en su conjunto en cada enfrentamiento, nos van a suponer un reto que nos sorprenderá en más de una ocasión. Y digo sorprenderá, porque en muchos momentos nos vamos a encontrar mirando a un enemigo asombrados mientras no nos damos cuenta de que nos están matando.

Y la muerte va a ser un compañero habitual en nuestro camino de redención hacia la salvación de nuestras almas. No quiero avanzar nada de la historia de Cuphead, más allá de comentaros que a nuestro protagonista y a Mugman les ha podido la codicia y lo han perdido todo frente al diablo. El trato es eliminar a una serie de enemigos para conseguir sus almas a cambio de que nos devuelvan las nuestras. Un argumento simple, pero lleno de elementos comunes con otras historias de animación clásicas que mezclan elementos de arrepentimiento o con moralejas profundas.

Cuphead_Clown

Y no nos podemos olvidar de la música

La banda sonora se merecía un apartado en estas primeras impresiones, creada por Kristofer Madiggan, casa a la perfección con el resto de apartados artísticos e incluso podríamos decir que supera en algunas ocasiones a lo que vemos en pantalla. Tenemos temas de jazz, música de los años 30 y un sin fin de melodías y efectos sonoros que van a conseguir que disfrutemos aun más, si es posible, de esta aventura. Está disponible por 10 euros en Steam y es una compra genial.

Cuphead, una obra maestra del videojuego

Un videojuego que no es difícil, aunque viendo nuestro gameplay de hoy podáis pensar lo contrario. Es un juego que va a requerir de todos nuestros sentidos, sencillamente es exigente, pero al mismo tiempo muy gratificante. En ningún momento se vuelve frustrante, todo lo contrario, consigue partida a partida que te enganches más y más al mando. Al final cuando menos te lo esperas estás asombrándote de la agilidad mando-vista que tienes y de como superas reto tras reto.

Resumiendo, llevaré aproximadamente la mitad del juego y no quiero que se acabe. Así de claro. Creo que Cuphead debería estar instalado en cada consola del mundo y en cada PC para que todo el mundo pudiera disfrutar del trabajo de Studio MDHR. Han conseguido crear una obra maestra y encima solo vale 20 euros.

    • Joder sí xD
      Pero el caso es que voy esperar a ver si termino algún juego de los que tengo empezados. Además, este juego merece una bonita y retro edición física.

      • Pues si… es una lástima que este tipo de juegos no tengan edición física. Cuphead en concreto tiene arte para lanzar algo realmente cuco.

  1. Puff yo ayer sudé sangre para pasar el mundo 1 y me encontré con que el mundo 2 está hecho aún a más mala idea.
    Si al menos hubiera más fases de monedas…
    Pero no hay casi, por lo que conseguir upgrades lo veo complicado.

    Dificultad exagerada en algunos momentos pero suscribo lo dicho en el artículo.
    Una maravilla visual y sonora.

Deja un comentario