Probamos Dishonored la nueva joya de Bethesda

El pasado jueves, gracias a los chicos de Koch Media, tuve la suerte de probar en primicia la nueva joya de Bethesda: Dishonored, un título de acción y fantasía repleto de calidad, detalles, situaciones y sorpresas al que debes jugar o al menos probar, un juego que aspira a convertirse en uno de los grandes y que promete ser uno de los más importantes del año.

En Dishonored nos ponemos en el papel de Corvo Atano, uno de los guardaespaldas de la Emperatriz que ha sido falsamente acusado de su asesinato. Movido por la venganza, haciendo uso de sus extraordinarias habilidades asesinas y empleando su extraordinarios poderes sobrenaturales, Corvo se convertirá en todo un maestro del asesinato y del sigilo con el fin de encontrar a los culpables y saciar su sed de sangre, todo ello en el trasfondo de una ciudad ballenera infectada por una plaga y bajo el mandato de un régimen opresor.

En el nivel que pudimos probar nuestra misión era infiltrarnos en una gran mansión donde se desarrolla una fiesta de máscaras para encontrar a nuestro objetivo y asesinarlo. El asesinato es sólo una opción, pues lo más interesante de este juego es que podemos acabar una misma misión de muchas formas posibles. Por ejemplo, para acceder a la mansión tenemos tres alternativas: entrar por la puerta principal y liquidar a todos los guardias, saltar al tejado desde otro edificio o bien colarnos por las cloacas.

dishonored

A pesar de ser, entre otros géneros, un juego de acción, lo cierto es que cuanto más prescindamos de nuestras habilidades de asesino mejor, pues en un instante acabarás rodeado de guardias y enemigos que no dudarán en acabar con tu vida. Los combates no son nada sencillos y deberemos usar nuestro ingenio si queremos salir victoriosos. La verdadera clave para superar el desarrollo de la aventura está en usar nuestros poderes sobrenaturales. Con ellos podemos usar todo tipo de habilidades extraordinarias: desde teletransportarnos, parar el tiempo, invocar a un ejército de ratas para que devoren a nuestras víctimas, poseer animales y personas e incluso usar una visión detective, muy al estilo Batman Arkham City, entre otras. Para utilizar todas nuestras armas y poderes es tan sencillo como apretar el botón del pad para que se abra la clásica ruleta que nos permite seleccionar las habilidades.

dishonored

Una vez dentro de la fiesta, debemos ser cautelosos y mezclarnos con los invitados para localizar a nuestro objetivo. Sabemos que tenemos que eliminar a una mujer, pero desconocemos completamente quién es, es más, ni siquiera tenemos información acerca de su rostro o apariencia. Para descubrirlo tenemos que investigar por toda la mansión y hacer uso de nuestras habilidades detectivescas, hablar con los invitados al evento y reunir toda la información necesaria. Además de la misión principal, podemos realizar misiones secundarias hablando con determinados personajes. Completarlas con éxito nos proporcionará nuevas mejoras, armas y habilidades, así como multitud de extras que desbloquear en el juego. La aventura está pensada para promover la exploración, invitándonos a descubrir todas sus posibilidades y secretos y tratar de resolver una misma misión de formas distintas.

dishonored

Aunque Dishonored puede ser completado sin tener que asesinar a nadie, lo cierto es que siempre tenemos que estar preparados para el combate por lo que pueda pasar o surgir. En la mano derecha portamos un arma blanca con la que asesinar a nuestro enemigos de forma sigilosa y con la izquierda hacemos uso de nuestros poderes, aunque también podemos portar otras armas complementarias como pistolas o ballestas. Después de matar a un enemigo es conveniente deshacerse del cuerpo para evitar llamar la atención de los guardias, ya sea escondiéndolo en alguna habitación o bien invocando a nuestra legión de ratas para que se coman gustosas el cadáver.

dishonored

Bethesda no ha puesto las cosas fáciles a los jugadores. No contamos con la regeneración de salud y magia automática a la que estamos tan acostumbrados, por lo que se acabó el esconderse durante un tiempo determinado esperando a que se rellene nuestra vida. Para rellenar nuestra barra de salud y maná tenemos que encontrar ciertos ítems especiales que se encuentran repartidos y escondidos por el escenario. Se acabó el ir a lo loco, ahora tendremos que pensarnos muy bien cada movimiento para salir airosos de la misión y no sucumbir ante el enemigo.

dishonored

Respecto a su apartado técnico y visual, lo cierto es que el juego es una pequeña joya, con un apartado artístico sublime que ya quisieran tener muchos otros títulos de la competencia. La ciudad y entornos son bastante grandes, llenas de recovecos, secretos, detalles y situaciones asombrosas que nunca dejarán de sorprenderos. Tanto es así que no querréis dejar escapar la oportunidad de inspeccionar cada una de sus estancias, ya que en ellas os aguardan multitud de ítems y sorpresas.

La nueva IP de Bethesda es un título repleto de acción directa, puzles e investigación, un cóctel explosivo que juega muy bien sus cartas y que sabrá satisfacer a los seguidores de estos géneros. La duración del juego rondará las 13 horas, pero puede aumentar hasta las 18 horas si queremos descubrir todos los cofres y secretos. Pese a que la versión que jugué fue una beta en inglés, lo cierto es que nos llegará traducido y doblado en perfecto castellano, aunque quien prefiera el doblaje original puede seleccionarlo desde el menú de opciones. Dishonored sale a la venta el 12 de Octubre de este mismo año para PS3 y 360, de modo que no dejes pasar esta oportunidad y hazte con una de las promesas a Goty de este año.

  1. Me encanta el apartado artístico y visual, y me recuerda en algunas cosas a Half Life 2 nivel conceptual. El juego puede ser un Thief, un Hitman, más o menos en sus mecánicas añadiendo detalles Bioshock-style… a mí me interesa, sip…

  2. Pingback: Nuevo documental de Dishonored llamado Inmersión

Deja un comentario