Impresiones: SUPERVIVE viene pegando fuerte

Vivimos en un tiempo dónde los juegos como servicio acechan en cada esquina. Fortnite, Apex, League of Legends, Overwatch 2, Valorant, y un largo etcétera inundan las páginas de Free to Play dónde, todo el mundo (con una máquina que acompañe al juego), puede disfrutar en compañía por 0 dineros.

Entonces, cuando una compañía como Theorycraft Games (los cuales provienen de varios de los juegos que comenté antes y otros) pretende crear una nueva sensación que encaje en los e-sports que tenemos actualmente. No me malinterpretéis lo que voy a decir pero, el sector está muy pillado, y es un reto buscar un hueco entre grandes pilares. ¿Lo conseguirán?

Se me olvidó comentar que esta niebla de guerra del no saber cómo hacerse un hueco en la escena competitiva se me dispersó cuando pude probarlo el pasado 18 de Junio. A través de un pase privado, el equipo de Theorycraft Games reunió a periodistas de varios medios para poder mostrar lo que se traen entre motores gráficos. Además, se nos añadía al grupo una persona que ya había jugado, la cual no podía jugar tan hardcore como nosotros por tener esa experiencia de todos los testeos y cambios que ha tenido SUPERVIVE, previamente conocido como Project Loki, en su desarrollo.

No diga Project Loki, diga SUPERVIVE

Ah, si. No lo he dicho. SUPERVIVE es un MOBA + battle royale por equipos que puede recordar mucho a League of Legends pero tiene un dinamismo electrizante. Esto como resumen corto, porque Theorycraft Games ha estado los últimos años creando y puliendo una iteración muy interesante de los MOBA. Esto ha llevado a tener una experiencia de muchos factores muy bien hilada y, al final, muy divertida e interesante.

Pero empecemos por el principio.

En SUPERVIVE podremos ir a duo o squad a una partida que comenzará lanzándonos del “bus”, un punto de partida interesante para un juego asimétrico ya que se percibe mucho más vertical. Y es que la verticalidad es una de las cosas más novedosas y mejor llevadas ya que el mapa, compuesto de islas, nos va a obligar a usar el planeo de forma continua y bien pensada.

Como todo buen Battle Royale, este juego tiene un círculo que se va cerrando durante la partida, de manera aleatoria, que lleva a los últimos supervivientes a enfrentarse en un cara a cara apasionante que, o bien es tranquilote en una isla planita, o es un abismo compuesto por tres píxeles de tierra dónde recuperar el planeo y un 90% de pozo en el que tendrás que alternar entre planear y caer (para que no te hagan stun) hasta poder apuntar a tu perseguidor y tirarlo al fondo.

Me fascina que, después de morir varias veces así, el juego te permite resucitar a los miembros del equipo. No mueres realemente si tu equipo sigue en pie, sin importar si te has caído al pozo más pozoso de todos, o sí te han matado y te has convertido en un muñecote que puede avanzar hasta un lugar seguro para, después, venga un compañero, te recoja y te reviva. Mil opciones para seguir jugando y marcar la diferencia en los enfrentamientos finales.

Sólo de escribirlo ya me vuelve la adrenalina… oof.

Pero no todo va a ser bueno.

Primero decir que menos mal que tuvimos a alguien con nosotros. SUPERVIVE tiene un montón de mecánicas que, aunque me reafirmo en lo de que llevan años balanceando, siguen siendo abrumadoras de primeras. Algo parecido me pasó con el MOBA+Survival de Eternal Return.

Tenemos personajes con habilidades muy distintas, niveles, cocina, objetos con niveles, poderes, puzles, zonas con efectos, el planeo, la niebla de guerra, la verticalidad, etc. etc. etc. que, si bien ayudan a tener partidas muy distintas (sobre todo el buff/nerf especial de cada partida) siguen siendo un atraganto que seguro durará varias partidas.

También, en lo personal, me pareció un poco raro ver vídeos con comentaristas como si ya existiese una escena competitiva. Se siente como una fabricación artificial de crear un evento multitudinario que no existe. La próxima gran sensación que no existe.

Por suerte, esta percepción no tiene nada que ver con la comunidad que sí que creo que han conseguido (pequeña, al tratarse de pre-alphas cerradas), a la cual escuchan y usan las sugerencias y críticas para mejorar el juego.

A lo largo de todos estos años desde que el League of Legends salió y causó la sensación que causó, he visto a un buen porcentaje de juegos que buscaron un éxito parecido y perecieron. Pero, por suerte o por desgracia para nuestro tiempo, muchos intentaron algo diferente y han encontrado un hueco tanto en la comunidad de jugadores y sus bibliotecas, como en el recuerdo. Unos momentos de los que estoy seguro que con SUPERVIVE serán buenos. O al menos, con esa esperanza vivo…

Podéis verlo y registraros para la beta abierta (finales 2024) en su página web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − catorce =