Puyo Puyo Tetris 2: Más es mejor, aunque no hiciese falta

Después de la salida de la edición competitiva de Puyo Puyo hace más un año, Sega ha vuelto a recuperar ese cóctel tan extraño a priori, pero que tan bien salió, que era combinar la mítica saga de puzles de Arle, Carbuncle y compañía con el mítico Tetris. Ahora bien, este Puyo Puyo Tetris 2 no cuenta con novedades, pero las que hay se agradecen.

Pocas novedades

Sin ir más lejos se vuelve a contar con un modo aventura con gran cantidad de diálogos, doblados al inglés y japonés, que me ha dado la impresión de estar más potenciado que en su antecesor, al tener cierto toque rpg (no hay que olvidar que Puyo Puyo es un spin-off de la saga Madou Monogatari, un dungeon crawler rpg). Y es que podemos desbloquear objetos (a modo de cartas de habilidades) que potencian estadísticas, tenemos barra de puntos de salud, objetivos a cumplir además de contar con una dificultad que se ajusta a nuestra manera de jugar. Esto último añadido resulta muy curioso, quizá más pensado para la gente que no domine la exigente parte de Puyo Puyo. 

Tampoco nos podemos olvidar de que, a diferencia de la primera parte, la gran cantidad de diálogos que hay entre niveles están traducidos al castellano, siguiendo el buen hacer de Sega en estos últimos años. Sobre la temática de la historia, pues no hay que esperar gran cosa ya que casi es una mera transición entre niveles. Pero siempre es agradable ver qué se traen entre manos los personajes de Puyo Puyo y los que Sega creó para representar a los de la dimensión Tetris.

Y la mayor novedad (y más publicitada quizá) es la Batalla de Dotes, que también aparecen en la historia y que consisten en crear un equipo de tres personajes con sus respectivas habilidades en los que intentaremos acabar con la barra de vida del oponente a base de combos o ataques especiales. Como digo, es el mayor añadido de esta entrega con diferencia y le da una vuelta de tuerca más que interesante ya que tendremos que ir subiendo de nivel de nuestro equipo y las estadísticas de nuestros personajes, además de añadir una pátina de estrategia que le va muy bien. Habrá que ver cómo evoluciona esto en el multijugador online, porque a priori esto hace que los emparejamientos puedan estar muy descompensados.

Modos a «cascoporro»

Si no tenemos suficiente con el mencionado modo aventura y la Batalla de Dotes, como pasaba en la primera parte también contamos con muchos más modos que repiten en esta nueva entrega. Así volvemos a tener el imprescindible multijugador (ya sea local con un máximo de 4 jugadores u online), con un puñado de variantes que van desde el modo versus estándar (a elegir entre Puyo Puyo o Tetris), alternar la jugabilidad de los dos modos cada poco tiempo al vuelo, y un modo llamado Fiesta en los que aparecen objetos que sirven como power ups o fastidiar al oponente. 

Otro modo interesante, y la razón del por qué mucha gente se compra un Puyo Puyo, es el modo Desafío para un jugador donde podemos jugar a partidas con diferentes objetivos y handicaps, como el típico modo resistencia o conseguir la mayor puntuación en tres minutos. En cuanto al modo multijugador online que he mencionado, pues poco más que añadir, más allá de que se pueden jugar a los modos multijugador offline en lo que serían las partidas libres. Ahí es donde están también las temidas partidas clasificatorias llamadas Liga Puzle, donde a pesar de un matchmaking que busca gente de tu nivel, terminaremos casi siempre jugando (si optamos por Puyo Puyo sobretodo) ante japoneses que nos harán caer en una depresión por sus habilidades extraterrestres. Aunque para paliar eso contamos con un modo en el que nos enseñaran a jugar mediante lecciones.

Y es que contenido hay para rato, y eso que no me he adentrado en algunos como la tienda de desbloqueables, ver partidas en línea, el modo Big Bang (que consiste en limpiar nuestro tablero de la manera más rápida y efectiva), un modo cine para ver los acontecimientos de la historia, consulta de estadísticas y demás. Por contenido no será, desde luego.

Encima Puyo Puyo Tetris 2 sale a un precio de 40 euros, que con tal cantidad apabullante de contenido, las horas que invertiremos (y que seguramente Sega irá sacando contenido gratis como en anteriores entregas) y el buen rollo que emite el apartado audiovisual, es para tomárselo en cuenta. Eso sí, quizá para la gente que se compró la primera parte, esta entrega no la vean de todo necesaria. Pero las pocas novedades que hay, valen la pena. Y si sois de los que no se hicieron con la primera entrega, no deberíais dudar en ir a por Puyo Puyo Tetris 2.  [90]

Deja un comentario