Relatos Cortos sobre GTA: El Último Encargo

Relato fuera de concurso

Nota: El siguiente texto intenta ser la transcripción de una hipotética escena cualquiera que típicamente sirven para presentar las misiones en los GTA. Nótese que el protagonista, Niko Bellic, no interviene en ella, algo que tampoco sucedía en los anteriores GTA. He intentado que el objetivo de la misión recogiera el salto Next-Gen de la serie, dando gran importancia el factor tiempo y el factor estructura. Pero claro, eso queda fuera del alcance del relato, y sólo se insinúa.

Lo sé, es una imagen fake 😉

Lugar: Jardín de una Mansión. Chicas despampanantes en bikini juguetean entre ellas. Dos personajes las contemplan, un matón rapado, con copa de whisky en la mano, americana y vaqueros, y Niko Bellic. El matón parece borracho por su pose y sonrisa, lo que acrecenta la sensación de peligrosidad.

Matón – Te llamas Niko, ¿No?, ¿Nunca te han dicho que te pareces a Bin Laden? Tienes pinta de terrorista, y eso no creo que sea bueno para el negocio. Quiero decir, vas llamando la atención y todo eso ¿Porqué no te afeitas? ¿En tu país no tenéis maquinillas de afeitar? Ésto es américa, por el amor de Dios. Seguro que no sabes ni quiénes son los Yankees.

(Entra en escena el jefe del matón. Va vestido estilo Hugh Heffner, con bata, fumándose un pedazo de puro)

Mandamás – Deja en paz al señor Bellic, Turner ¿Le está molestando, hijo? (dirigiéndose al Bellic. El matón se retira musitando algo ininteligible). Cada día cuesta más encontrar a hombres que sepan cuál es su lugar. Y Turner no es precisamente la excepción a la regla. Pero bueno, qué le vamos a hacer, su madre era muy guapa y se lo prometí (poniéndose solemne) ¿Es usted un hombre de palabra, señor Bellic? Eso me han dicho las personas que le han recomendado.

(Bellic y el mandamás pasean entre las chicas, que están bronceándose (y alguna de ellas tocándose) al lado de la piscina)

Mandamás – Necesito que haga algo para mi. No le voy a pedir que mate a nadie. Ya tengo a gente que puede hacer eso por mi. Necesito que lleve un paquete a alguien muy especial. Lo que hay en el paquete no le incumbe, aunque para que se quede tranquilo le diré que no es ni una bomba ni drogas.

(se acerca Turner con un maletín y se lo da a Niko, que lo sopesa y se lo queda mirando. En el maletín hay pegado un posit con la dirección “Empire State Building, planta 103, 18:00”)

Mandamás – Guarde este maletín en su casa por un tiempo. Tiene que entregarlo la semana que viene a las 15 en esta dirección. Igual le suena raro que le pida que guarde el maletín durante tanto tiempo, pero tengo mis razones.

(el mandamás se queda mirando a Niko, luego a Turner fugazmente y vuelve a concentrarse en Niko)

Mandamás – Estoy seguro que lo hará muy bien. Es por ello que, además de su tarifa, me he permitido la licencia de comprarle una chuchería.

(el mandamás se mete la mano en un bolsillo de su bata y saca un sobre. Niko lo abre y hay una llave y una foto de un ático en pleno centro de la ciudad)

Mandamás – No tiene porque mudarse esta semana. Es más, le recomiendo que no lo haga. Pero en cuanto esté allí sabrá apreciar las vistas y la privilegiada ubicación del apartamento.

(cogiendo a Bellic por los hombros, con expresión fraternal)

Mandamás – Es un regalo especial porque éste es un encargo muy especial. No lo olvide, Niko. Guarde la maleta por una semana y entréguela en el lugar convenido a la hora convenida. Estoy seguro que no me defraudará.

  1. Jejejejeje, ahí ahí, picando al personal :PPPPPPPP

    PD: Yo ya me he dedicado a extender el concurso por ahí, y bastante gente parece interesada. Luego ya se verá cuantos acaban escribiendo algo…

  2. Pingback: Concurso (no-oficial) de GTA IV en AkihabaraBlues | El Blog de Manu

Deja un comentario