Avance de The Elders Scrolls Online PVP para PC, PS4 y Xbox One

La semana pasada ya os hablamos de The Elder Scrolls Online y su apartado PVE pero, en un MMO, se pide también la salsa que el PVP nos da, la adrenalina de enfrentarnos y humillar a otros jugadores, adrenalina que también ha querido estar presente en The Elder Scrolls Online.

Haz clic aquí para leer las impresiones del contenido PVE

The Elder Scrolls Online

Voy a hablaros claro, no puedo evaluar de forma clara y sincera el PVP de TESO porque apenas he podido probarlo con el número suficiente de jugadores. Por lo menos en las horas a las que yo me he podido conectar, que coincidían solo levemente con las recomendadas por la propia Bethesda, no me he encontrado con demasiados jugadores. Esto si el escenario fuera pequeño no sería ningún problema porque podríamos enfrentarnos entre 4 gatos pero en el caso de TESO si lo es porque la zona PVP es exageradamente grande, quizás demasiado.

Recuerda mucho, la verdad, al grandioso mapa PVP de Guild Wars 2 donde en más de una y en más de dos ocasiones me he jugado la vida de mi personaje contra la facción enemiga, con la salvedad de que yo os diría que el de TESO es mucho más grande aunque, en cuanto a los objetivos, podríamos decir que son parecidos.

The Elder Scrolls Online

Esto, amigos, es un arma de doble filo puesto que un mapa tan grande puede albergar las batallas entre jugadores más alucinantes que hayamos disputado jamás pero, sin embargo, si el número no es el adecuado como en esta ocasión, la acción se para bastante, recorriendo largas distancias sin encontrarnos con demasiados enemigos.

Por suerte Bethesda piensa en todo y a lo largo del mapa hay varias misiones y PNJs (Personajes no jugadores) que se encargarán de complicarnos la existencia. Estas misiones son bastante genéricas pero sirven para dar vida a un escenario tan gigante y, desde luego, se agradecen cuando no hay conectados demasiados jugadores.

Eso sí, en cuanto tengamos un poco de acción de la buena, con un buen puñado de compañeros con los que partir hacia el territorio enemigo para conquistar sus fortalezas, aserraderos, o los codiciados Elder Scrolls (que dan una burrada de puntos a la facción que se haga con ellos) nos olvidaremos completamente de estas misiones e iremos raudos a cumplir nuestros objetivos porque tengo que reconocer que los pocos momentos en los que en la beta pude juntarme con un puñado de jugadores y enfrentarme a unos cuantos enemigos me lo pase como un enano y ha sido, sin duda, una de las experiencias más satisfactorias que he vivido nunca en un The Elder Scrolls, luchar por un punto o por tomar uno de esos codiciados pergaminos acompañado de otros jugadores que son compañeros de armas, colaborando juntos para lograr nuestros objetivos y para cargarnos, por el camino, a esos jugadores que para su desgracia están en el bando contrario.

Tanto que explorar y tan poco tiempo...

Tanto que explorar y tan poco tiempo…

Es una pena que no haya podido vivir esta sensación en demasiados momentos por culpa, sin duda, a un fallo de cálculo de Bethesda a la hora de dar acceso a la beta del juego, le ha llegado a tan poca gente que, en un escenario tan grande es muy difícil encontrarse entre tan pocos escogidos. Esto intento solucionarlo durante el fin de semana invitando a un montón de jugadores a la beta, jugadores que, seguro, se quedaron sumergidos en la parte PVE gozando con un nuevo The Elder Scrolls que sus ojos no habían visto hasta ahora.

Conclusiones

El PVP de The Elder Scrolls Online es prometedor y me ha dejado muy buenas sensaciones durante los breves momentos en los que he podido disfrutar de la experiencia al completo.

Sin embargo creo que situar toda la acción PVP en un escenario tan grande puede ser un arma de doble filo, puede hacer que los jugadores vivan las batallas más épicas que hayan podido jugar hasta ahora… o pueden encontrarse en un escenario en el que realizar algunas misiones y encontrarse de vez en cuando a un grupo de enemigos.

Por suerte, la solución a este problema no es difícil, porque Bethesda siempre puede incluir escenarios o arenas más pequeños o reducir el rango de acción del mapa sin que le suponga demasiado esfuerzo en la programación.

Entonces, ¿merece la pena el PVP de The Elder Scrolls Online? Mi respuesta es que sí, si tienes la suficiente gente conectada para disfrutarlo. Si no la hay lo mejor es seguir disfrutando del contenido PVE que es maravilloso.

  1. Pingback: Consigue una clave para la beta de The Elder Scrolls Online

Deja un comentario