Impresiones finales de Tomodachi Life para Nintendo 3DS

Ya llevo 4 días jugando a Tomodachi Life para Nintendo 3DS. Muchos dicen que el título se agota a las pocas horas y se vuelve repetitivo y aburrido. ¿Me he cansado ya de observar las locas aventuras de los Mii de Isla Chachi?

Tomodachi Life

En las primeras impresiones que publiqué, ya os dije que Tomodachi Life había cumplido con creces mis expectativas, arrancándome muchas carcajadas y picándome intentando reconducir muchas situaciones alocadas. Sin embargo, a la hora de plantear un análisis, veía muchas complicaciones. ¿Qué nota le pongo? Como ya os adelanté, estamos ante un título muy peculiar: uno de esos juegos nicho, muy adaptados contextualmente al país del que procede y que, por tanto, hace gala de un tipo de humor que quizá aquí sea más difícil de entender. La absurdidad y el sinsentido son la tónica general de Tomodachi Life; puede que no te guste este tipo de humor y el juego te enganche, o quizá no lo soportes más de 10 minutos seguidos.

Tomodachi Life

Lo más arriesgado del juego es que probablemente tengas que probarlo para saber definitivamente si va a gustarte o no. Ante semejante panorama, he considerado más correcto dejar estas impresiones, junto con la primera parte, a modo de análisis, intentando transmitir lo mejor posible las posibilidades que otorga el título. En vuestras manos queda decidir si darle o no una oportunidad.

Mientras escribo estas líneas, acumulo casi 15 horas de juego con Tomodachi Life. Estos dos últimos días he espaciado más el tiempo que le he dedicado, con partidas más cortas pero entrando en la isla más veces al día a ver qué se cocía. Ahora, los Miis quieren jugar conmigo más veces a cosas como pelea de sumo de figuritas, adivinar los objetos pixelados, recoger algo que te tiran desde lo alto (con numerosos troleos incluídos) o responder preguntas acerca de los habitantes. Cada vez que consigo ganarles, tengo que elegir una caja, al más puro estilo concurso de televisión, y llevarme un regalo sorpresa. Unas veces la elección sale bien, y otras… Bueno, mejor lo veis por vosotros mismos:

Tomodachi Life
Tomodachi Life

Algunos de estos objetos se los podemos regalar a los Miis para que jueguen con ellos, vuelvan a su infancia, tengan sueños hipnóticos o se relajen, entre otras cosas.

Entre las diferentes cosas nuevas que he ido viviendo, están las charlas en la cafetería o las barbacoas en el parque (todas con conversaciones disparatadas, por supuesto), algunos mercadillos que tienen lugar a determinadas horas del día, o los duelos de rap entre dos Miis, con su pandilla correspondiente. En cuanto a las capacidades multijugador y online, que no había tenido ocasión de probar, con el lanzamiento del juego se desbloqueó una tienda en la isla en la que podemos comprar material exclusivo que recibimos mediante spotpass. Aún no he tenido oportunidad de aprovechar las funciones de streetpass, pero voy a ver si tengo suerte y esta tarde me doy una vueltecita y me cruzo con alguien que tenga el juego, para intercambiar objetos y desbloquear la zona de acampada.

Una de mis zonas favoritas es el estudio de fotografía. En él, podemos elegir diferentes Miis con muchas poses, gestos y fondos distintos y capturar una instantánea de la composición. He de reconocer que he dedicado mucho tiempo a sacar fotos absurdas que después han pasado por Photoshop. Si es que me lo paso pipa yo sola…

Tomodachi Life

Tomodachi Life

Y es que ahí reside la majia y la diversión de Tomodachi Life: en montarte tu propia película y elegir los Miis que más nos gusten para disfrutar al máximo todo lo que sucede. ¿Qué tal una actuación musical de Reggie en la sala de conciertos?

Tomodachi Life

Pero sin duda, lo que se lleva la palma, son los sueños. Aquí es donde los diseñadores de Tomodachi Life han echado mano de las drogas duras, porque ya me explicaréis si no cómo se le ocurre a alguien meter estas cosas en un juego…

¿Y cómo va el salseo en Isla Chachi? No sé cómo ocurrió, pero de repente, me vi saliendo con Tyrion. Mi amigo Alessio Rinaldi, haciendo gala de un excelente don de la oportunidad, decidió que ese era el mejor momento para declararme su amor, y tuve que gastarme un dineral en gorros y espaguetis para quitarle la depresión luego. Daenerys e Iwata están todo el día mirándose como dos tortolitos, pero claro, es normal que surja una relación tan intensa si tu novia se te declara disfrazada de hámster y cantándote una canción mientras os tomáis un batido, ¿no? Por otro lado, Cersei está liada con nuestro antiguo colaborador Humphrey y ha intentado pedirle matrimonio en la noria del parque de atracciones, pero los chillidos lo han hecho imposible.

Tomodachi Life

Podría llenar páginas y páginas de fotos, gifs y relatos acerca de mi partida en Tomodachi Life para Nintendo 3DS, pero creo que con todo esto, podéis haceros una idea de qué os vais a encontrar en el juego. A mí, personalmente, me está encantando. Parece que las ventas no van tan mal como apuntaba todo en un principio, con una ausencia total de publicidad para un título que ya de por sí, es difícil colocar en mercados occidentales. Tomodachi Life ha conseguido colarse en el top de ventas de Amazon y de algunas cadenas de videojuegos, así que espero que su lanzamiento motive a Nintendo y otras compañías a arriesgarse más con todos esos títulos que nunca llegan a cruzar el charco.

  1. Yo me lo compré hace dos días y un sin parar de hacer locuras por la isla XD Parece que no, que al principio mucha gente dirá «pues vaya mierda,no lo compro» pero al verlo a los demás motiva a hacerlo. Así es como funciona todo aquí… Y mira por dónde Nintendo ha sabido coronarse. Queremos más títulos así.

  2. yo le doy ha tomodachi life un 10000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

Deja un comentario