Un vistazo a Onimusha: Warlords, que sale en breve

Onimusha: Warlords es una de las grandes sagas de Capcom que nos hicieron disfrutar en los tiempos de PS2, allá por 2001. Tomando elementos de la mitología japonesa, nos embarcamos en una serie de aventuras llenas de acción que conquistaron el corazón de los jugones.

Los fans de esta saga seguimos esperando nuevas entregas y es posible que Capcom haya escuchado nuestras plegarias. Onimusha: Warlords es una versión HD del primer título homónimo de la saga que llega a las consolas de nueva generación. Tanto los veteranos como los nuevos jugadores podremos experimentar esta historia en nuestras actuales consolas el próximo 15 de enero a un precio de 19’99€.

¿De qué va Onimusha?

El argumento del juego, a grandes rasgos, es sencillo: Encarnamos al Samurái Samanosuke Akechi en su periplo por rescatar a la princesa Yuki de unos misteriosos demonios que han invadido su castillo. La historia nos hace vivir la épica oriental en todo su esplendor, viendo elementos recurrentes del imaginario y bestiario nipón, aunque estos títulos no se caracterizan por poseer una historia de trama compleja, sino que más bien nos dan un pretexto para pasar a la acción.

Por otro lado, la jugabilidad es frenética y está plagada de acción en una forma similar a otros juegos de Capcom como Devil May Cry. Es decir, estamos solos y los enemigos vendrán a por nosotros constantemente, el sistema de combate se basa en la repetición de movimientos elaborando diferentes combos. Otro de los puntos fuertes del juego es la variedad de armas y la posibilidad de mejorarlas para ampliar nuestro arsenal de movimientos, así como la presencia de magias elementales.

Un juego marca de la casa

Además, contamos con la característica cámara fija marca de la casa. Por si todo eso fuera poco, tendremos que resolver puzles para poder avanzar por las diferentes localizaciones que exploraremos al más puro estilo Resident Evil.

Capcom posee muchas de las IP’s más emblemáticas y queridas del mundo de los videojuegos, por lo que es normal que no puedan dar atención necesaria a todas por igual. No obstante, esperamos que este rescate nostálgico de la saga se traduzca en una nueva entrega, pues su ambientación y jugabilidad tienen el potencial para crear un juego de dimensiones colosales.

Sobre todo, si miramos la tendencia actual de los Hack N’ Slash y la gran influencia de Dark Souls en la jugabilidad de esta generación. Este aproximamiento a las modas jugables de la actualidad en una hipotética nueva entrega es prácticamente inevitable, ya que es posible que la fórmula inicial del juego haya envejecido algo mal. ¿Vosotros vais a darle una oportunidad a Onimusha: Warlords?

Deja un comentario