¿Harto de que los baños de tu bar estén llenos de charcos?

¿Has probado el truco de la arañita? Sí, esa que se pega en el inodoro de pared para que la peña apunte ahí intentando, supuestamente, aniquilarla. ¿No funcionó? ¿Qué tal las dianas con puntuación? Tampoco, claro, no mola competir contra uno mismo… ¿Y los terrones de “azúcar” que se giran según miccionas sobre ellos? Nada, que te siguen poniendo el baño perdido…

Pues haber solución, hayla, hayla… Un poco complicada de instalar, pero te aseguro que vas a tener las baldosas del aseo que vas a poder cenar sobre ellas. Y si no te lo crees, atento:

Chivado por | Ismael Álvarez

Deja un comentario