No se puede molar más que jugando con unas Oakley

Por mucho que tengas un setup que lo flipas, con una caja tremenda, más leds que una discoteca y un micrófono con el que cantaría bien hasta tú, es imposible molar más que jugando con unas Oakley.

Molar por molar

Está la pega, lógicamente, que con unas gafas de sol no vas a ver nada, o muy poco, o te van a explotar los ojos. Como poco te va a dejar tu pareja y tu madre te va a dejar de preparar tuppers, porque, admitámoslo, no eres el Dr. Disrespect.

Pero no tires la toalla porque tú, como fashion victim, te vas a poder redimir con las Oakley especiales para gamers. Y no se trata solo de branding, sino que son unas gafas especialmente creadas para proteger tus ojos, si es que todavía tienen salvación.

Turtle Beach se ha asociado con Oakley para crear la colección exclusiva Oakley x Turtle Beach, que cuenta con gafas con el logo de Turtle Beach y la Oakley’s Prizm Gaming Lens Technology, que promete reducir la fatiga visual y la vista cansada. Esta colección, por cierto, también incluye gafas de sol tradicionales, una iteración de las Frogskins Lite que también te viene con el logo de la fabricante de auriculares gaming, pero que sepas que por mucho que molen NO están recomendadas para jugar.

A pesar de la cuesta de Enero, una tentación geek más a la que tener controlada cuando las cosas estén más boyantes. Más info de la colección Oakley x Turtle Beach aquí.

Deja un comentario