Análisis de Horizon Forbidden West: más y mejor

Aloy está de vuelta. La esperada secuela de uno de los títulos más aclamados de PS4 es una realidad y nosotros nos adentramos en el Oeste Prohibido. Os contamos las claves de Horizon Forbidden West, que se convierte automáticamente en un imprescindible para PS5 y PS4.

¿Más de lo mismo? Sí, pero mejor que antes

Guerrilla nunca ha escondido sus intenciones: Horizon Forbidden West es un punto y aparte con respecto a la aventura que Aloy protagonizó en 2017. Nos volvemos a encontrar con un sandbox en el que no falta ni el ligero toque RPG, ni unas elevadas dosis de acción. Por supuesto, tampoco hay que lamentar la pérdida del acentuado componente narrativo; la historia es interesante y nos mantiene en vilo. De hecho, se ha trabajado especialmente en la puesta en escena y el resultado no podría ser más satisfactorio.

La principal virtud reside en el hecho de haberse convertido en un videojuego más sólido y equilibrado, en el que el ritmo no decae en ningún momento y en el que es imposible dejar de jugar, porque siempre hay algo que hacer, y porque en esta ocasión es todavía más interesante. Cuellilargos, terrenos de caza y, por supuesto, los calderos, que cuentan con un diseño más elaborados y merecen más que nunca la calificación de mazmorra. Son secciones desafiantes en las que la experiencia cambia por completo y que no conviene pasar por alto, pues la recompensa bien lo merece.

También tenemos carreras en las que debemos hacer uso de las monturas, algo que nos ha parecido muy pero que muy divertido, pues nunca viene mal desconectar un poco de la acción. No faltan los puzles —aunque son sencillos—, los minijuegos, ni las misiones secundarias, un elemento fundamental en el género, y que en esta secuela se muestran más elaboradas que en el título original. Horizon Forbidden West es un buen sandbox, está repleto de contenidos y lo mejor de todo: en ningún momento abruma ni se excede a la hora de colocar un centenar de actividades en nuestras narices. En su lugar, todo se va desbloqueando progresivamente.

El combate vuelve a brillar

Si hay un elemento que conquistó a todos en la primera entrega, no es otro que el combate contra las máquinas. Desde pequeños dinosaurios mecánicos hasta impresionantes criaturas mecánicas de gran tamaño. Todas plantean un desafío y cada una debe ser abordada de una forma. Lanza, arco, trampas de todo tipo… Nada mejor que examinar concienzudamente a cada enemigo para detectar sus puntos débiles y actuar en consecuencia. Algo que podemos hacer mediante la función de escáner integrada en nuestro casco, capaz de mostrar información en tiempo real sobre todas las características de cada criatura.

El diseño de algunos enemigos es un espectáculo y las batallas contra las más exigentes, sobre todo cuando nos toca hacer frente a un jefe final, nos dejan momentos memorables que difícilmente olvidaremos. Por supuesto, conforme avanzamos vamos teniendo acceso a más piezas de equipo, personalización de nuestras armas y progresión del personaje, pues Aloy es capaz de aprender y mejorar un sinfín de habilidades, que se reparten en diferentes ramas de desarrollo.

Un pequeño —aunque importante— apunte: los combates contra humanos no han mejorado especialmente, pero sí que se han reducido de manera muy significativa. En Horizon Forbidden West, las máquinas cobran más protagonismo que nunca. No tenemos del todo claro si reducir la cantidad de algo que nunca terminó de funcionar correctamente es mejor idea que trabajar en refinarlo, pero, en cualquier caso, la realidad es que a menos combates contra humanos, menos motivos tenemos para quejarnos de ello.

Un apartado técnico a la altura, pero con matices

La posibilidad de optar por un modo calidad a 30 FPS y otro de rendimiento que hace algunos sacrificios en favor de ofrecer los ansiados 60 FPS ya son pan nuestro de cada día. Y hay que decir que el juego luce y rinde muy bien tanto en una opción, como en otra. Además, al igual que vimos en la primera entrega, el mundo de Horizon Forbidden West es un espectáculo visual debido a la obsesión de Guerrilla Games por el detalle. Diversidad de biomas, flora, fauna… y el agua, porque os recordamos que la exploración submarina es una de las novedades de esta entrega. Todo se ve de maravilla, aunque también debemos decir que el juego sufre algún que otro bug.

Nosotros no hemos presenciado ninguno especialmente grave, más allá de algunos glitches a la hora de escalar o una misión que no se iniciaba debido a un bug (lo solventamos cargando partida). Pequeñas imprecisiones que el estudio responsable deberá corregir mediante actualizaciones, algo que no dudamos que se hará realidad más pronto que tarde. Por lo demás, el juego es un buen exponente de nueva generación, incluso si tenemos en cuenta de que se trata de un proyecto crossgen y también está disponible en PS4. Tampoco nos olvidamos del DualSense de PS5, el cual ha sido aprovechado correctamente en lo que a vibración háptica y gatillos adaptativos se refiere (es una gozada sentir el mando cuando disparamos el arco).

Un más y mejor en toda regla

Otro título más que rompe el dicho de que segundas partes nunca fueron buenas. Horizon Forbidden West coge lo mejor de su antecesor, refina algunos de sus problemas y da lugar a un título continuista que, si bien es cierto que no resulta precisamente innovador, ofrece una experiencia mejorada que hará las delicias entre los millones de seguidores de Horizon Zero Dawn. Porque lo que fue una propiedad intelectual que sorprendió a todos en 2017, ahora es una saga afianzada, que a buen seguro nos dará muchas alegrías en el futuro. Uno de los grandes lanzamientos de 2022, y uno de los juegos más importantes que podemos encontrar en el catálogo de PS5 y PS4. [90]

  1. Lo tengo ahí en la estantería sin abrir, entre Gran Turismo y Elden Ring no tengo sitio para nada más.

    Hasta abandoné Lost Ark para hacer sitio a este, pero es que no da la vida.

    Pregunta, ¿Debería acabar el primero antes de darle a este? Me gustó técnicamente pero el lore no me enganchó.

    • Yo no me he pasado el primero (lo tengo ahí en la estantería XD ), pero cuando vi vídeos de un colega youtuber que es un hacha pasándose el segundo, lo primero que recomendó es haberse pasado el primero porque la historia continúa y si no andas perdido con situaciones y personajes. Esa fue su encarecida recomendación y aquí te la traigo, Kris.

      😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 14 =