La placa base más avanzada, el overclocking más extremo

Hace un par de semanas os traíamos una de las mejores placas base de la tercera generación de micros Intel 1155, la MSI Z77A-G45, que por calidad precio, estaba entre las elegidas si querías montar un ordenador gaming a buen precio. Hoy damos un paso más, pasamos al OC más extremo con la MSI Z87 MPOWER.

Z87 caja delantera

La nueva Z87 MPOWER

Y además es nuestra primera prueba de fuego con los chipset Intel 1150 y la nueva generación en PC. Esto significa más potencia, mucho menos consumo y por descontado, menos temperatura. Para nuestro banco de pruebas gaming me hice con un i5 4670K, puro OC para jugar y uno de los mejores micros para sacarle el rendimiento a la placa que tenemos delante: Z87 MPOWER. Otro día hablaremos de las ventajas de los i5 frente a los i7 al respecto de los juegos o, si estáis interesados, podemos montar el ordenador gaming más barato posible.

Aquí tenéis unas imágenes del micro Intel «Haswell» de 4º generación 4670K antes de su pequeño y fugaz momento de amor con la placa de MSI.

Vamos con los datos técnicos de esta MSI Z87 MPOWER:

  • CPU: 4ª generación de procesadores Intel Core «Haswell»
  • CPU Socket: LGA1150
  • Chipset: Z87 Express Chipset
  • Gráficos: 3x PCI-E 3.0 x16, soporte de gráficos integrados en procesador y sálida HDMI/DisplayPort en placa, soporta NVIDIA SLI y AMD CrossFireX
  • Memoria: 4 DIMMS dual channel DDR3-3000 (con OC) con un máximo de 64GB de RAM
  • Lan: Killer E2205 Ethernet
  • Wi-Fi: Wi-Fi 802.11b/g/n + Bluetooth 4.0, 3.0+HS, 2.1+EDR
  • SATA: 6x Sata 6 GB/S para soporte RAID y 2x SATA 6 GB/S ASMedia
  • SATA RAID: RAID 0,1,5,10 (solo en los puertos SATA1 y SATA6)
  • USB: 8x USB 3.0 y 8x USB 2.0
  • Puertos de expansión: 4x PCI Express x1, 1x mSATA
  • Audio: 7.1 HD audio
  • Formato: ATX
  • ,

    Empaquetado y accesorios

    MSI destaca sobre manera en su empaquetado, ponen extremo cuidado en todos los puntos, como podéis ver en las imágenes a continuación:

    Esta vez los colores usados en la gama extrema OC de MSI han sido el amarillo y el negro. Todos los detalles del empaquetado hacen uso de estos dos tonos. La caja en si es bastante robusta y tiene una solapa con forma de «M» que, si la abrimos, descubrimos de un vistazo rápido todo lo que vamos a encontrar en ella: características y componentes.

    «No es algo normal encontrarte este tipo de placas directamente en un expositor de una tienda, pero este tipo de diseño en el empaquetado es excelente para publicitar el contenido».

    En el interior encontramos los accesorios típicos en las placas base de gama alta: varios cables SATA, la placa metálica que encaja con los conectores traseros de la Z87 MPOWER en nuestra torre, unos cables para hacer puentes con un polímetro y hacer comprobaciones, el conector guía burros para conectar la caja a la placa (ya sabéis el de HD LED, POWER HD, etc), el adaptador Wi-Fi y Bluetooth con la antena exterior, dos DVD con todos los drivers necesarios, libros de instrucciones, mapa de instalación rápida, un certificado de calidad de los componentes, una placa metálica para colocarla en el barebone con el logo de MSI del Dragón y el cartelito de no molestar para la puerta. Acostumbrado a las placas que traen la chapa trasera y un mísero libro de instrucciones en chino y alemán este contenido impresiona.

    Un paseo por la placa base

    Si ya la caja y los accesorios son de calidad, imaginaros lo que de verdad importa. Estamos ante una placa con un peso y una apariencia en componentes y ensamblaje que te hace ver que estás frente a un producto de una gama superior (y un precio alto, por supuesto). Incluso en comparación con la anterior placa que analizamos (destinada al gaming) vemos que este modelo es muy superior, sobre todo en sus componentes de disipación, aunque es algo lógico si hablamos de una placa destinada a sacarle todo el jugo a tu micro y tus memorias.

    El socket del procesador (primera foto) esta rodeado de un único disipador, en color negro ferrita y amarillo, que protege a las resistencias que rodean el micro de las altas temperaturas. Como veis la instalación del procesador es limpia y fácil, quitamos el plástico protector, levantamos la presilla, colocamos el micro según las dos pequeñas muescas (sin tocar la parte de abajo del procesador) y cerramos presilla. Os animo, como siempre, a que os montéis vuestros propios equipos, lo agradeceréis con el tiempo.

    En la parte exterior de la placa tenemos los botones OC Genie (tercera foto), si pulsamos el botón grande haremos un OC fácil y rápido a los componentes de la placa. Es la manera más sencilla y a la vez segura de subir el rendimiento del ordenador. Si nos equivocamos siempre podemos pulsar el botón reset y empezar de nuevo.

    «Por favor no intentéis hacer OC con un procesador fuera de la serie K de Intel, directamente vienen bloqueados de fábrica».

    Junto a las ranuras PCI Express x16 tenemos el chip de audio, Audio Boost, encapsulado para que no haya interferencias entre componentes y consigamos el mejor audio posible.

    En la zona de la memoria RAM, he notado un poco más de espacio entre la más cercana a la zona del socket y el micro, por lo que si montamos una buena turbina, no tendremos problemas si las memorias tienen un disipador que asome un poco por arriba. El tipo de memoria es DDR3 Dual Channel con un tope de velocidad de 3000 MHZ (con OC) y 64 GB de capacidad máxima. Un montaje así nos aseguraría un monstruo de más de 10 años de vida. Sobre si es mejor cubrir los cuatro zócalos, o usar solo dos y tener dos libres para futuras ampliaciones, hay muchas corrientes divergentes: unos dicen que para gaming el doble Dual Channel se nota, otros que apenas hay diferencia.

    Vamos con las conexiones traseras: 2x USB 2.0, el botón para limpiar CMOS, la conexión externa de la tarjeta Wi-Fi y bluetooth, 6x USB 3.0, el conector LAN RJ 45, 2x HDMI, 1x DisplayPort, salida óptica y conexiones de sonido para el 7.1. Soy de los pocos que usa un cable coaxial para el audio del PC y he notado la falta en este modelo de placa. Por lo demás, múltiples conexiones y un avance ya total hacia el USB 3.0.

    Contamos con tres ranuras PCI Express x16, entiendo que usaremos dos de ellas para dos gráficas y la ultima para otro tipo de tarjeta que use este estándar. Aparte cuatro conectores PCI x1, que alguno va a quedar eliminado si usamos un CrossfireX o un SLI. Al no tener dos tarjetas gráficas de las anchas no he podido hacer ninguna prueba de el tamaño real que podría alcanzar y que PCI x1 quedarían inutilizadas, lo siento.

    El resto de conexiones destaco, sobre todo, la inclusión de un conector mSATA. Es algo que en breve todas las placas llevarán incorporado para montar un SSD para el sistema operativo o de uso como caché del sistema que hace volar el equipo. Aparte los conectores SATA están en horizontal y solo podrás usar la parte plana del conector y no la «L». Algunas veces da problemas, si tu gráfica toca con la zona de discos duros de la caja.

    La BIOS y el software de instalación

    Después de un proceso de instalación en la torre sencillo se agradece que el resto del proceso de instalación de un equipo nuevo sea igual de fácil. Una BIOS gráfica es uno de esos adelantos en la informática que agradecemos todos. Desde el primer momento en esta BIOS tenemos acceso a todo nuestro equipo: datos sobre discos duros, temperaturas, voltajes y velocidades de los ventiladores. Incluso se ha incluido un gráfico de la placa base que nos marca si hay algún problema con algún conector o con los componentes que hemos conectado en la placa (foto 5). Un diez para los ingenieros de software de MSI, con trabajos como éste nos hacéis la vida un poco más fácil a los que nos gusta la informática.

    Desde la propia BIOS tenemos acceso al botón OC Genie que, como hemos comentado antes, hará un OC sencillo al procesador y a las memorias. Pasamos de 3,4 GHZ a 4,2 GHZ con un simple clic de ratón, ampliando el radio máximo de velocidad de la serie i5- 4670K de Intel (sin OC va de 3,4 GHZ a 3,8 GHZ, el micro elige la velocidad de funcionamiento según el uso). Y eso que aun no nos hemos metido de lleno en el siguiente apartado, ahí es donde tenemos a nuestra disposición todo lo necesario para hacer locuras y tengo que deciros que aquí, he sido un cobarde.

    Probando el OC

    Y he sido un cobarde por que los rangos que podemos tocar, gracias al programa que Intel y MSI ponen en nuestra mano, son tan amplios que puedes poner el procesador a 7 GHZ en su valor más alto, solo subiendo la velocidad de reloj del procesador. Aquí si he echado de menos un botón que me ayude a subirle poquito a poco los valores. Esto es solo para usuarios con una amplia experiencia en este concepto del OC extremo, yo he hecho mis pinitos, subido valores y dejando el procesador con una subida de unos 25 grados de temperatura en 4,9 GHZ, de 53 grados en reposo a 73-80 grados con la subida de velocidad del micro, no está nada mal para ser verano y que la temperatura ambiente esté en unos 28-30 grados.

    Aquí he jugado un poco con los valores, para ver hasta que punto se podía subir o bajar, el programa MSI Intel Extreme Tuning nos deja a nuestro libre albedrío tocar todos y cada uno de los valores que componen el procesador y las memorias, sin advertencias de roturas y quemado de componentes (mal). Un dato curioso: lo coñazo que es Windows 8 con estos cambios en el procesador, incluso ha llegado a hacer una semi instalación de inicio de componentes, al ver que en el procesador cambiaba tanto la velocidad de funcionamiento.

    Recomiendo una buena turbina o una refrigeración líquida de calidad y tus sueños más extremos se cumplirán. Repito, todo esto es solo si eres un usuario avanzado, no nos hacemos responsables del mal uso de este programa al ver este artículo. Y, sobre todo, haz uso de la herramienta de test de estrés que nos ofrecen, haz una prueba de subida de velocidad en el micro, y efectúa el test de estrés unas horas para ver si el funcionamiento es estable.

    Lo mejor:

  • La calidad de los componentes.
  • La BIOS.
  • La cantidad de contenido en la caja y la facilidad de uso a pesar de ser para uso avanzado.
  • El OC Genie.
  • Tiene Wi-Fi.
  • ,

    Lo peor:

  • Su precio es algo alto, sobre los 200€, pero hablamos de una gama top en componentes.
  • No tiene salida coaxial de audio.
  • Solo para usuarios muy avanzados en conceptos de OC.
  • ,

    Conclusiones

    La Z87 MPOWER llena un lugar dentro del mundo de las placas base avanzadas, y digo llena, porque es capaz de contentar al usuario gamer: con la inclusión de tres ranuras PCI Express x16, memoria RAM hasta 3000 MHZ y una de las mejores tarjetas de red para jugar que hay; y al usuario que quiere un PC para experimentar y exprimir los componentes, con los rangos de OC que maneja la placa, podemos sacar un par de años de vida más a el procesador que compremos en este momento. Estamos frente a un componente todoterreno, de una calidad en su composición brutal y que puede servir de base a nuestro PC de nueva generación que deje en mantillas a las futuras consolas. [95]

    PRODUCTO RECOMENDADO PARA USUARIOS AVANZADOS.

    Gracias a MSI por suministrarnos el hardware para esta prueba y, como siempre, gracias por su paciencia.

      • Gracias, es complicado analizar un producto así. Es una de las placas base más avanzadas contra las que me he enfrenado y una delicia en su funcionamiento. Espero que os haya parecido ameno.

    1. tengo una pregunta, yo tengo esta motherboard, y tengo una fuente de poder «corsair cx600m» cuando la enciendo solo alumbran las luces y dura lo maximo 2 segundos y se apaga, sera que la fuente de poder debe de ser de mayor potencia?

    2. Hay algo que tienes conectado mal o el conector no llega a encajar totalmente, recuerda que van dos conectores a la placa. Luego mira que esté bien configurada la conexión con la caja, que eso suele dar muchos quebraderos de cabeza.

      He visto un video en Youtube de un tal Raul, no se si eres tu, pero tienes que conectar todo a la placa para que esta funcione y no se apague y en el vídeo no veo ni micro, ram, etc…

    Deja un comentario