Candidato a GOTY 2018: Pokémon: Let's Go!

La saga Pokémon es una de las más longevas y queridas por los fans de Nintendo. Desde que en 1998 Game Freak publicase Pokémon Azul y Pokémon Rojo en Europa (en Japón llegaron en 1996), los monstruos de bolsillo se han convertido en uno de los pilares de Nintendo.

Un gran juego

Este año, le ha tocado el turno a una de las entregas más sorprendentes en muchos aspectos con Pokémon: Let’s Go! Ya hablé en su momento de por qué Pokémon: Let’s Go! me parecía todo un acierto por parte de Game Freak y Nintendo, y de cómo casualizar esta entrega había servido para revitalizar la saga gracias a las decisiones tomadas. Las ventas de Let’s Go! han hablado por sí solas, y el último juego de la serie se ha convertido en un nuevo éxito para Nintendo Switch, una consola que no deja de acumular juegos imponentes y abrirse a otros estudios y a títulos indies.

La forma en que Pokémon: Let’s Go! aprende de todo lo que ha vivido la franquicia en las últimas dos décadas y se atreve a probar cosas nuevas para seguir renovándola no hace sino sentarle bien a Pokémon. Es cierto que se trata de un juego más casual de lo que nos tiene acostumbrados Nintendo, pero no por ello significa que tenga que ser dilapidado o glorificado, ya que hay que verlo de una forma diferente. Pokémon: Let’s Go! es una prueba de lo que puede conseguir Game Freak en la consola híbrida de Nintendo, y la prueba ha resultado ser bastante positiva, convirtiéndose en uno de los juegos más sorprendentes de Nintendo Switch.

De lo mejor del año

Es por todo esto por lo que Pokémon: Let’s Go! debería ser considerado como candidato a GOTY 2018, ya que no sólo vive de la nostalgia, sino que renueva y reinventa la fórmula, introduciendo cambios y novedades que, más allá de gustar o disgustar a los fans, sirven para construir un nuevo camino hacia las nuevas entregas que están previstas para 2019. Pokémon: Let’s Go! hace muchas cosas buenas por la franquicia, y supone una evolución y un cambio con respecto a lo que Pokémon suele ofrecer. Un cambio que, seguramente, influirá en el diseño de los próximos juegos de la saga.

Deja un comentario