Impresiones: Destiny 2, a la segunda va la vencida

El primer Destiny (Bungie, 2015) no consiguió engancharme a pesar de jugar más de una veintena de horas, 20 horas es bastante tiempo, pero no es ni por asomo, lo que los fieles seguidores de la nueva saga de Bungie dedicaron a la primera entrega.

Tras mi fracaso, llega la segunda oportunidad para Destiny 2, y las sensaciones no podrían ser más positivas. Después de completar el prólogo del modo historia, que es básicamente lo que pudimos ver en la Beta, acabé la parte en la que todavía no se puede jugar en cooperativo. Pasado el trámite llegamos a la villa, que sustituye a la torre por motivos del argumento, que por si acaso,no pienso estropear a nadie. A partir de ese momento y tras completar una última misión en solitario, se nos abre el modo cooperativo para seguir con la campaña en compañía de amigos, compañeros de clan o desconocidos.

Además, se nos brinda acceso al Crisol, el multijugador competitivo. Sobre el online diré que funciona a la perfección, y en mi caso, tras unas cuantas rondas aleatorias inmerso en sus distintos modos, no tuve ningúna caída o perdida de conexión. Es divertido y Bungie recupera la esencia de Halo, con partidas de 4 contra 4, en unos mapas muy bien diseñados y pensados para adaptarse a un estilo más frenético e instantáneo, por aquí todo sigue igual de bien. Volviendo a la historia, el primer planeta que visitaremos será la tierra, concretamente la llamada: zona muerta europea, y aquí nos encontramos con un planteamiento básicamente idéntico al del primero. Hablo de la estructura de misiones principales, secundarias, eventos aleatorios, aventuras, búsqueda de cofres, etc.

Vamos a limpiar zonas llenas de enemigos, investigar mazmorras y aguantar oleadas, algo que no es un problema, ya que disparar en Destiny 2 sigue siendo tan placentero y divertido como siempre a los mandos de un título de Bungie. Cuando nos prometieron que en la segunda entrega el modo historia se elevaría a otro nivel no mentían, y todo parece indicar que esta vez la campaña tendrá una narrativa integrada en el propio juego. Y a la vista está, Destiny 2 empieza con cinemáticas y sigue intercalándolas cada poco entre misión y misión.

Destiny 2 no parece que vaya a llegar a contarnos la historia de nuestra vida, pero el esfuerzo se agradece y al menos tenemos una motivación más para seguir hacia delante y descubrir lo que quieran contarnos, un buen añadido para paliar al que fuera el talón de Aquiles del primer Destiny. Mucho contenido y de calidad, divertido a rabiar y con la finura y saber hacer de Bungie, que hace que disparar en un shooter sea más placentero que en la mayoría de juegos de la competencia.

Técnicamente no es mucho más potente que la primera parte, quizás la diferencia esté en que ahora estoy jugando en PS4 Pro, por lo demás, no creo que el salto tecnológico sea un punto al que se le tenga que dar mayor importancia, con los 30 FPS más rocosos de la galaxia, que como en el primero sorprenden por su suavidad, le sobra para presentar candidatura a mejor First Person Shooter del año. En el apartado sonoro cabe recordar algo que ya se sabía, Martin O´Donnell ni está ni se le echa en falta, Michael C. Salvatori compone con maestría una épica banda sonora que ensalza los momentos más rimbombantes y aclimata los más pausados.

Los efectos de sonido están a la altura que se espera y tienen la fuerza y la contundencia necesaria, un espectáculo para los oídos, sobre todo si disfrutas tus momentos de juego con unos buenos auriculares envolventes. Destiny 2 está diseñado para disfrutarse en compañía y yo lo estoy disfrutando como no lo conseguí hacerlo con la primera parte, quizás no haya que esperar a la tercera, en mi caso parece que, a la segunda va la vencida.

  1. Yo esperaba algo decente para la campaña, pero por lo que he leido, parece que en esta ocasión tampoco han dado con la clave.

    El primero fue una decepción total en ese sentido. La cosa mas aburrida y repetitiva que me he tirado a la cara. El día de la marmota hecho juego.

  2. No puedo estar más en desacuerdo con tu artículo, y te lo dice uno que le dio más de 1000 horas de juego al primer Destiny.
    La campaña de Destiny 2 es soporífera, igual de corta y poco profunda que la del primero, y mira que tenían vías para hacerlo muchísimo mejor.
    Nivel de dificultad de risa, salvo en los asaltos de ocaso y la raid.
    Contenido corto e, igual que el primero, repetitivo.

    Estoy de acuerdo contigo en dos puntos: el gunplay y la Banda sonora son excelentes.

    No quiero extenderme porque el tema me tiene realmente calentito y me gustaría plasmar mis impresiones de una manera más objetiva y relajada.
    Pero a modo de conclusión te digo: cuando en un juego lo mejor son los amigos, quizás hubiera que empezar a pensar que algo falla en el juego.

Deja un comentario