Ereban: Shadow Legacy. Asesina entre las sombras

El estudio español Baby Robot Games debuta con Ereban: Shadow Legacy, un juego de sigilo con un concepto genial, pero que necesita mejorar otros aspectos. Por fortuna esa idea de navegar en las sombras lo mantiene a flote.

ereban

La última de su especie

Ereban: Shadow Legacy toma un concepto ya conocido. Ayana es la última de su especie, se encuentra cautiva, pero sus captores la necesitan para cumplir una misión. Tan pronto conoce sus habilidades decide escapar y dar fin a la organización que la tenía secuestrada.

Los primeros minutos del título presentan las habilidades que a mi parecer sostienen el juego. La posibilidad de navegar entre las sombras para atacar o escalar. Más adelante esos poderes sirven para moverse más rápido, enceguecer enemigos o generar un escudo.

El juego es una clásica aventura de sigilo con algo de espionaje, con niveles de gran tamaño, que presentan varias misiones principales y secundarias, además de coleccionables y secretos. Un concepto que a mi me encanta y con una premisa bastante prometedora.

ereban

De todo un poco

Los diferentes niveles en Ereban: Shadow Legacy nos ofrecen variedad de opciones. La primera de ellas escoger el camino del sigilo o la destrucción, porque a pesar de ser posible acabar con los enemigos, en su mayoría robots, también es posible simplemente escabullirse haciendo uso de las sombras.

Las plataformas también hacen presencia y se combinan muy bien con las habilidades de las sombras. En la mayoría de los casos los objetos importantes se encuentran en sitios elevados donde debemos coordinar sombras y velocidad para alcanzarlos.

Al completar los niveles se hace una evaluación de tiempo al completar las misiones, robots derrotados, humanos derrotados, objetos encontrados, cuerpos identificados, alertas generadas y misiones completadas. Siento que tantas cosas al tiempo rompen la magia de un juego que no es lento, pero donde domina el sigilo y con tanto que hacer es difícil identificar cual es la forma correcta de hacer las cosas.

ereban

Falta cariño en ciertas áreas

Los personajes, ya sean jugables, NPCs o enemigos, tienen un estilo similar a lo visto en Hi-Fi Rush, llenos de detalles y personalidad. Los entornos por el contrario si requieren más mimo. Texturas muy simples, entornos desolados, concentración de enemigos en una porción del mapa.

El tema de los enemigos es otro punto en contra. Los combates frente a frente significan la muerte para Ayana, sin embargo, es posible derrotar a uno, alertar a los demás y todos irán al mismo punto. Repite este proceso y uno a uno irán llegando los enemigos para ser derrotados.

Siempre he pensado que un título se hace grande por los detalles y es aquí donde Ereban: Shadow Legacy falla. Al parecer todo está enfocado en un aspecto y los demás se sienten como una adición, que no necesariamente complementa las fabulosas mecánicas de sombras.

ereban

A gusto de cada quien

Ayana cuenta con diferentes habilidades, mismas que le facilitan las misiones, pero requieren insumos para adquirirlas, lo que obliga a recorrer los escenarios en busca de elementos para mejorar, lo que a mi parecer está bien, sin embargo, no todas las habilidades son necesarias.

En un juego como Ereban: Shadow Legacy tu haces tu camino, pero si me hubiera gustado más que algunas de esas habilidades se requieren más en ciertos momentos. Llegué a un punto donde me dediqué a jugar con lo primero que había aprendido y eso fue suficiente.

Conclusiones

Como juego debut, siento que Ereban: Shadow Legacy es un gran paso para Baby Robot Games. Un concepto muy interesante y divertido que se encarga de sostener toda la aventura. Eso y un poco la historia que no deja de ser llamativa.

ereban

Si es un juego que debe mejorar aspectos como la IA enemiga, las texturas de los niveles y un poco más de diversidad en los mismos, ya que todo está muy concentrado en ciertos puntos y hace sentir los niveles vacíos.

Pero en general una aventura disfrutable y entretenida, insisto, un buen debut, con puntos a mejorar y unas mecánicas de sigilo bastante adictivas. Se le puede dar la oportunidad.[70]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − uno =