Hi-Fi Rush, que el ritmo no decaiga

En los tiempos que corren es muy difícil lograr lo que Tango Gameworks consiguió con Hi-Fi Rush. Mantener un juego en secreto por años, lanzarlo el mismo día de su anuncio y aparte que sea muy entretenido.

Hi-Fi Rush

Escucha tu entorno

Hi-Fi Rush es un juego de acción musical, muy parecido a Devil May Cry (sin lo musical claro está). La idea es derrotar enemigos sin perder el ritmo (que no es fácil), mientras recorremos una ciudad robotizada, donde cada detalle nos da un beat.

Aquí tomamos el control de Chai. Una anomalía que salió de la línea de producción. La compañía que lo produjo quiere destruirlo y él simplemente quiere ser una estrella. Su corazón es un reproductor de música, así que el sonido lo sigue a todas partes.

Absolutamente todo lo que guía al juego tiene que ver con el sonido y el ritmo. Los enemigos, sus ataques, cómo se mueve el entorno. Incluso 808, un robot en forma de gato que flota alrededor del protagonista indicando el ritmo, además de dar a conocer si el movimiento se realizó en el momento justo o no.

Hi-Fi Rush

Cómic en movimiento

El otro elemento llamativo de Hi-Fi Rush es su apartado visual. Literalmente parece un cómic en movimiento. Tanto en cinemáticas como dentro del juego, la experiencia visual es la misma y es bellisima.

No le sobra, ni le falta. Cada nuevo escenario, enemigo o enfrentamiento con algún jefe me ha dejado con la boca abierta, porque su nivel de cuidado es altísimo, porque además se integra completamente a la música del entorno.

Otro punto a destacar es el tema de la localización. El juego viene traducido a múltiples idiomas. Pero no solo son subtítulos, también son las voces de los personajes y en muchísimos lenguajes. Repito, se nota mucho el empeño que le han puesto.

Hi-Fi Rush

No esperaba tanto

Debo admitir que cuando un juego se presenta como lo hizo Hi-Fi Rush, espero encontrarme con un título corto, aunque normalmente entretenido. Aqui sucede todo lo contrario. La supervivencia de Chai depende de derrotar cinco jefes, pero ademas los niveles están repletos de retos y secretos.

Al hecho de superarlos en notas altas (nunca paso de B), también tenemos coleccionables, mejoras y sitios bloqueados por falta de habilidades o compañeros. Si, a lo largo de la aventura vamos encontrando otros personajes que nos acompañan a lo largo de la aventura con sus consejos y habilidades.

La cantidad de combos, la duración de los niveles y la calidad de la historia me han dejado claro que no va a ser un juego corto y que Xbox no se aventuró a sacar un exclusivo rápidamente para acallar las críticas.

Hi-Fi Rush

Agarrando confianza

Si hay algo que no está en mi ADN es el ritmo, ni siquiera con tragos encima. En Hi-Fi Rush se ha hecho más que evidente, porque en varios aspectos me va bien, pero siempre me falla la sincronía con el beat. Eso sí, a medida que se avanza en la aventura se le va tomando la medida al tema, así que no desesperen.

La gracia de los enfrentamientos es esa, lograr combinar combos, ataques especiales, bloqueos y esquivar, todo dentro de la tonada y la satisfacción que genera cuando se logra, es indescriptible

Lo de los jefes es tema aparte. Algunos tienen unas mecánicas de combate geniales, que implementan la música de formas muy divertidas y sorprendentes. Otro acierto más.

Hi-Fi Rush

Gratamente sorprendido

Lo de Hi-Fi Rush ha sido una sorpresa por donde se mire. Primero el que sea el primer juego de Tango Gameworks por fuera del género de terror. Según por lo cuidado que está y tercero por lo divertido que es.

Pero además, a medida que avanzo encuentro más y más novedades. Aún no lo termino y no me deja de sorprender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 3 =