Impresiones: Gran Turismo Sport, un diamante pulidísimo

Gracias a PlayStation España le he podido dar ya unas cuantas horas a la versión final de Gran Turismo Sport, un videojuego al que, seguro, se le pueden poner muchas pegas, pero al que no se le puede ignorar su incomparable presencia, elegancia y pedigree.

Kazunori Yamauchi. Un hombre en la eterna búsqueda de la perfección. En la traducción de su gran pasión, los coches, a un formato digital disfrutable por cualquier videoaficionado, capaz de abrir bocas y generar el mismo entusiasmo que la Industria Automovilística le generan a él.

Su visión convertida en Videojuego es la saga Gran Turismo. Una franquicia, más allá de las críticas, mítica, reconocible como una de las marcas asociadas a PlayStation desde los mismos inicios de la aventura de Sony en los videojuegos. La PSX de Kutaragi acogió al primer Gran Turismo, el juego que, antes de la aparición de Gran Turismo Sport, era considerado por el propio Yamauchi como su entrega favorita de la serie. Un título que, ese sí, rompió moldes y con el que Polyphony Digital se ganó una merecida vítola de estudio virtuoso que le valió pasar a convertirse en una de las First Party mimadas de Sony y a su líder en una de las figuras más reconocibles de la Industria.

A pesar de que únicamente he jugado a este Gran Turismo Sport, en su versión final, bastante menos de lo que quiero hacerlo, puedo llegar a darle la razón a Kazunori san. No tanto en el orden del ránking – para mi el impacto del primer Gran Turismo es inigualable – sino en el hecho que este Gran Turismo Sport recupera el lustre que la franquicia había, en mi opinión, dejado atrás.

Un lustre centrado en unos acabados magníficos que, eso sí, no consiguen esconder la limitada oferta jugable cuando no estemos conectados a PSNetwork. Y es que su apuesta incondicional por el online le pasa factura y le impide ganarse los corazones de los jugadores más tradicionales, pero el mimo y la fastuosidad de la producción son equiparables a los inicios de la serie con la que Yamauchi se dio a conocer como creador al gran público. En su momento, el primer Gran Turismo se convirtió no solo en un referente de los juegos de conducción, sino en un estandarte de lo que una consola con soporte óptico como PlayStation podía llegar a ofrecer al mercado.

En estos tiempos que corren es complicado impresionar al personal de la misma forma, con la misma fuerza, al menos con recursos técnicos. Pero Kazunori y el resto de Polyphony Digital demuestran que con la atención al detalle puede llegar a reemplazar al virtuosismo técnico, algo que ya se da por sentado en la generación actual. Gran Turismo Sport es, así, más que un juego. Es una plataforma en la que cualquier amante del automovilismo encontrará un lugar en el que poder pasarse horas y horas disfrutando del ingente material incluido en el disco.

Descubrir la historia detrás de cada gran marca, crear postales de ensueño combinando los bólidos y una colección de localizaciones de todo el planeta, incluyendo España, disfrutar de las repeticiones – un maravilloso pasatiempo marca de la casa desde la primera entrega – o realizar capturas desde las mismas, gracias al completísimo Modo Foto, son solo algunas de las actividades que consiguen darle ese empaque de producción de muchísimos kilates.

Gran Turismo Sport acaba de iniciar su andadura en PS4 y ya hay, como comentaba Diego en sus impresiones, quien desea que sea relegado por una secuela que, seguramente, ya saldrá para la sucesora de PS4 (y PS4 Pro). Yo, quizá menos ambicioso, me limito a aplaudir a Yamauchi san, en su enésimo intento por conseguir crear un videojuego capaz de transmitir su amor por los vehículos de cuatro ruedas, con el que ha creado un título que sirve de perfecta carta de presentación de las características de la consola, incluyendo su desaprovechado periférico estrella, las PSVR. Sí, hay que saber reconocerle los méritos a Polyphony Digital, aunque este Gran Turismo Sport, al menos en sus primeras horas, no haya conseguido hacerme olvidar esa mítica primera entrega en la que lo flipaba gastándome los duros virtuales en ese tuning mítico bautizado como Modificaciones de Carrera.

  1. Excelentes impresiones!
    La verdad es que me dio pena cancelar la reserva, tendré que esperar a que baje un poco y me acabe el Assassins.

  2. Que gusto da leer cosas que van más allá del “los gráficos esto, la música aquello y el online tal…” tan genérico ya en los medios actuales; esos textos sin personalidad tal como una ensalada sin aliñar, con lo que me gusta a mi el exceso de vinagre y sal… AKB es el aliño perfecto. Gran Turismo Sport es el porno del motor y la emoción de la bandera de salida. Ya veremos luego en que posición llega a la linea de meta. Un abrazo familia. ¡Buen texto Kris!

  3. “no consiguen esconder la limitada oferta jugable cuando no estemos conectados a PSNetwork. Y es que su apuesta incondicional por el online le pasa factura”

    Los que antiguamente se autodefinían como “elegantes” especifican además que requiere conexión a internet para guardar partida (http://www.anaitgames.com/noticias/gran-turismo-sport-requiere-conexion-a-internet-para-guardar-partida), una cagada tan absurda y surrealista como cojonuda.

    Personalmente, me mantengo en lo que comenté en la entrada anterior, la de las primeras impresiones: no me venderían esta cara bonita… desde lejos, que luego cuando te acercas tiene las mismas trabas de siempre (no parece que escuchen lo que los jugadores (¡para vosotros!) vienen/venimos pidiendo hace años a la saga. Más de lo mismo, otra vez.

    Pero cuenta con miles de seguidores, como la marca, je, que estarán encantados de pasar por caja de nuevo y no sólo mirarán para otro lado con los defectos del título, sino que se lanzarán a la yugular de quien ose toder a sus intocables Gran Turismo y Sony. Pues que las disfruten, el juego y sus posturas.

    • Yo no voy a decir que es un mal juego, pero la demo me dejo muy frio.

      Me encontre con la sensación de estar jugando a algo muy estancado. No termino de entender como cosas ya estandar en otros títulos, aun no se han implementado en GT.

      Siempre me ha gustado tener varios títulos del genero (es uno de los que más me gusta), e ir cambiando entre ellos para no saturarme, pero últimamente GT es el que menos me apetecía tocar de ellos. Al final era cuestión de divertirme, y el resto de opciones me ofrecían más.

      No juego online, otro factor que me hace mirar con recelo este GT Sport. Lo pillaré, pero más adelante, cuando baje de precio. Soltar ahora mismo 60€ por una apuesta offline limitada no tienta nada.

      • Acertada decisión ,reserve,me lo compre y me siento timado.Hace tiempo que no me engañaban así. Offline nulo, juego cortisimo
        Que decepcion,

  4. En poco más de un mes han salido Project CARS 2, Forza 7 y este GT Sport. Quería los tres, pero es demasiado juego de coches junto y si a eso le sumamos el F1 2017, que también compré poco antes… no hay tiempo para jugar a tanto título del mismo género.

    En mi caso el descartado ha sido GT Sport por el simple hecho de no poder jugarlo con mi volante (el Logitech G25), aunque comprando un cacharrito tipo CronusMax lo podría usar en PS4. Los otros juegos han caído para PC, obviamente.

    En mi opinión, PC2 barre al resto, es el mejor juego con diferencia y el que más contenido ofrece.

    Forza 7 me parece mejor opción para el que quiera algo un poco más sencillo y con carreras más cortas y variadas que PC2, que se centra más en campeonatos largos con el mismo vehículo hasta terminarlos. Eso sí, ahora mismo su online no merece la pena (en comparación con los otros).

    El caso de GT Sport (al cual he jugado mucho en la beta y la demo), que es el juego que nos ocupa, ya se anunció como un juego centrado en el online, así que que tenga un modo para un jugador tan escaso no me parece un problema (aunque es cierto que no es lo más deseable). El que quiera un “single player” que no lo compre (por suerte, hay alternativas en el género), porque no lo va a disfrutar.

    Por lo que he jugado al online, está muy bien hecho gracias a su sistema de licencias, similar al del Project CARS 2 (ambos inspirados en el de iRacing). En ambos juegos usan un sistema doble, por un lado tienes tu “nivel” de limpieza y por otro el de competitividad, que hay que ir subiendo de forma independiente. Y luego el juego te intenta emparejar con gente de un nivel similar en ambas categorías.

    ¿Qué se consigue con esto? Lo más importante en una competición online, limpieza y carreras siempre interesantes. En Forza 7 no he conseguido esto, siempre me han llevado puesto, a la gente no le importa correr limpio. Tanto en GT Sport como en PC2 ha sido una maravilla desde el primer día, incluso con la gente que está empezando (que es la que suele preocuparle menos usarte como muro en las curvas).

    Lo que no funciona tan bien en GT Sport es la clasificación de vehículos. Han juntado un montón de vehículos en unas pocas categorías que no están tan igualas como deberían. Algunos coches son claramente mejores que otros, así que si no eliges el correcto olvídate de ganar la carrera si juegas con gente medianamente competitiva (que es lo que ocurrirá con el sistema de licencias).

    El tema del guardado sólo online es una cagada bien gorda. Imagino que los motivos serán similares a los de otros juegos como Destiny o similares, que están fuertemente centrados en el modo en red, para que la gente no haga trampas con su progreso en perjuicio del resto, aunque no lo veo un problema en un juego como Gran Turismo, no tiene sentido en este caso. Lo normal sería que se sincronizara automáticamente con la partida en la nube (que sí debería ser la principal), pero nunca perder el progreso offline. Supongo que acabarán arreglándolo en un parche.

    • Gran Turismo está cuidadísimo. Otra cosa es que sea lo que buscas o que le veas costuras concretas. A mi cuando en Forza no se podía correr con lluvia me gustaba igual eh.

      • Ya, pero el tema de la lluvia es ya un estandar en este tipo de juegos, que GT aún no lo tenga, es para mirarselo. Y no es un simple añadido estético… aporta mucha variedad a la conducción.

        Para mi, el problema es que GT se centra en exceso en ciertos detalles, y pasa por alto otros muy importantes. Quizá un poco de equilibrio le sentaría mejor.

        No hablamos de que un juego deje de gustarte por que tenga o no tenga cosas (como tu dices), si no de que existen avances que hacen a este género mejor y no pueden quedarse estancados en lo que “antes” era bueno.

        Y si, no te voy a negar que GT esta cuidadísimo, pero como he dicho antes, lo esta en algunas cosas, y muy poco en otras.

Deja un comentario