Impresiones con Mario Tennis Aces: juego, set y partido para Nintendo

Llevo unas cuantas horas jugadas a Mario Tennis Aces para Switch, gracias, sobre todo, a la naturaleza híbrida de la consola de Nintendo.

Unas cuantas veces me he visto en fuego cruzado en redes sociales intentando explicar por qué Switch es tan especial, a pesar de que palidece en potencia con sus competidoras. Yo lo tengo clarísimo: que la consola de Nintendo se pueda jugar en cualquier parte con una pantalla que te hace sentir cosas más cercanas a una sobremesa que a una portátil es algo impagable, sobre todo para aquellos que viajamos de forma regular.

Mario Tennis Aces ha llegado como caído del cielo. A pesar de que en líneas generales el catálogo de la consola de La Gran N es muy decente, el panorama de juegos deportivos en Switch es desolador. Y ya no hablemos del escaparate de juegos de tenis. Tennis World Tour es un absoluto despropósito, como bien comentó Juantxi. Su alternativa, AO International Tennis, no he conseguido digerirla más que algunos puntos sueltos.

Imagino que soñar con algo con el impacto y los acabados de un Virtua Tennis o un Top Spin es simplemente eso, un sueño, y por eso estoy disfrutando este Mario Tennis Aces como lo estoy haciendo. Sí, su personalidad hace que sea hasta complicado calificarlo de juego deportivo, pero en lo que respecta a las alternativas actuales de juegos con una raqueta por medio, es lo mejor que hay con diferencia.

Sí, Mario Tennis Aces arcadiza el deporte de la raqueta hasta límites insospechados, haciendo que Super Sidekicks parezca un simulador de fútbol. Pero todo ello sin renunciar a una serie de mecánicas depuradas que hacen que el que busque unos cuantos intercambios de pelota, sin más preocupaciones, pueda encontrar algo interesante.

Eso sí, entre tantos ataques mágicos y obstáculos en medio de la pista, echo en falta un modo en el se vaya ha hacer puñetas toda esta parafernalia, que debería ser la gracia del juego y que a mi, que mataría por un juego deportivo TOP, casi que me sobra. Aunque tengo que reconocer que el Modo Historia acaba justificando tanto fuego de artificio.

Mario Tennis Aces es lo mejor a nivel pseudo deportivo – dejémoslo ahí – que he podido probar en los últimos meses. Sí, seguramente no es lo que estabas esperando, pero si tienes la suerte de contar con una Nintendo Switch, hacerte con él es casi una obligación. Divertido y muy bien hecho, como dictan los mandamientos de La Gran N.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + trece =