Medal of Honor: Warfighter. Pura adrenalina multijugador

La propuesta de este año para sacudir las columnas que sustentan Call of Duty en el terreno de los shooters bélicos por parte de Electronic Arts, no pasa esta vez por Battlefield, sino por el nuevo capítulo de Medal of Honor. Con Danger Close a la cabeza del desarrollo y gente de DICE y ex-Treyarch echándoles una manita, os contamos lo que nos ha parecido tener en las manos el nuevo MOH: Warfighter.

Medal of Honor Warfighter

Medal of Honor Warfighter

EA no va a dejar pasar la gallina de los huevos de oro y si la competencia tiene dos estudios trabajando en una misma franquicia para sacar un título cada año, ella -que ya tiene experiencia en esto con los Need for Speed y con los estudios que trabajan en paralelo para las sagas anuales de FIFA- parece que va a ir turnando sus dos IP’s más conocidas, para intentar seguir quitando usuarios a la competencia. Desde luego, el año pasado no lo hizo nada mal con el espectacular Battlefield 3 y ahora todo el mundo está esperando ver como cristaliza este Medal of Honor: Warfighter que está más descaradamente enmarcado en el multijugador online y sus vertientes cooperativas que nunca -si es que es posible subir este listón en los shooters

En el evento, tras una cortísima presentación por parte del productor ejecutivo del título, Greg Goodrich, nos dejaron a nuestra suerte delante de una fila de Xbox 360 con el juego. No me voy a andar con tonterías si os digo sinceramente que el inicio de la historia en la misión me parece de “chichinavo” y estar más de 5 minutos delante de ella viendo como un soldado está postrado en la cama de un hospital junto a su esposa e hija, lejos de hacerme sentir una maquina de matar, me recordó más bien a algunas imágenes de culebrones venezolanos o de una peli palomitera de hollywood de tres al cuarto. Es ya habitual en este género que la historia principal sea flojita y no parece que este título vaya a mejorar este aspecto. Después de eso comenzaba la acción.

Medal of Honor Warfighter

Medal of Honor Warfighter

La experiencia que nos va a ofrecer este título ya la conocemos todos de antemano: poner en nuestras manos a los mejores cuerpos de asalto para hacer frente a desafíos concretos en varias partes del globo, intentando que los usuarios escojamos el grupo de soldados con el que mejor nos identifiquemos, a parte de los habituales “yankis”. Eché en falta a los GEO, aunque como todos sabemos también, el juego tiene ciertas conexiones con los lamentables incidentes del 11M en Madrid al reflejar ciertos conflictos bélicos en diferentes partes del planeta que han sucedido en los últimos años. Por tanto, la “campaña” está basada en las vivencias de los Tier 1, la élite de la élite de los “usamericanos”, más conocidos desde la captura -y muerte- de Osama Bin Laden, dejándonos comenzar en los hechos que transcurren en Sarajevo.

El gran protagonista inicial de la feria es el motor Frostbite 2, que hace que todo luzca de maravilla. Da igual los prejuicios que puedas tener ante un título cuando ves como todo se destroza a tu alrededor sin el menor atisbo de lag en toda la sesión, mientras alucinas con la iluminación del juego o las acciones “scriptadas”. Supera a los últimos COD de calle en este aspecto, y eso que jugamos en 360 -no quiero ni pensar como será la de PC. Eso si, le falta algo -y no me preguntéis exactamente qué-, para superar a Battlefield 3, después de verlo un rato detrás de las espaldas de los compañeros allí presentes mientras jugaban. Serán cosas de la beta, ya que se supone que este título usa una versión mejorada del que se usó en el juego de DICE.

Medal of Honor Warfighter

Medal of Honor Warfighter

El componente táctico está presente. No valdrá ponernos a pegar tiros porque sí -al menos en principio- ya que acabaremos siendo un bonito cadaver. Habrá que estudiar bien la situación para decidir como afrontar el asalto y muchas veces, nos van a recompensar más si sorprendemos al enemigo, que si entramos como un elefante en una cacharrería. A eso ayuda mucho el tema de como y donde colocar las explosiones controladas con los diferentes tipos de explosivos que tendremos a nuestra disposición, para distraer al enemigo, mientras entramos por el otro lado. La I.A. me pareció bastante solvente, al menos el rato que pude estar jugando y son los típicos soldados gilipollas que al menor problema se quedan quietos esperando ordenes. Si ya les has dado las instrucciones antes, harán la tarea perfectamente sin rechistar, aunque les cueste la vida e intentarán ayudarte cuando estés en apuros… aunque no esperes nada igual a la ayuda “humana” por supuesto.

El sonido -estuvimos con auriculares- está fantásticamente resuelto y forma una buena pareja con el motor gráfico. Sin embargo todo este despliegue técnico del motor gráfico no oculta que el escenario era un tanto pequeño y cerrado. No se si será así en el juego final, pero si encima de que tienes “poco” que hacer, la mitad de ello está metido con scripts, puede ser un problema bastante grave para el juego, como por otra parte ya es para la mayoría de títulos de este género. Así que si… si pensáis que lo estoy acusando de “pasillero”… es la impresión que me dio.

Medal of Honor Warfighter

Medal of Honor Warfighter

En el multijugador, con la ayuda humana la cosa cambia y es donde despliega su mejor jugabilidad. Tendremos los clásicos modos de capturar la bandera y todo eso que está muy bien, pero la chicha en si, es el tema de escoger equipo, lo cual le da un aire a lo “juego deportivo” donde siempre acabas cogiendo el club o selección que más te gusta. Supongo que esto es lo que han buscado a la hora de insertar varias facciones internacionales. Si es así, el pique online a nivel mundial, lo tienen casi conseguido.

El conocido sistema de doble posición en las mirillas de nuestras armas es un acierto para inclinar o cambiar según la situación de combate, así como el sistema en rombo que te permite decidir que vamos a hacer antes de entrar en conflicto. También el tema de los explosivos y granadas que mencionaba anteriormente, se vuelve más importantes aun cuando estemos con enemigos humanos ya que podremos cargarnos a varios soldados del equipo contrario de un plumazo si lo hacemos bien. La acción por tanto, es muy rápida y exigente, lo que hace que muchas veces el componente táctico que han querido insuflar en el cooperativo, se va a freir puñetas por un grado excesivo de adrenalina.

Resumiendo, este Warfighter tiene todas las virtudes y defectos de los shooters que conocemos hoy en día. Basando totalmente la acción en modos cooperativos y en el juego online, la campaña inicial se queda poco más que en el habitual entrenamiento espectacular para adentrarnos luego a aniquilar a gente en los servidores. Gráficamente es muy notable y llama la atención, pero en cuanto a jugabilidad, no acaba de convencerme del todo, ya que las propuestas a las que nos enfrenta, ya las hemos visto en otras ocasiones y tiene bastante poco de novedoso al respeto. Es un buen título que probablemente venda -para variar- lo que no está escrito y que dejará satisfecho a todo aquel que ya huye de los COD. Pero sinceramente, no deja de parecerme una vez más, el mismo perro con diferente collar. Eso si, collar australiano, francés, yankee

Deja un comentario