Megaman is back y que emoción me da

Hemos tenido la posibilidad de probar la demo de Megaman 11 y debo decir que me ha encantado. El juego logra mezclar esa jugabilidad de antaño adicionando bastantes novedades, siendo la más importante el sistema double gear, cuya adición complementa de muy buena manera el título.

Megaman 11

Recuerdos de infancia

Siempre he mencionado que Megaman es uno de mis personajes favoritos y durante esta demo recordé muchos de mis momentos de infancia junto a este personaje. Tardes increíbles y hasta frustrantes, tratando de superar los retos que el título siempre ha presentado.

Esta nueva versión no es la excepción, el juego conserva casi todos esos elementos de antaño, cambiando eso sí su aspecto gráfico, el cual luce sensacional. Los nuevos diseños y modelados lucen muy bien y le dan un aire de modernidad, sin perder su esencia. No como el caso de los últimos juegos de la saga X que se fueron al todo por el todo con escenarios 3D y demás cosas que no terminaron de encajar.

Hablando del pasado, Megaman 11 conserva aún esa endiablada dificultad. El modo normal de juego es un reto bien interesante y frustrante mientras volvemos a tomar el ritmo y descubrimos los diferentes enemigos que tenemos que enfrentar camino a la batalla con el jefe final. Por fortuna existe la posibilidad de bajar un poco la dificultad y así dar cabida a más jugadores.

Megaman 11

El sistema double gear, la mayor novedad

La mayor novedad del juego es el sistema double gear y debo decir que encaja de maravilla. Los niveles y enemigos están diseñados de tal manera que se puedan superar con o sin su uso, pero una vez nos acostumbramos a este, no hay manera de dejarlo de utilizar y lo mejor de todo es que no arruina la experiencia de juego.

Tenemos tres opciones: ralentizar el tiempo, aumentar la potencia del blaster o activar las dos al tiempo. Esto último sucede cuando nos queda muy poca salud, una especie de medida desesperada. Lo importante es que no podemos estar utilizando estas nuevas habilidades a destajo, ya que el personaje se recalienta despues de un tiempo y es necesario esperar que se refresque.

En mi caso particular, me costó mucho acostumbrarme a su uso, principalmente porque tengo aun el recuerdo de los títulos viejos y hace poco tuve la posibilidad de jugar de nuevo los títulos de la serie X, por lo que ya venía acostumbrado a otra forma de jugar. Pero una vez lo integras a tu sistema de juego, se vuelve un gran apoyo, principalmente para enfrentar a los enemigos.

Megaman 11

Block Man, el jefe final de la demo

Una vez pude superar el nivel, llegué a esa clásica puerta que indica el enfrentamiento con el jefe final. Aquí podemos ver otro de esos cambios que Megaman 11 presenta, ya que Block Man comienza como un robot pequeño, una vez reducimos un poco su salud cambia para tener un tamaño descomunal y luego vuelve a su estado original, donde la batalla nos obliga a esquivar sus rápidos ataques a intentar golpearlo.

No aseguro nada, pero supongo que algunos de los jefes finales tendrán esa mecánica de tres fases. En cuando al enfrentamiento, debo decir que no fue tan sencillo, sobretodo mientras me aprendía los patrones de ataque del enemigo. Inicialmente tomé un enfoque muy clásico y al final tuve que apoyarme en el double gear para derrotarlo. Eso sí, la sensación sigue siendo la misma, una gran emoción y satisfacción después de lograr la victoria.

Todas las sensaciones fueron buenas

Después de pasar un par de horas con Mega Man 11 mi impresión no puede ser mejor. El icónico personaje de Capcom está de vuelta mezclando un estilo de juego clásico, con un diseño moderno y adicionando habilidades que complementan muy bien la jugabilidad. De igual manera la dificultad sigue siendo alta, pero lo mejor de todo es que esta puede ser ajustada, lo que permite abarcar aún más jugadores.

Si en su momento estaba emocionado por este título, hoy debo decir que esa emoción ha crecido exponencialmente después de esta demo. Después de lo visto con Mighty No.9 estaba un poco escéptico respecto a este tipo de juegos, pero ha quedado demostrado que el equipo de desarrollo ha sabido recuperar el título. El bombardero azul está de vuelta.

Deja un comentario