Guerra de motores gráficos para la next-gen

Como la guerra de las consolas pero sin tanta ortodoncia. En algo así se está convirtiendo el mundillo de los motores para videojuegos desde que los indies volvieron en masa a la industria y puedes encontrar desarrolladores y CEOs hasta debajo de las piedras. Fans, detractores, ferias… pero sobre todo, competencia.

Unity 5 luciendo palmito

Unity 5 luciendo palmito

Si el E3 es la feria feria fetiche de los aficionados a los videojuegos, la Game Developer Conference lo es de los desarrolladores. Aunque este año se hayan presentado nuevas formas de realidad virtual, Ubisoft saque pecho de su alucinante motor next-gen y Microsoft anuncie la nueva versión de DirectX, para mí sin duda lo más importante han sido los anuncios de Unity Technologies, Epic Games y Crytek sobre sus nuevos motores. El porqué básicamente responde a que estos motores están disponibles para su uso por parte de todos los desarrolladores y serán probablemente los más utilizados en esta nueva generación.

Hasta ahora la cosa estaba clara. Unity acaparaba a casi todos los desarrolladores indies. Epic Games se llevaba a los más atrevidos con UDK (una versión limitada del popular Unreal Engine 3) mientras que los que tenían cierto poderío económico podían optar al nuevo y flamante Unreal Engine 4. Luego estaba Crytek algo más silenciosa con su espectacular motor de nueva generación, CryEngine, disponible también para los bolsillos más abultados. Pero olvidadlo; pronto llegó la GDC y lo puso todo patas arriba.

La última demo que se ha visto de UE4 corriendo sobre una única GTX 680

La última demo que se ha visto de UE4 corriendo sobre una única GTX 680

Anunciado Unity 5

Aunque esperado, una gran noticia. Unity siempre se ha caracterizado por su bajo precio, fácil uso y extensa documentación, lo que ha hecho que se convierta en el motor más popular a la hora de hacer videojuegos. Sin embargo, siempre le ha lastrado ese aspecto de trabajo amateur que acompaña a muchos de los proyectos que se construían con él. Unity 5 promete acabar con ello evolucionando gráficos y versatilidad.

Una de las mejoras más importantes que incorpora es la iluminación global en tiempo real, probablemente el paso más importante para dar una sensación de solidez gráfica. La otra gran novedad es la posibilidad de hacer que nuestros videojuegos funcionen bajo WebGL, de forma que los podremos jugar en Mozilla sin necesidad de plugins, el futuro de los videojuegos que muchos anticipan.

Otras implementaciones importantes son el nuevo editor funcionando en 64 bits, shaders basados en el comportamiento físico, mayor control sobre el sonido, mejoras en las físicas y edición de la interfaz gráfica de forma muy accesible.

Unreal Engine 4 a un precio muy accesible

El bombazo lo pegó realmente Epic Games con un auténtico revés a Unity y una completa declaración de intenciones. Pero antes de seguir pongámonos en situación. Como decía antes, hasta ahora Epic solo hacía accesible UDK, una versión un poco capada de UE3, el motor con el que se hicieron Gears of War, BioShock, Mass Effect y tropecientos mil juegos más de la pasada generación. Sin embargo, si querías desarrollar con su novísimo motor de nueva generación, Unreal Engine 4, tenías que hablar directamente con ellos y llegar a un acuerdo. Es decir, tenías que tener un soporte económico, gente para hacer un buen acuerdo y toda la parafernalia que algo así puede conllevar y que no tiene nada que ver con hacer videojuegos. Hasta ahora.

Lo que aquí anunciaban era que iba a estar disponible a cualquier desarrollador por un precio de 20$ al mes y una tasa del 5% de lo que venda el juego. Y no precisamente para hacerte con una versión capada sino con la que ellos mismos trabajan e incluso con acceso al código fuente del motor. Así, Epic decide cambiar totalmente su forma de vender sus motores y seguir la línea marcada por Unity y “democratizar” el desarrollo de videojuegos.

Las virtudes de Unreal Engine 4 son para babear. Babear mucho. Su poderío técnico lo hemos podido disfrutar en las múltiples demos que han enseñado desde su anuncio. Increíble trabajo de partículas (cantidad y respuesta físicas), efectos de postprocesado, shaders basados en físicas, etcétera.

Donde más se están esforzando es en hacerlo accesible, faceta donde Unity es claramente ganadora. Primero, mediante una cantidad enorme de vídeos que están produciendo sobre cómo usarlo. Segundo, haciendo su manejo mucho más intuitivo y con la nueva herramienta de scripting llamada Blueprint.

Las manos sobre la mesa que ahí va vídeo.

CryEngine se pasa también de modelo de negocio

Como el de Epic pero más barato. Crytek contraataca ofreciendo un modelo de suscripción para hacerse con CryEngine por 10$ mensuales y sin tasa alguna sobre los beneficios del juego. Eso sí, en este caso no se incluye el código fuente.

Nadie puede dudar del poderío de este motor. Tras Ryse: Son of Rome, probablemente lo más potente que hemos visto, podemos adivinar los juegazos que nos deparan, teniendo en cuenta que detrás está Crytek, conocida por crear engines que proporcionan resultados visualmente brillantes. De hecho, ya podemos ver otros títulos como Evolve o Kingdom Come: Deliverance con muy buen aspecto.

Comparándolo con sus dos principales competidores, CryEngine es un producto mucho más parecido a Unreal Engine 4, superándole al disponer de una fantástica iluminación global en tiempo real. Donde más cojea es en la documentación que provee para que los desarrolladores aprendan a usarlo, algo esencial si quieren trabajar en esa nueva vía de negocio.

El anuncio de la GDC estuvo acompañado por este vídeo donde la empresa alemana muestra los proyectos que se están realizando con su poderoso retoño.

Las cosas se ponen muy interesantes. La aparición de los desarrolladores indies están removiendo también los cimientos del otro mercado que vive a costa de los videojuegos pero que no estamos tan acostumbrados a ver: el de la creación y licencias de motores. Esto son solo buenas noticias: más herramientas, más baratas y de mejor calidad en las manos de los artesanos de la industria.

  1. CryEngine es una pasada, sólo hay que ver el resultado en Ryse (y eso que tuvieron que bajar carga gráfica por desarrollarlo de manera accidentada y con kits tempraneros).
    Otro que me encanta es Snowdrop, que está utilizando Ubisoft para The Division.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − siete =