Shadow of the Tomb Raider. Dando inicio al apocalipsis

Shadow of the Tomb Raider ha comenzado para mi y durante las primeras horas con esta nueva obra de Crystal Dynamics las sensaciones son bastantes buenas, solo un par de detalles que aun no me terminan de convencer, pero en general, todo es bastante positivo.

Shadow of the tomb raider

Vamos directo al grano

Lara Croft busca evitar que la trinidad establezca un nuevo orden mundial y se embarca en la búsqueda de un artefacto que combinado con una caja puede traer consigo precisamente eso. Después de salir con vida de una tumba y hacer un poco de investigación, el juego nos muestra uno de sus elementos más importantes, los acertijos.

Shadow of the Tomb Raider sigue exhibiendo esa marca de la casa. Puzzles supremamente ingeniosos y retadores. En esta ocasión se trata de un sistema de campanas conectadas, que alteran su ubicación por el peso que se encuentre encima de ellas. Admito que me divertí mucho intentando superarlo.

Sí que hay novedades

Es impresionante la cantidad de novedades que este juego presenta, más aun siendo el último dentro de una trilogía bastante madura. Entre las que más destaco están las posibilidad de hacer rápel desde las salientes, lo que añade muchas más opciones de exploración. De igual manera Shadow of the Tomb Raider se siente mucho más abierto y es posible llegar a un mismo sitio, pero utilizando diferentes rutas.

En esta ocasión no solo tenemos tumbas, sino también criptas, donde podemos encontrar atuendos que nos ofrecen muy buenas habilidades de cara a próximos enfrentamientos con la trinidad o con la misma fauna que habita la selva peruana. Lo último que quiero destacar es el ajuste especifico de dificultades. De esta manera podemos tener ajustado el nivel de juego a nuestro gusto, ya sea combate, exploración y puzzles.

La exploración vuelve a ganar importancia

Gracias a esos ajustes de dificultad, Shadow of the Tomb Raider vuelve a darle una importancia grandísima a la exploración y a las secciones de plataformas. Normalmente en lo niveles más bajos siempre se nos muestra por donde escalar, saltar o colgarnos. Realizando un par de ajustes, esas guías desaparecen y es cuestión nuestra el encontrar la ruta para seguir nuestro camino.

He muerto ya varias veces y siempre ha sido por un mal salto o por no reaccionar a tiempo cuando Lara queda colgando de un risco. Sin embargo, nada más gratificante que sentirnos como esos exploradores que poco a poco van encontrando su camino y que a lo largo de este también van descubriendo objetos y tesoros.

El apartado gráfico, la gran deuda

Desde su anuncio, el aspecto gráfico de Shadow of the Tomb Raider no me convenció. Ahora que lo estoy jugando, el sentimiento continua. Las escenas cinemáticas tienen un nivel de detalle espectacular, sin embargo en el juego no se encuentra a la altura y tiene muchas de deficiencias que por lo menos se ven compensadas por otros aspectos.

Otro elemento que aun no me termina de convencer es el combate. En cuanto a coberturas y sigilo está muy bien, pero cuando hay armas de fuego de por medio, creo que no le sienta de buena manera y pierde un poco la esencia. Espero que con el pasar de las horas esto vaya mejorando.

El apocalipsis ha iniciado

Mi aventura termina con Lara tomando una daga y desatando el apocalipsis, mientras la trinidad le cuenta cómo planea iniciar un nuevo orden mundial. Después de eso se viene el ya conocido tsunami que fue presentado en la mayoría de los avances y cuya agua no se ve tan mal como en los vídeos.

La cosa pinta bastante bien para Shadow of the Tomb Raider y a pesar del par de puntos negativos, es más lo positivo e invita a querer conocer el desenlace de esta madura e intrépida Lara Croft.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − 4 =