SPOILER POST TLOU2: El Demonio está en todxs nosotrxs

Hace unas semanas escribí unas impresiones de The Last of Us Parte II, y hace menos, un análisis. También publiqué una galería de capturas del juego. Todo sin spoilers. En un juego en el que la narrativa es tan importante, fue complicado hacerlo, pero no me hubiera perdonado haber jodido la experiencia a nadie.

NOTA: Este post incluye spoilers de The Last of Us Parte II y de su predecesor. No lo leas si no te has pasado el juego o no quieres conocer detalles de la trama

Un ejercicio de narrativa brutal

Si has seguido leyendo hasta aquí, que sepas que vamos a hablar de SPOILERS. Último aviso para navegantes.

The Last of Us Parte II es, como la primera entrega, un viaje. Pero mientras que en la primera parte los protagonistas, Ellie y Joel, eran claros, en esta continuación el protagonista es el jugador. Los personajes vienen y van, y despedir al principio del juego a Joel es una declaración de intenciones de Naughty Dog: nadie es imprescindible. El mundo no tiene remordimientos, no llora por nadie, seguirá girando alrededor del sol mucho después que todos y todas nos hayamos ido. Y eso incluye al antihéroe del primer The Last of Us.

Naughty Dog suelta lastre así de un personaje tan carismático para freestylear y explorar un nuevo tipo de mensaje. Si en el primer juego el objetivo es algo tan ambicioso como «salvar un mundo consumido por la pandemia», aunque al final, la vida de Ellie, es un precio demasiado alto que Joel decide que no está dispuesto a pagar, en esta continuación el hilo conductor es La Venganza. Pero, como se demuestra, esta Venganza no es un final, sino un camino que gira sobre si mismo y se retroalimenta. Tanto Ellie como Abby se retroalimentan:

1. Abby: Joel mató a mi padre, yo me obsesiono con encontrar y matar a Joel
2. Ellie: Como Abby ha matado a Joel, yo mato a todos sus amigos que estaban con ella durante el asesinato, e intento matarla a ella
3. Abby: Como Ellie ha intentado matarme a mi y ha matado a todos mis amigos, yo voy a por ella y a sus amigos

La Compasión

En este viaje de Venganza me gustaría destacar varios hitos en los que la narrativa se acaba definiendo, marcando un camino en el que queda claro que nada es blanco ni negro:

-Joel encuentra a Abby, sin saber quién es ni cuáles son sus motivos, y la salva de una muerte segura a manos de un infectado.
-A pesar de ello, Abby mata a Joel a sangre fría PERO perdona a Ellie y a Tommy.
-Tanto Tommy como Ellie matan a varios de los miembros de la pandilla de Abby, sin mostrar ninguna compasión. Tan solo Ellie muestra escrúpulos cuando se da cuenta que ha matado a una embarazada.
-Ellie incluso mata al personaje del que está enamorado Abby.
-Aún así, Abby perdona la vida tanto a Dina como a Ellie cuando las encuentra en busca de venganza. Ahí la influencia de Lev es clave, humanizando a Abby.
-Ellie, tras liberar a Abby y a Lev, no puede reprimir su instinto de Venganza – en un combate que me hizo recordar al nivel de No Russian de Modern Warfare, dado que el jugador no puede escoger si luchar o no o si acabar con Abby o no.

Personalmente, tras haber encarnado a Abby y ver que ella es tan o más víctima que Ellie, no podía creer que tenía que luchar con ella, y menos en el estado en el que estaba. La mirada de Abby al bajar del poste en el que estaba y acercarse a Lev para llevarle en sus brazos. Una Abby sin rastros de odio, de recuerdo, solo buscando la supervivencia, solo buscando el llevar al niño a un lugar seguro.

Sentimientos brutales

El momento en el que Ellie chantajea a una Abby que no busca luchar con matar a un Lev que está inconsciente me pareció vomitivo, se me removieron las entrañas, algo que solo me había pasado con This War of Mine. Me pasé el combate repicando botones sin mirar a pantalla, y me dejé golpear muchas veces por Abby esperando que hubiera una puerta de atrás por la que poder escapar de esa sed de venganza sin sentido. Pero no la hay. Por fortuna, Ellie desiste en su empeño de matar a Abby y la deja ir.

Rompiendo el ciclo

Un viaje de Venganza que, al final, cuenta con un giro inesperado: cuando Ellie, intentando acabar con los demonios que la atormentan y los deseos de Tommy, vuelve a perseguir a Abby con el objetivo de matarla, es esa Sed de Venganza lo que salva a Abby y a Lev. Y es que si Ellie no hubiera ido detrás de ella, tanto Abby como Lev hubieran muerto en la playa en la que estaban colgados en los postes.

Acabar con Ellie feliz y con Abby y Lev a salvo no sería un final acorde con el tono trágico del juego. Ellie pierde dos dedos en el combate con Abby y es dudoso que tanto Abby como Lev sobrevivan mucho tiempo, en el estado en el que estaban.

La escena final, con Ellie incapaz de volver a tocar la guitarra por la falta de sus falanges, es una metáfora perfecta: cuando ella podía tocar, su vida estaba completa, aunque no lo supiera. Ahora ha perdido dos dedos y dos seres amados: Dina y su hijo.

Una conclusión no para todos los públicos

El jugador entonces tiene que asimilar todo lo que ha vivido y hacer balance. Para mi, el viaje de Abby es necesario en su plenitud. Solo así puedes conocer y empatizar a un personaje que cuenta con todas las desventajas del mundo a la hora de ser aceptado por el jugador que viene del primer The Last of Us. Lo fácil era seguir demonizándola y convertir a The Last of Us Parte II en un juego de Caza y Captura del Demonio.

Pero el Demonio puede encontrarse en cualquier lado, incluso en el corazón de la presunta héroe. El Demonio te hace abandonar a tu familia en la granja, en el que podría ser perfectamente un final de un juego menos ambicioso. El Demonio te hace ponerle un cuchillo en el cuello a un niño moribundo. Pero Naughty Dog quería romper al jugador, hacerle ver que esto no es un Cuento de Hadas y que los finales felices no existen en un mundo que Ellie no pudo salvar.

  1. Buenas, Cristian. Me centro en esa conclusión que no es para todos, ya que es uno de los elementos más impactantes del juego, de esos que dejan huella. Personalmente me ha gustado mucho, o mejor dicho, me ha dejado roto. Hay finales que no son buenos ni malos; son finales, punto. Y en esta ocasión no hay épica. No hay un combate final, una canción acompañando a una escena de felicidad. Solo hay una vida auto destruida por no saber cuándo dejarlo. La vida de esa persona que durante estos años hemos deseado que fuera feliz. Quizá erró al elegir el objetivo para vengarse. No fue capaz de finalizarlo y, para colmo, decidió abrir la herida una y otra vez.

    Sinceramente, me parece un cierre perfecto, mostrando un futuro bastante incierto con más papeletas de acabar mal que bien. Porque esta vez no se nos cuenta algo épico; esta vez solo se expone lo sucedido. Como la vida misma.

  2. Es muy curioso porque, al ser tan humano y tener tantas capas, estoy viendo que las impresiones generales de TLOU2 de los compañeros con los que he hablado depende en muchas ocasiones de su relación con Abby. No recuerdo ningún juego en el que tu relación con un personaje tenga tal vinculación con tus impresiones generales. Es algo interesante de explorar.

    No lo considero una obra maestra y tampoco creo que la historia sea la mejor jamás contada en un videojuego, me parece un videojuego excelente del que el AAA tiene bastantes cosas que aprender. Por lo que he visto en Twitter, o vas a muerte con TLOU2 o te parece una mierda; parece que los grises se están perdiendo. Tengo ganas de escribir, pero aprovechando que no tengo embargos ni prima la actualidad y la inmediatez en mi caso, voy a dejar las ideas reposar.

  3. Se me han puesto los pelos de punta al leer el texto y volver a recordar su final.

    La conclusión que yo saco con todo esto es que la venganza ha hecho que tanto Ellie como Abby lo pierdan absolutamente todo.

    Ellie pierde a Dina y su hijo, la confianza de Tommy, su estabilidad en Jackson y la posibilidad de tocar la guitarra, lo único que le hacía recordar a Joel como una gran figura paterna, y no como el que «la privó de que su vida salvase a la humanidad».

    Abby nada más vengarse pierde a sus amigos, los cuales ya no pueden ni mirarle a la cara. Aunque al final los pierde del todo al irse en busca de Lev, el cual, por su egoísmo, pierde a Yara, su hermana.

    Al final empatizas con Abby, acabas entendiendo por qué hizo lo que hizo, y en definitiva, si estuviese en su piel yo también hubiese hecho lo mismo. Y no llegas a empatizar con Ellie, ya que estás pensando todo el rato que no será mejor que Abby si hubiese finalizado su venganza.

    Llegas a odiar a Abby, llegas a odiar a Ellie y al final llegas a odiarte a tí por participar en los actos de estos dos personajes.

    • tienes razon amigo un buen final seria que en ves de que abby y ellie pelearan se dieran la mano y olvidar que todo haya sucedido pero no la sed de venganza de ellie hizo que todo se fuera al caño y que no tengamos el final que todos hubieramos querer ademas pensandolo bien cuando abby perdona a ellie hubiera sido el cierre perfecto para TLOU2 y tal ves solo tal ves un final abierto a posibilidades para una continuacion (TLOU3)

  4. Hay mucho que reflexionar…yo creo que es uno de los juegos más relevantes de la historia y además creo que el auténtico trasfondo de todo más qur la venganza que todo lo destruye, el mensaje sobre el que todo ronda es la empatía, o más bien la falta de empatía. Abby no sabe por lo que paso Joel para tomar esa decisión y Ellie tampoco sabe lo que sufrió Abby y en ese mundo nadie se preocupa de entender los motivos de los demás para hacer lo que hacen. Lo ves en ellas pero también cuando Issac quiere matar a Lev sin importarle que es un niño, solo por se un Scar debe morir. Otra cosa muy interesante que hace el juego es ver como en los 3 dias de Ellie, esta recorre el camino hacia la venganza que Abby ya ha recorrido hasta llegar a Joel. Abby comprueba que la venganza y la violencia te destruye y Ellie tiene que recorrer ese mismo camino hasta llegar a entenderlo por si misma. Abby vuelve a caer en el pozo cuando encuentra a todos muertos justo cuando llega con Lev dispuesta a irse con Mel y Owen con los luciernagas y así dejar atras esa guerra infinita que tienen los 2 bandos y gracias a Lev vuelve a perdonar a Ellie y a Dina. Cuando finalmente Ellie consigue perdonar a Abby encuentra de paso, la llave para perdonar a Joel pero el precio que han pagado las 2 es demasiado alto, al final, esa venganza les a llevado a perderlo todo. Creo que el juego lo hace casi todo bien u el mensaje es brutal. Ahora entiendo a Ángel cuando me decía que sentía que sobraban algunos tramos de la parte de Abby, creo que el juego tiene o quiere hacer demasiadas cosas ahí, no solo hacernos empatizar con Abby, también profundizar en el conflicto de los dos bandos y muchas otras cosas, ahí puede que el juego peca de ambicioso pero creo que lo resuelve bastante bien por eso creo que hay 2 juegos en uno y que al final los une para completarlo, pero si a mi me preguntas, creo que al final y por estos motivos creo que al juego le faltan unas cuantas horas y entonces si podría haber explicado bien todos estos temas que intenta enseñarnos en la segunda parte con Abby. Es decir, si solo intentara que empatizaramos con Abby estaría deacuerdo con esa opinión, pero al intentar contar tantas cosas en ese tramo, considero que le faltan unas horas más para poder desarrollarlo todo tan bien. Como conclusión, me parece un juego redondo, valiente y como digo muy muy relevante. Un 10.

    • Muy de acuerdo. El mensaje es muy jodido y me dirás qué necesidad tiene Ellie de joder lo que tiene con Dina y su bebé. Estaban viviendo un sueño dentro de la pesadilla, y el odio hace que se le joda todo. En cuanto a Abby, ella perdió a su padre a manos de Joel, ya llevaba una mano perdedora, pero cuando conoces su mundo y su grupo de colegas, incluso al que podría ser su pareja… Aprenden la lección de la manera jodida.

  5. A mi personalmente me hubiera encantado matar a Abby y no quería completar la fase en la que tienes que golpear a Ellie, y realmente disfrutaba cuando veía que le clababa el machete a Abby o cuando le dispara dos veces con la escopeta. Y en cuanto la personaje de lev es una pena que no sea jugable

  6. Por temas laborales, familiares, pandemias y demás, he necesitado bastante tiempo para poder acabar el juego y, ¡por fin!, empezar a poder leer y comentar en foros.
    Lo terminé anoche, creo que aún ahora tengo las tripas revueltas. Naughty Dog lo ha vuelto a hacer, a hecho de una secuela algo que ninguno esperábamos.
    ¿Joel muerto al cuarto de hora? Ja!
    ¿Empatizar con la hijuaputa que lo ha matado? Ja!
    ¿Ellie convertida en un ser odioso hasta lo más profundo? Ja!

    Este juego cambia las perspectivas de muchas cosas, de los maniqueísmos de buenos y malos. No amigos, cada uno es «uno mismo y sus circunstancias», no existe el bien y el mal. Todas las muertes del juego (Jesse, Yara, Mel, Owen, Manny…) son crudas y secas, no hay épica, sólo un tiro y se acabó.
    Odio y venganza, ¿así queremos vivir? ¿Qué nos aporta y cuánto perdemos?
    Es un juego que te remueve todo por dentro, que te hace pensar en la propia esencia del ser humano. No es un juego para todo el mundo, eso está claro, pero en mi caso os digo que ha llegado del tirón a la cima del Olimpo de los videojuegos, allí donde sólo llegan los mejores de todos los tempos.

Deja un comentario