A State of Decay le mata su ambición

Cogí State of Decay con ganas, no te voy a engañar. Un juego de supervivencia entre zombies, con la posibilidad de construir, aumentar las habilidades, explorar y acceder a un árbol de misiones secundarias me sonaba como a un título que copiaba homenajeaba a mi venerado Dead Rising. Y me he dado una hostia.

State of Decay

Tan profundo como carente de tirón

Por desgracia, el resultado, o al menos las sensaciones que me han quedado, es un juego que muere, siempre según mi opinión, por ser demasiado ambicioso. Cierto es que lo he jugado únicamente durante unas 2 horas, pero no me ha transmitido demasiado. El componente sandbox está ahí, es evidente, al igual que otros elementos que uno no esperaría encontrar en un juego descargable, como la aparente profundidad de las relaciones entre personajes o las misiones secundarias.

Pero al entrar en materia el castillo de naipes se desmorona y me he encontrado con un título técnicamente justísimo con unas mecánicas de juego desconectadas entre sí carentes del atractivo suficiente como para dedicarle las horas que, intuyo, son necesarias para sacarle el jugo a State of Decay. Si eso lo combinamos con el hecho de que el sistema de combate no es precisamente para tirar cohetes, el encanto del juego de Undead Labs se evapora a las primeras las segundas de cambio.

También es cierto que quizá iba demasiado condicionado a encontrarme con un asequible arcade a lo, salvando las distancias, GTA. Así, State of Decay se me ha atragantado, y me considero incapaz de escarbar más allá de las primeras horas de juego en su propuesta para intentar encontrar un atractivo que me pueda llegar a mantener pegado a los mandos.

  1. Reseña muy contundente en sus conclusiones para lo poco que profundizas en la misma. Dices que las mecánicas de juego están desconectadas pero no explicas porqué, y que el sistema de combate no es precisamente para tirar cohetes pero no cuentas en que consiste. Supongo que será porque las 2 horas dedicadas al juego no te han permitido entender nada y simplemente tus expectativas eran demasiado altas. ¿no?

    • Sí, me esperaba algo totalmente diferente y es evidente que 2 horas no dan para profundizar en sus aspectos, pero es que la primera capa me ha atraído tanto que no creo que vuelva.

      Puntualización: no es reseña, es “Impresiones”, o “Jugando”, como lo llamamos por aquí.

  2. Comparto totalmente lo que dices. Un juego que no llega a enganchar en ningún momento y técnicamente justito justito. Una pena.

Deja un comentario