Unity está alejado de la realidad

Si nunca te has adentrado al estresante mundo de desarrollo de videojuegos, entonces probablemente el nombre Unity no te sea familiar o quizás solo hayas visto de reojo su logo en algún juego. Pero dentro de este ámbito es reconocido por ser uno de los motores de videojuegos más versátiles y populares que existen.

unity-technologies

Juegos como Hollow Knight, Outer Wilds, Genshin Impact e incluso Pokemon GO fueron desarrollados enteramente en este software. Y dan una idea de lo que se puede crear dentro de el mismo.

Ahora sumando sus diferentes fuentes de ingreso como suscripciones e ingresos compartidos junto con el soporte de una comunidad de desarrolladores, dan como resultado una compañía bastante estable y reconocida. Sin embargo su mayor problema viene en las personas que la administran, ya que parecen empeñados en dispararse a sí mismos, y no una, sino hasta cinco veces.

Su problemas vienen desde hace unos meses, comenzando con el despido de 200 personas. Esto por sí solo no suena raro. Pero se debe tomar en cuenta que el CEO John Riccitiello, ex-presidente de Electronic Arts, habría mencionado en una reunión que no habría despidos. Llegando a afirmando que la compañía estaba financieramente estable. 

Solo para dos semanas después anunciar la fusión de la compañía con IronSource, empresa dedicada a la creación de herramientas para la  monetización de aplicaciones. Todo bien hasta que algunos empezaron a cuestionar su turbio pasado como desarrollador de InstallCore, un programa catalogado como malware.

Y bueno dos errores los comete cualquiera. Sino fuera porque durante una entrevista acerca de esta fusión John llamó «Los mayores idiotas de mierda» a desarrolladores que no piensan en la monetización. Por supuesto este comentario provocó el enojo de mucha gente y pronto se publicaron dos disculpas, alegando que había sido sacado de contexto. (Excusa que difícilmente alguien se cree)

unity-technologies-office

Para empeorar las cosas recientemente hubo otra serie de despidos, esta vez de 600 personas, cerrando varías oficinas de paso. Incluso hubo un caso que resonó bastante, ya que una empleada criticó a los ejecutivos de Unity por su desconexión de la realidad. Lo que resultó en su despido tras unas cuantas horas de su publicación, debido al incumplimiento del código de conducta. 

Si bien han habido bastantes olas de despidos en diferentes empresas de tecnología. En este caso cada versión del motor suele introducir nuevas características que ayudan a facilitar el desarrollo de juegos. Características que requieren actualizaciones y si se despide a más del 10% de su plantilla claramente tendrán sus retrasos o los empleados se verán forzados a trabajar más tiempo. O las dos. 

Ciertamente Unity ha empeorado su reputación en gran parte de la comunidad de desarrollo, en especial la indie, e incluso ha sacado a relucir su problemático ambiente de trabajo. Pero no parece que vaya a detener su crecimiento y expansión, e incluso parece tener planes para hacer que sus empleados regresen a trabajar a sus oficinas.

  1. Unity es una pena.
    Toda la accesibilidad y documentación que tiene has sido y es una de las mejores cosas que le ha pasado a los videojuegos.
    Que solo vean beneficios… casi que prefiero pagar 50 pavos por licencia si van a llevarlo mejor.

  2. Esto es lo que pasa cuando pasas de crear un proyecto con ilusión y trabajo, para después convertirlo en una máquina de generar dinero.

    Les pasó a Blizzard, a EA, a Ubisoft y a todas las compañías que contrataron CEO’s que no tenían ni idea de lo que era hacer videojuegos, pero sí de sacar rentabilidad.

    Está bien querer monetizar tu creación, pero no debería ser el pilar básico. Si haces bien tu trabajo y pones pasión, el dinero suele llegar solo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − cuatro =