¿Vale la pena ver The Game Awards 2017?

The Game Awards poco a poco se va transformando en uno de los eventos más tradicionales del sector. El último gran espectáculo del año donde podemos presenciar novedades a nivel de títulos y jugabilidad de los mismos, y donde grandes figuras del sector de reúnen para celebrar lo mejor de los últimos doce meses. ¿Valdrá la pena esta nueva versión del evento?

The Game Awards

Un concepto en constante evolución

Si comparamos el primer The Game Awards, que sucedió hace ya tres años, podemos evidenciar el cambio que ha sufrido el evento. Cambios que en general han sido para bien y van muy de la mano de la idea que tiene Geoff Keighley, creador el mismo, el cual asegura que en esta ocasión va a conseguir realizar el espectáculo de la forma que siempre lo quiso.

Siendo así las cosas, hemos podido ver cómo pasamos de tener una simple entrega de premios, a un evento con música en vivo, anuncios de nuevos títulos, bastantes celebridades y un ambiente bastante distendido, todo esto con el apoyo de pesos pesados de la industria como: Nintendo, Sony y Microsoft, los cuales incluso se suman a la fiesta realizando rebajas de los titulos nominados. Hay que admitirlo Keighley tiene muy buenos contactos.

The Game Awards

Geoff Keighley durante los Game Awards 2015

Los anuncios, lo que más atrae

El motivo principal por el que asisto, de manera virtual claro, a The Game Awards, es para presenciar los nuevos juegos y adelantos por parte de las compañías. Este año se presenta como uno de los más grandes en ese aspecto, ya que por tendremos por lo menos trece (13) nuevos anuncios.

Uno de los que ya está asegurado es el mapa del desierto que estará llegando a PlayerUnknown’s Battleground con su lanzamiento oficial. Entrando a un plano más especulativo, es bastante probable que Death Stranding muestre por fin su jugabilidad, recordemos que Keighley y Kojima son mejores amiguis. Me atrevo a decir que también veremos algo de Anthem.

PUBG

En esta ocasión tendremos orquesta

Uno de las grandes novedades para The Game Awards 2017 es la presencia de una orquesta en vivo para amenizar la velada. Me imagino que estarán interpretando las canciones de los juegos nominados en las diferentes categorías y también pueden estar presentado alguno de los clásicos de la industria.

Claro que no solo la orquesta estará amenizando la velada, también tendremos bandas en vivo y espero que no se pierda la costumbre de tener a los músicos de los juegos nominados presentando parte de su trabajo. Aun no sale de mi retina y oídos la presentación de la banda sonora de DOOM durante la edición pasada.

Los premios como eje central

No nos podemos olvidar que el principal motivo de este evento son los premios y en esta ocasión no va a ser la excepción. En lo personal esto nunca ha sido uno motivo de peso para ver The Game Awards, aunque siempre es interesante conocer las personas detrás de los títulos más importantes del año.

Este procedimiento no cambia mucho con el pasar de las ediciones. Se anuncia un ganador, parte del equipo de desarrollo sube, da las gracias, dice unas palabras y ya está. No creo que en esta ocasión veamos algo diferente y sigue sin tener el peso suficiente, por lo menos en lo personal, para llevarme a ver el evento.

The Game Awards

¿Y entonces vale o no vale la pena?

Creo que hay elementos de peso para decir que si vale la pena. Poder decir que vamos a poder tener novedades de títulos y adelantos de los mismos ya casi terminando el año, es un motivo que para mi tiene el suficiente valor para decir “yo quiero verlos”. De igual manera no hay nada mejor que una buena orquesta interpretando música de videojuegos, pero es mucho mejor poder escucharlos de manera gratuita.

Por lo general no me motiva nada relacionado con The Game Awards, más alla de los anuncios, pero en este 2017 le voy a dar una oportunidad al evento en general y ver si es verdad que debemos esperar lo inesperado.

  1. Por mi parte espero Death Stranding y el DLC de Breath of the Wild. Y luego otras sorpresas más. Yo lo veré enterito. Espero que no decepcione.

Deja un comentario