La terapia de Powerwash Simulator y los chorrazos

El secreto está en las cosas sencillas, en las mecánicas simples, directas, mundanas. Sólo así se entiende a cómo reacciona mi cuerpo a Gas Station Simulator o a Vampire Survivors, dos títulos que me dan la vida. O me la quitan.

En fin, que he conectado con otro juego que va de frente a 200 por hora. PowerWash Simulator te presenta un simulador de limpiar cosas con agua a presión. Vamos, que es como si tuvieras monedas infinitas en un auto lavado, y en vez de tu coche te pusieras a limpiar cosas como un tren, una sonda espacial o el jardín de una casa.

Cada elemento a limpiar tiene mil y un rinconcitos que necesitarán que les dediques una atención particular y no pases el chorrazo a toda hostia. Es precisamente en esa combinación de apuntar a todos lados con la calma pero luego buscar los recovecos que quedan por limpiar lo que provoca una satisfacción, aunque cuando ya queda poco para acabar la faena lo cierto es que es un poco pesado el buscar las últimas esquinas, por mucho que se use el detector de suciedad restante.

El orgasmo a nivel de sensaciones es la forma en la que se han implementado las diferentes potencias de la manguera, que se nota gracias a un brutal uso de la vibración del mando. El agua está también magníficamente implementada, y las diferentes potencias y sus efectos son tremendamente gratificantes para el jugador.

Para la tarea de limpiar contamos con un buen montón de diferentes tipos de chorro, así como de productos que nos permiten limpiar más rápidamente superfícies concretas. Los productos, que suelen específicos por superficie, hay que ir reponiéndolos a medida que vayamos usándolos, porque se irán gastando. Para ello usaremos el dinero que iremos consiguiendo completando objetivos en las misiones, que consistirán básicamente en limpiar secciones de cada nivel.

Tengo que destacar el componente multijugador de PowerWash Simulator, pues hasta 6 jugadores se pueden liar a manguerazos en algunos de los modos del juego. Y aquí, sin que siente precedente, sí que se pueden cruzar los rayos.

PowerWash Simulator está disponible para todas las plataformas, incluyendo Gamepass, así que si tienes el servicio de Microsoft siempre puedes probarlo sin tener que pasar expresamente por caja. Un pozo de horas muy satisfactorio.

Deja un comentario