Y sin embargo, yo lo daría todo por poder sentir…

A mi me gusta ver cuadros, visitar museos. Es decir, me encanta visitar edificios como el Louvre, con su estatuas representando a los grandes artistas cuyas obras se albergan en el interior(¿a alguien más le recuerdan al menú de selección de personaje del Kingdom Under Fire?), su doble pirámide, etc. Yo no entiendo de pintura, pero hay cuadros que me atrapan, me obligan a intentar introducirme en ellos, en el pensamiento del pintor, en qué sentía cuando lo realizó, qué es lo que quería expresar con ellos… Pero, exceptuando unas pocas obras, a mí los cuadros, por regla general, no me emocionan. ¿Entonces porqué se me ponen los pelos de punta cada vez que veo el anuncio de Gears of War?

He buscado en la util página de la Real Academia Española, la RAE, la definición de “arte”. Las diferentes acepciones son las siguientes:

arte.
(Del lat. ars, artis, y este calco del gr. τέχνη).
1. amb. Virtud, disposición y habilidad para hacer algo.
2. amb. Manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros.
3. amb. Conjunto de preceptos y reglas necesarios para hacer bien algo.
4. amb. Maña, astucia.
5. amb. Disposición personal de alguien. Buen, mal arte
6. amb. Instrumento que sirve para pescar. U. m. en pl.
7. amb. rur. Man. noria (ǁ máquina para subir agua).
8. amb. desus. Libro que contiene los preceptos de la gramática latina.
9. amb. pl. Lógica, física y metafísica. Curso de artes

A no ser que la vista me juegue una mala pasada, que todo podría ser, en ninguna de ellas se menciona la palabra “Sentimiento”. Es decir, que, siempre según la RAE, el arte no tiene porqué emocionar.

Hace tiempo escribí en este blog un artículo en el que defendía el porqué considero que los videojuegos no son un arte. Resumiría mi punto de vista con mi convencimiento de que toda obra alterada por el público al que está dirigida deja de ser arte: arte, considero, es la obra recién creada, en su estado original. Y jugar a un juego, por su naturaleza variable, dista de ser algo estático. En dicho artículo también dejaba claro que considero que todos los elementos que conforman un videojuego (gráficos, música, animaciones…) sí que pueden llegar a ser considerados obras de arte de forma individualizada, incluso combinándolas en algo estático como una intro… O un spot.

El spot de Microsoft para promocionar Gears of War en nuestro país ha conseguido lo que a otros les provoca el admirar el David de Miguel Ángel o La Última Cena de Leonardo DaVinci: emocionarme. Y eso que las imágenes sin música no dejan de ser eso, imágenes de un juego de guerra. Quizá sea mucho el mérito de la música, “Mad World” de Gary Jules, pero el conseguir que lo último que piense el anónimo espectador es que está visionando algo relacionado con el videojuego, cuando así es, es algo emocionante para la Industria. Y más si tenemos en cuenta que se trata de un shooter, algo bastante alejado de lo que se considera un producto Casual para todos los públicos.

Lo que quería remarcar es que el spot es un anuncio sobre el juego, no el juego en si. No tiene indicadores de vida, no tiene contador de balas, las cámaras son diferentes… Es como esos trailers de películas malísimas que te enganchan y que hacen que vayas a ver esa película porque te guste su anuncio, aunque tus amigos, que ya la han visto, te prevengan contra ella. Con ésto no estoy diciendo que Gears of War sea peor de lo que el anuncio muestra, sino que quiero poner en evidencia que la experiencia de jugar al juego es diferente a la de visionar el trailer. Son especialidades diferentes que provocan sentimientos diferentes. Y con las intros pasa lo mismo: ¿Porqué los desarrolladores acuden al formato película para arrancar la lágrima fácil? Yo opino que es porque es una forma de controlar la experiencia del jugador.

Si olvidamos de la definición de la RAE, y aceptamos que el arte debe emocionar, este anuncio sería el argumento que yo escogería para defender que los videojuegos no son un arte. Y es que no hay videojuego que garantice que vayamos a sentirnos durante la partida como durante el minuto y poco que dura este anuncio en las escenas interactivas. Y es que imaginaros que el soldado del anuncio, controlado por el jugador, se pusiera a saltar aleatoriamente como si esquivara balas en los primeros Counter-Strike ¿Provocaría las mismas sensaciones? Yo estoy convencido que no.

Enlaces:

  1. Pregunta :

    ¿Entonces porqué se me ponen los pelos de punta cada vez que veo el anuncio de Gears of War?

    Respuesta : Porque eres un freak.

    de buen rollo eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

  2. Porque se te ponen de punta con el anuncio de gears of war? porque es lo que quieren conseguir, poner una musica sentimental para intentar hacer creer al jugador que este juego tiene una trama muy buena, pero vamos, gears of war de eso tiene poco.

  3. No es la trama lo que “me pone los pelos de punta”, porque poca trama se explica – ni tan siquiera se insinúa – en ese spot: un tio saltando por una ventana y disparando a un monstruo. Lo que defiendo en el artículo es que lo que emociona es algo que no se puede controlar cuando se trata de una pantalla interactiva y no de un video: la ambientación.

  4. Discrepo contigo. A mi, personalmente (y si, soy un freak), si ha habido escenas de videojuegos que me han llegado a poner la carne de gallina. Por citar unas cuantas: La intro de FF6, ciertos momentos en la casa del primer resident evil, ver los magnificos paisajes místicos del primer tomb raider, las catedrales gotico-vampíricas de nosgoth en bood omen/soul reaver, un vuelo en grifo de world of warcraft, un asalto en vehiculo volador mientras empieza a sonar la bso chill out de halo 2, ver como se marcan en tu rostro y tu cuerpo las cicatrices de la batalla en fable, la oscuridad que te envuelve en doom 3… Y así se podria seguir durante muchisimo tiempo. Lo que está claro es que los sims NO son arte. Fifa NO es arte. El 90% de los videojuegos NO son arte. Pero tampoco es arte shakira, el regueton, operacion triunfo, un bote de meado en un altar, un amasijo de hierros sacado de un contenedor de basuras y expuesto en el MOMA de Nueva York, las peliculas de adolescentes raptadas/institutos/trenes descarrilando de antena 3 los sabados por la tarde… Eso no es arte, es entretenimiento.
    Perdon por el rollo pero es lo que pienso, el arte se puede manifestar de cualquier forma, y en los videojuegos también existe. Un saludo.

  5. Azche,

    >La intro de FF6, ciertos momentos en la casa del primer resident >evil, ver los magnificos paisajes místicos del primer tomb >raider, las catedrales gotico-vampíricas de nosgoth en bood >omen/soul reaver, un vuelo en grifo de world of warcraft, un >asalto en vehiculo volador mientras empieza a sonar la bso chill >out de halo 2, ver como se marcan en tu rostro y tu cuerpo las >cicatrices de la batalla en fable, la oscuridad que te envuelve >en doom 3…

    y de éstas, ¿Cuántas son interactivas? 🙂

    Tan sólo la del asalto en vehículo volador con la música de Halo 2 de fondo… Imagínate que estás en medio del asalto y te liquidan de buenas a primeras, o pierdes el control, o simplemente estás viendo como otra persona que no tiene ni idea está jugando esa escena… Entonces la escena pierde su componente artístico a causa de un mal jugador. Esa escena sería escalofriante, te pondría los pelos de punta, pero bien jugada, con componente de emoción…

    En el artículo he intentado justificar que el arte tiene que ser estático para poder llegar a ser admirado. Algo que está condicionado a factores externos creo que no puede ser considerado como obra de arte.

    Ésta es al menos mi opinión.

  6. Lo que me emociona de este trailer al igual que me ha ocurrido con otros, es que se asocia la música y la imagen de forma que se crea un ambiente idóneo. Le das humanidad a una animación en una situación extrema, te demuestran o te muestran el lado humano de un personaje y es fácil que te sientas identificado con el , cuantas veces hemos jugado sintiéndonos dentro del pellejo del protagonista.

    O acaso no recordáis la sensación de ser teletransportados a un torneo alienígena en Quake III Arena cuando estabais rodeados por enemigos y ni una bala en el cargador, cuando vuestra única salida era saltar sobre el numeroso enemigo que se os venía encima.

    Quake III Intro

    ….

    Si debe ser que me meto en el personaje.

  7. >O acaso no recordáis la sensación de ser teletransportados a un >torneo alienígena en Quake III Arena cuando estabais rodeados por >enemigos y ni una bala en el cargador, cuando vuestra única salida >era saltar sobre el numeroso enemigo que se os venía encima.

    También es una intro estática 🙂

  8. Evidentemente como dices puedes que el fin no sea nada artistico, si solo ves la superficie del juego, pero si analizamos como esta desarrollado a nivel de programacion y de diseño entonces se convierte en toda una obra maestra.

    un saludo y enhorabuena por tu blog.

  9. Es un hecho de que un Videojuego no pretende ser una obra de arte, por lo menos hasta donde he tenido la oportunidad de leer, nunca se ha pretendido serlo.

    Pero no hay nada mas bello que estar involucrado en un juego que tiene una trama muy bien armada; que la historia tiene un principio, un desarrollo y un final y que te invita a pasar las horas jugándolo. Y para muestra un botón, que hay de muchas de las versiones de Resident Evil o bien un Fahrenheit (Indigo prophesy en algunos paises) o un FatalFrame (Project Zero).

    En eso de que son dinámicos ahí si me permito discrepar, el juego siempre tiene un guión; una trama. Se te permite interactuar con el si, pero por mucho que intentes no llegaras a otro final que no sea el que los guionistas o el equipo de desarrollo hayan planeado para el.

    No quiero defender el punto de que son o no arte. Pero ¿acaso no se necesita una fusión entre las artes y la técnica para lograrlo?

    Lo único que puedo concluir es que el arte como la belleza está en el ojo de quien lo mira. He visto obras monstruosas que se consideran arte y juegos tan interesantes que pueden ser comparados con la experiencia de leer un buen libro. Talvez exagere con el ultimo comentario, pero ese es mi sentir.

    Saludos y felicidades por el Blog

  10. Pingback: Bad World | Akihabara Blues

Deja un comentario