Ys VIII Lacrimosa of Dana, primeras impresiones en Switch

Desde que supe que este juego iba a salir en Switch he querido poder jugarlo. Hay muchas alternativas en PS4, por lo que el juego en dicha plataforma no me llamaba tanto la atención. Pero para Switch tenía pinta de ser un juego perfecto.

Y esta Navidad pude hacerme con él a precio rebajado. Y la verdad, de momento, me alegro de no haber pagado precio de salida. Estamos ante un Action RPG con un estilo anime muy desenfadado. Ys VIII Lacrimosa of Dana viene en inglés, y si bien tiene bastante texto, podemos hacernos una idea de la historia principal e ir pasando los diálogos sin darles demasiada importancia, al menos en el principio.

Hay muchas conversaciones secundarias que no aportan mucho, y cuando estamos ante eventos importante el juego nos lo marca con escenas de video. De todos modos, para poder jugarlo no es necesario conocer el idioma, podemos saltarnos la parte de la historia y centrarnos en jugarlo.

A nivel jugable Ys VIII Lacrimosa of Dana es muy sencillo. Botones para atacar, saltar y esquivar. Además sólo tenemos un ataque principal, no hay ataque fuerte y débil, sólo tenemos uno. Y luego las habilidades. Conforme ataquemos llenaremos la barra de habilidad y podremos realizar ataques más poderosos.

En Ys VIII Lacrimosa of Dana no jugaremos con un único personaje, podemos llevar a varios, y cambiar para jugar con uno o con otro. De momento yo he desbloqueado dos, y tengo uno que hace ataques más débiles y más rápidos, y otro al revés, ataque fuerte pero muy lento.

Para curarnos tendremos que utilizar algún objeto. Eso sí, cuando abramos el menú para seleccionar objeto el combate se para, por lo que podremos elegir con calma que queremos gastar. También tenemos la opción de ir cambiando de personaje a otro con más vida, y dejar que los que tengan menos vida se las arreglen solos. Si un personaje muere podemos resucitarlo de dos maneras, o en un campamento descansando, o utilizando un objeto especial.

Señas de identidad

Como veis hasta aquí estamos ante un action RPG muy estándar. Algo que bien llevado, y con una estética anime chula, no necesita más. ¿Dónde están los problemas entonces? Bien, uno de ellos es la estética de algunos personajes. Los principales están muy cuidados, pero luego hay otros que son cuadrados. Igual hay gente que le gusta, pero a mí me saca completamente.

Pero el principal problema que me encuentro, de momento, es la manera de llevar el juego. Ys VIII Lacrimosa of Dana se divide por zonas bastante reducidas, y cada vez que cambiamos de zona nos encontramos con una pantalla de carga. Cierto es que la carga es bastante rápida, pero a día de hoy estar con zonas tan limitadas es un punto muy negativo. La justificación de esto está clara, y es que el juego ha salido también para PSVita.

No he podido probarlo ni en PS4 ni en PSVita, pero lo normal es que nos encontremos ante el mismo juego, y hayan querido aprovechar el desarrollo para cuantas más plataformas mejor. A esta sensación hay que sumarla que en lo que llevo de juego, me limito a recoger objetos y llevarlos al campamento,

Sé que llevo poco tiempo de juego, apenas 3-4h, pero me está costando mucho ponerme en serio con Ys VIII Lacrimosa of Dana. Igual cuando lleve 10h salgo de la zona en la que estoy y el juego mejora mucho, pero ahora mismo estoy más cerca de abandonarlo que de llegar a esas 10h de juego.

  1. Ys VIII es una maravilla de juego. Divertidísimo, con una gran banda sonora y una historia interesante. Lo que ha hecho Falcom con tan poco presupuesto es de admirar.

Deja un comentario