Los juegos de NMC: Carta de amor a la saga Zero Escape

Cuando te despiertes, recuerda que no sabrás donde te encuentras. Una habitación cerrada, un reloj en tu brazo izquierdo y muchas preguntas sin contestar r y un pensamiento que rondará siempre tu cabeza: ¿Quién es Zero? Así da comienzo la saga Zero Escape999: Nine persons, nine hours, nine doors

No puedes escapar de aquí

La saga Zero Escape es una de, a mi opinión, esas que pasan muy por debajo del radar de lo mainstream. Ambientada en un futuro cercano (el primer juego sucede en 2028) cada entrega de esta obra de Spike Chunsoft nos coloca en la piel de un grupo de nueve personas que, por azar del destino, han sido seleccionadas para participar en un juego. Uno donde fallar no es una opción si quieren sobrevivir. Bienvenidos a los Nonary Games.

Estos “juegos” son en definitiva una escape room de proporciones gigantescas en las que debes desenvolverte de manera inteligente para avanzar. Habitaciones repletas de pistas, acertijos y recursos para usar de manera inteligente para poder salir de ahí. Pero, si ese fuera su único atractivo, ¿realmente merecería la pena? Posiblemente no, porque lo mejor de Zero Escape no son sus puzles, que están bastante bien, sino su trama. Porque joder que trama.

Zero Escape: Virtue's Last Reward

Tiempo y espacio: una mente, un campo

La trama de toda la saga ronda alrededor de un factor: los viajes por el multiverso. Basándose en una serie de interpretaciones sobre la física cuántica (sobre todo el segundo título) y en la interpretación de la teoría del campo morfogenético de Rupert Sheldrake, pero sin ser exactamente la misma. Ambos conceptos se juntan dando los factores que determinan el devenir de la trama, y es que ciertas personas pueden acceder a ese “Campo Morfogenético” para obtener memorias de otras líneas temporales.

El funcionamiento de este poder se basa a su vez en la posibilidad de enviar la consciencia de uno a través del espacio-tiempo, pudiendo, por lo tanto, intercambiar la línea temporal en cualquier instante para poder obtener una clave que nos permita avanzar dentro de la primera. Esto en todos los juegos está bien resuelto, resultando creíble incluso su uso, salvo en el tercero donde a mi opinión se les va un poco de las manos.

Zero Escape: Zero Time Dilemma

Los modelados en 3D del tercero son horribles

Uno de vosotros es el culpable

Más allá de la posibilidad de cambiar de líneas temporales, cabe destacar que, al hacerlo, los personajes solo recuerdan retazos muy vagos sobre lo ocurrido en otra historia. Somos nosotros como jugadores los que debemos tomar nota (literalmente recomiendo coger papel y boli) y enfrentarnos a los puzles. Si, nosotros sabemos que ocurre en cada línea, y podría dar la sensación de que entonces el juego pierde parte de la gracia, pero no es así. La trama se monta con conocimiento de que el jugador sabe lo que sabe, y, por tanto, juegan con nosotros en todo momento.

La cantidad de vueltas de tuerca que plantea cada episodio de la trilogía es simplemente sorprendente. No es solo que cada ruta este perfectamente planeada, sino que, a menos que te hayas comido un spoiler de esos ricos, todo te viene de frente y te pilla al descubierto. Uno de nosotros es Zero, la cuestión es descubrir quien y escapar. Y creedme, el camino a la verdad esta lleno de muertes, errores e imposibles.

Zero the Third

Una trama al milímetro

En esta imprevisibilidad, este buen hacer de los guionistas, es lo que diferencia a la saga Zero Escape del resto de juegos de puzles. Una novela visual donde no solamente la trama es increíble sino donde además puedes creértela. El mundo que se plantea dentro de cada título esta interconectado de manera lineal con el siguiente, por lo que, si os atrapa, os atrapa del todo. Os atrapa por unos personajes excepcionales, donde nadie es quien parece ser y donde todos tienen un toque muy carismático que los hace especiales (y para mí, el mejor personaje es Phi, yo lo dejo ahí).

Me es difícil recomendar el juego sin mencionar la trama desde un punto en el cual no sean spoilers, por que es complicado teniendo en cuenta como cada título esta conectado y, si quisiera hablar del tercero, Zero Time Dilema, estaría obligatoriamente introduciendo el final del 1 y del 2, por lo que me lo guardaré para mí. Creedme, quisiera comentarla y me encantaría hablar de ella con gente, pero no quiero estropear esta maravilla a los que no hayan jugado a ningún título de la saga, o a gente como nuestro compañero Roselcost que, por algún motivo, solo se hizo una de las múltiples rutas que tiene el primer juego y lo dejo por pereza.

Por que jugarte a cualquiera de los títulos sin exprimirlo es no jugarlos. El final real se consigue inmergiendose en la trama y saboreado cada camino sin reparo. Ver como, por ejemplo y sin que sirva de precedente, en la trama del primero las conversaciones que tenemos con los personajes cambian drásticamente a partir de la mitad del juego si has escogido en la ruta anterior ir con ellos. Te toman confianza, descubres secretos y es gracias a ellos que más adelante desbloqueas las “puertas” para obtener un final mejor. Y este es el ciclo hasta que, una vez tienes todo lo necesario, puedes enfrentarte al final del juego y avanzar al siguiente título.

Zero Escape: The Nonary Games

Carta de amor

Se que soy muy pesado cuando un juego me fascina, pero en el caso de Zero Escape he llegado al punto que llegué con Yakuza. Es un gran juego, pero además es algo más. Son unos personajes, unas situaciones y un hilo conductor que muere en ramas alternativas para darnos ese final que, hablando mal, nos rompe el culo y nos deja sin dormir. Los tres juegos están para 3DS, PlayStation 4, PS Vita Steam. En las tres últimas plataformas podemos encontrar los dos primeros en un solo envase como es Zero Time Escape: The Nonary Games.

Así que, si sabéis inglés, haceros un favor y darle una oportunidad al primero. Si no os llama, lo siento, pero si os mola, mandadme un privado en twitter si queréis y compartirme vuestra opinión, hablad conmigo del juego. No os arrepentiréis.

Deja un comentario