Patapon 2 – Análisis PSP

null

No es ningún secreto que Patapon fue el juego que más me sorprendió, seguido de cerca por Valkyria Chronicles, del 2008. Simple, artístico, adictivo. Pero con un componente estratégico sorprendente para un título que era vendido como musical. Todo el mundo se quedó con la cantinela PATA-PATA-PATA-PON pensando que era una suerte de Guitar Hero en la que meneábamos extraños seres unicabezones cuando realmente se trataba de un título de estrategia en el que el control del ritmo definía los pasos de un ejército de valerosos tatepones, yaripones y hatapones…

El éxito, el revuelo, la sorpresa que causó la obra diseñada por Rolito en un catálogo de PSP del que se apoderaba la desconfianza presagiaba la aparición de una secuela simple, la que hoy estamos analizando y, quién sabe, la de una compleja destinada a otras plataformas no portátiles y de la misma marca…

¿Qué nos encontramos pues en esta segunda parte? Un juego mejor a todos los niveles, que establece una línea continuista con la primera parte y que gusta, aunque ya no sorprenda. Entre las novedades que podemos reseñar está la aparición de un discreto modo multijugador (que se puede jugar en solitario con tres bots) y que nos obliga a transportar un huevo mientras nos enfrentamos con un final boss. Del resultado del combate, del cumplimiento de los requisitos y del cumplimiento de la misión dependerá que de él salga un cisne o un patito feo.

null

La otra gran novedad es la aparición de nuevas unidades de destrucción masiva: los alados toripon , los bravos robopon y los misteriosos mahopon. No debemos olvidar la inclusión de los héroes que, a diferencia del resto de unidades, son capaces de revivir tras sucumbir en la batalla (a menos que sea con un final boss que se lo zampe). La evolución de las unidades también ha cambiado respecto a la primera parte. Ahora debemos hacerla a través de un complejo árbol genealógico y elegir entre las decenas de posibilidades, algo que a los que sean nuevos en el sistema Patapon o no muy duchos en estrategia, les va a costar más de un dolor de cabeza.

null

La mecánica del juego es idéntica, a pesar de las capacidades que las nuevas unidades aportan a los combates. Hay que seguir el ritmo con la mayor precisión posible para atacar, defender o hacer que sucedan milagros en el momento justo de la batalla. Hay algo que me ha llamado poderosamente la atención: mientras que en la primera entrega no era extraño perder el ritmo un par de veces durante un nivel (había enfrentamientos larguísimos) en Patapon 2 el sistema se ha “mejorado” y es más difícil fallar la nota correcta y, por consiguiente, no alcanzar el estado febril. A pesar de que el número de melodías de fondo ha aumentado geométricamente es más sencillo seguir el ritmo. Afortunadamente la dificultad no radica ahí, sino en la adecuada elección de unidades, su evolución y en el rejugar las pantallas de caza y de jefes finales para potenciar a los patapones. En esta ocasión tenemos la posibilidad de elegir entres tres niveles, aunque a los que os hayáis pasado la primera entrega os recomiendo ir directamente al difícil.

null

De Patapon 2 sólo se puede afirmar que mejora en todos y cada uno de los aspectos a la primera parte (melodías, gráficos, unidades, opciones estratégicas, número de niveles y longevidad, opciones multijugador) pero que, por extraño que parezca, no deja la impresión de ser mejor que la primera parte. Tal vez lo que supuso sorpresa el año pasado, la novedad que ya no lo es, hacen que lo veamos como un juego que está muy bien pero que al no causar asombro en nuestras mentes nos deja el sabor de ya mascado. Es extraño pero lo mismo se podría decir de otro título de PSP, Lumines 2, a todas luces mejor en cada una de las partes que su predecesor, pero incapaz de dejar su impronta. Aún así un título que está en el top de los más tops de PSP, que no defrauda y que es un valor sobre seguro para todos aquellos que no lo conozcan y un agradable reencuentro para todos los que se deleitaron con él hace un año.

null

Enlaces | Web oficial y minijuego flash

  1. Es normal que no se pueda decir que es mejor porque al ser el primero perfecto en la jugabilidad, solo se podian mejorar apartados que no dejan un juego de este estilo en la memoria.

    Me alegro de que lo mejore todo.

  2. Coincido totalmente con tus comentarios.

    No he podido jugarlo en profundidad pero la sensación que me ha dejado es que esta segunda parte es tal y como debería haber sido la primera.

    El primer juego lo acabé a pesar de que se me acabó haciendo cansino, y las mejoras en esta versión me parece que aportan ese plus que le faltaba al primero para ser un buen juego de principio a fin.

  3. Pingback: ¿Patapon + FFVII? [Hype ++++] | Akihabara Blues

Deja un comentario