Análisis Pain para PlayStation 3




Pain para PlayStation 3 es el equivalente a Boom Blox de Wii. Lo que significa que es un sandbox de explosiones que consiste básicamente en intentar destrozar todo lo que podamos utilizando el arma definitiva: El cuerpo del personaje protagonista lanzado mediante una catapulta. Tan doloroso como suena.

Lástima que una idea que demuestra tener tanto potencial se quede limitada a un juego sin ninguna profundidad más allá de las minipruebas que se irán planteando o los personajes, trajes y niveles que se podrán desbloquear. Eso sí, algunos de esos desbloqueables no tienen desperdicio (ver vídeo):

Pero no te confundas: Pain es un experimento muy divertido, al menos durante las primeras horas partidas. La experimentación con los diferentes elementos de los escenarios y retos produce una sana adicción de la que no te conseguirás librar hasta que no domines la mecánica de este juego de la PlayStation Store.

  1. Pingback: VGLevel | Blog sobre videojuegos y tal » Blog Archive » Pain

  2. Lo tengo desde que practicamente salió a la venta y, como bien decís, la poca prufundida me ha hecho agarrarlo pocas veces. Era divertido al principio, pero a los pocos dias ya no conseguía encontrarle el aliciente para jugarlo nuevamente.

  3. Hola gente! Tras unos dias de vacaciones por el pueblo de mis abuelos ya estoy de nuevo por aqui… 😀

    A mi el Pain, a pesar de haber visto bastantes videos de el (los que ofrecen en el store), nunca ha terminado de llamar la atencion. Parece un juego curioso cuanto menos, pero no creo que lo llegara a aprovechar demasiado…

  4. Pues ojo, porque es más profundo de lo que parece. Probando los múltiples modos de juego de los que hace gala, hay retos multijugador muy, muy interesantes… como aquellos que te obligan a trincar cajas-bomba con las manos para lanzarlas estratégicamente y poder hacer más puntos que tus rivales.

    En fin, que es más de lo que se ve a primera vista, en serio.

  5. Pingback: Angry Birds anunciado para PSP, Nintendo DS y PS3 | Akihabara Blues

Deja un comentario